La creatividad y las ganas de consentir el paladar de nuestros seres queridos son una de las mejores combinaciones en la cocina. Pero otra combinación ideal podría ser la salsa de manzana para los platos fuertes. Veamos de qué se trata esta versátil receta.

salsa de manzana

Salsa de manzana para platos fuertes

Platos fuertes pueden ser las carnes, el pollo, el cerdo o inclusive el pescado. Pensar tan vez en combinar una fruta como garnitura o aderezo para uno de estos menús podría no sonar tan agradable. Pero al probar cosas nuevas como esta salsa de manzana para carnes de seguro nos quedaremos enganchados e intentaremos creaciones más ingeniosas y deliciosas. También existe la opción del Puré de zapallo como acompañante para carnes, algo que es también distinto y sabroso.

En esta oportunidad vamos a utilizar unos tres o cuatro ingredientes para preparar la salsa de manzana. Además de económica le aportamos a nuestro plato un toque dulce extraordinario que complementa los gustos que las comidas necesitan según las reglas gastronómicas. Nos referimos al cítrico, agridulce y salado. Del agridulce nos encargaremos con estos ingredientes que vas a necesitar:

Ingredientes para la salsa de manzana:

  • 2 manzanas tipo gala o la que se encuentra según la región
  • 4 cdas de azúcar
  • 1 cda de mantequilla o unos miligramos de caldo
  • 4 cdas de agua
  • Pimienta al gusto

Método

Lo primero que debemos hacer para esta salsa es pelar las dos manzanas, quitarles el centro que trae la semilla y cortarla en trozos o en rodajas bien finas. Las ponemos en la olla con el agua, el caldo o la mantequilla y los cocinamos por unos minutos. Podemos saber cuándo están listas si las vemos que cambian de color o se ponen un poco suaves. Luego de esto, las sacamos de la olla, la dejamos reposar hasta que enfríen un poco. Seguidamente, las vertemos a la licuadora o al procesador y le agregamos las cucharadas de azúcar y la pimienta.

Existen algunas preferencias que optan por canela o hojas de laurel; es válido y también le aporta sabor. Procesamos las manzanas por unos minutos hasta que observemos que se ha convertido en un puré, o casi una compota.

¡Lista para saborear!

Una vez obtenida la salsa de manzana, vertemos el contenido completo en un envase de vidrio preferiblemente y reservamos en la nevera hasta su uso. Esta receta es bastante popular en Estados Unidos y el Reino Unido porque se acompaña con la carne y el cochino. En Alemania la utilizan para las salchichas. Pero definitivamente lo que sí es seguro es que este puré de manzana para acompañar carnes no dejará mal a nadie.