La tarta es un tipo de postre convencional y muy sabroso, la forma que tiene es circular y además está integrada de uno o más niveles de masa dulce, la cual es cocinada en un horno y posteriormente adornada con diversos ingredientes. Se pueden encontrar diversos modelos, pero en este artículo se hará referencia a la tarta de verduras.

tarta de verduras

¿Qué es una tarta?

Como se pudo observar de manera breve en la introducción, la tarta es un tipo de postre convencional en varios países, la forma que posee la tarta es redonda y se encuentra constituida por uno o varios nieles de masa dulce, misma que es cocinada en el horno. Luego de su cocción, se pasa a decorar con diversos ingredientes, como pueden ser frutas, chocolate, cremas, en fin, cualquier cantidad de ingredientes, su composición va a depender de cuál sea el tipo de tarta que se quiere llevar a cabo.

La denominación tarta es proveniente del francés (tarte), las tartas de manera habitual juntan un determinado modelo de sub artículo derivado del trigo, un elemento endulzante, huevos, grasa (aceites, mantequilla, etc.), líquidos (Leche, agua, jugo de alguna fruta), entre otras cosas. Las tartas que son de un volumen más pequeño son conocidas como tartaletas.

De manera habitual, la tarta es escogida para ciertos eventos, como por ejemplo ceremonias, bodas o el festejo de algún cumpleaños. Dependiendo del lugar donde se lleve a cabo, existen costumbres, donde la pareja que se está casando, son los que efectúan el primer corte de la tarta, la cual se acostumbra a repartir en diversos niveles. En el caso de los cumpleaños, encima de las tartas se colocan velas, las cuales son sopladas posteriormente a que el cumpleañero haya pedido un deseo.

¿Cómo hacer una tarta de verduras?

A continuación, se mostrará cuáles son los ingredientes y pasos que se requieren para llevar a cabo una muy rica y convencional tarta de verdura. Este modelo de tarta puede ser realizado tanto con espinaca como de acelga y acompañado con bebidas naturales como un Jugo de piña, por ejemplo. En esta particular ocasión, se escogió la acelga, pero no está de más aclarar que esto va a depender de las preferencias que tenga cada persona. Sin más preámbulo, descubre cómo preparar esta deliciosa receta.

Ingredientes

Los diversos ingredientes que se requieren para preparar la tarta de vegetales son los siguientes:

  • Acelga o espinaca (un kilogramo)
  • Cebolla grande (1)
  • Picadillo de carne (una lata, o también se puede colocar una pasta fabricada con carne y grasa)
  • Jamón cocido (seis fetas o paletas particulares)
  • Pascualina (dos tapas)
  • Huevos (tres)
  • Queso fresco o mozzarella (doscientos gramos)
  • Queso de rallar (cien gramos).

Procedimiento

  • Lo primero que se tiene que realizar, es agarrar una olla con agua y ponerla a calentar. En el transcurso que esta se va calentando, se aprovecha para ir limpiando de buena manera el vegetal, cortando además sus tallos (esto es algo que se puede hacer sin la necesidad de un cuchillo o algo por el estilo).
  • Se deja hervir el vegetal durante un período de tiempo de diez minutos. Ya luego de que el vegetal y el agua hayan alcanzado el punto de ebullición, se extrae de la olla y se coloca en un escurridor (o colador) y se refresca la verdura con agua fría (se puede dejar por algunos minutos).
  • Por otra parte, para aprovechar el tiempo, se va a ir picando la cebolla, luego de haberla cortado, se pasará a dorarla a un nivel de fuego bajo. En ese transcurso en el que la cebolla se está dorando, ya el vegetal debería estar frío, por lo que se presionara con las manos y se sacara la cantidad más alta de agua que se pueda (hacer esto es de gran importancia, para evitar después que a la masa de la tarta de verduras le caiga agua).
  • Ya es la hora de colocar dos huevos a hervir, puesto que se requiere de que los mismos posean dureza, esto se puede llevar a cabo en una olla pequeña. Ya luego de que se encuentre la verdura sin la menor cantidad de agua posible, se procede a colocarla encima de la tabla y se empieza a picar.
  • Hasta este punto se sabe que se tiene la cebolla adquiriendo un color dorado a fuego lento, el vegetal picado y los huevos en proceso de ebullición. Se puede proceder a colocar una pequeña cantidad de aceite en una pizzera y poner una de las tapas de pascualina. Luego de esto se le añade la verdura a la cebolla (la cual ya debe estar dorada). De igual manera se añade el picadillo de carne y el queso rallado, se coloca todo a una temperatura baja y se va mezclando tranquilamente.

  • Ahora se procede a colocar las rebanadas de jamón encima del molde. Además, ya es momento de extraer del fuego los huevos que se encontraban hirviendo, se les quita la concha y se procede a picarlo, e igualmente el queso. Ya luego de tener todo esto preparado, se coloca el huevo que nos queda (es decir, el huevo crudo) y se mezcla de buena manera el relleno. Este es uno de los pasos importantes que va a ayudar a que el relleno tenga una textura compacta, obteniendo como resultado que no se desarme la tarta.
  • A continuación, lo que se debe realizar es colocar el relleno, conservando aproximadamente unos cuatro o cinco centímetros de la orilla del molde, para que después haya la posibilidad de realizar el pliegue con la tapa de arriba.
  • Ahora se procede a posicionar lo que nos queda, es decir, el queso y los trozos de huevo duro, trata de que queden con cierta separación unos de otros, esto con la finalidad que, al picar la tarta, todos puedan tener una porción de huevo.
  • A continuación, se procede a colocar la parte de arriba, es decir, la cubierta, este proceso es sencillo de realizar, solo se va presionando el borde para que se fije de una mejor manera, y evitar que se salga el relleno.
  • En el noveno paso, lo que se tiene que hacer es una serie de pinchazos en la tapa o cubierta de la tarta, esto se realiza con la ayuda de un tenedor, esto con el fin de que no se llene de aire la tarta. Como ya se acerca el momento de poner a cocinar la tarta de verduras y existe un pequeño intervalo de tiempo libre, se puede llevar a cabo la preparación de un Pan de ajo casero, como un abreboca previo al plato fuerte.
  • Si se quiere que la tarta de verduras adquiera un tono más brilloso, se puede manchar un poco con huevo batido la superficie. Luego de llevar a cabo este paso opcional, se procede a meter la tarta en el horno a unos ciento ochenta grados, hasta el momento que se encuentre bien doradita, pero cabe destacar que hay que estar muy pendiente, puesto que todo dependerá de la fuerza que tenga cada uno de los hornos. El tiempo de duración es entre quince a veinte minutos, la idea de la tarta es que quede tostada, pero no que se pase o se queme.

Luego de pasar este tiempo y revisar que la tarta en la parte de adentro esté bien cocinada, se encuentra lista para ser servida.