¿A quién no le gusta de vez en cuando tomarse una cervecita para distraerse un poco de la cotidianidad?, más que todo en temporadas calurosas, ¿cierto?, pero la cerveza no solo sirve como una bebida, sino que puede ser un complemento perfecto para las comidas. Un ejemplo perfecto de esto es la salsa de cerveza. ¡No te lo pierdas!

salsa de cerveza

¿Qué es la cerveza?

La cerveza es un tipo de bebida que contiene grados de alcohol, es generada a partir del proceso de germinación de los granos de cereales, mismos que son fermentados en agua. Alrededor del mundo se pueden encontrar gran variedad de tipos de cervezas, con colores, sabores y olores diferentes. El color más conocido de la cerveza es el amarillo, pero se pueden conseguir de color negro, rojo y más. A pesar de que es una bebida alcohólica, la cerveza puede aportar ciertos beneficios para el organismo, como, por ejemplo:

  • Contribuye al sistema orgánico con calcio, vitamina B y fibra.
  • Por el lado femenino sirve de ayuda para que las mujeres sufran un menor riesgo de alguna infección.
  • Según estudios, se dice que la cerveza aumenta el tiempo de vida de las personas y además ayuda a llevar un manejo de las diabetes.
  • Ayuda al fortalecimiento de los huesos, haciendo que estos sean más sanos.
  • Ayuda a disminuir las posibilidades de que un individuo sufra algún tipo de enfermedad cardiovascular.

Salsa de cerveza

Como se hizo mención en la introducción del artículo, la cerveza no solo sirve como un tipo de bebida, sino también funciona como un complemento que se le puede otorgar a diversas comidas. En esta ocasión, se mostrará un caso particular, es un tipo de salsa que es perfecto para acompañar otros platos, ya sean uno de carne, unas Costillas de cerdo al horno, pescado, etc. Se trata de la salsa de cerveza.

La salsa de cerveza es un modelo de salsa que no presenta gran complejidad. Esta posee una contextura, sabor y pigmentación muy peculiar, todo esto como respuesta de la estructuración que le ofrece la cerveza y el azúcar moreno. Añadido a esto, la salsa de cerveza, se puede preservar en el transcurso de un tiempo si está refrigerada. En esta receta, se va a preparar una salsa de cerveza negra, sin más preámbulo, estos son los ingredientes que se requieren para esta salsa.

Ingredientes

  • Cerveza de tu preferencia (trescientos mililitros)
  • Azúcar (cien gramos)
  • Ajo
  • Hojas de laurel
  • Tomate grande
  • Cebolla grande
  • Aceite de oliva virgen (cincuenta mililitros)
  • Pizca de sal
  • Pimienta (al gusto)

ingredientes para la salsa de cerveza

Preparación de la salsa de cerveza

1- En primer lugar, se tiene que pelar la cebolla y el ajo. Se pican en cuadritos de pequeño volumen y se preservan en envases distintos.

2- Luego se lava el tomate, se extraen con cautela las semillas y posteriormente se pican de igual manera en pedazos pequeños. Luego de esto se pone agua dentro de una olla y se pone a hervir, al agua se le echa el aceite de oliva.

3- Ahora se procede a sofreír la cebolla, luego de que transcurra aproximadamente noventa segundos, se añaden los ajos. Se sigue sofriendo alrededor de 60 segundos y se añade el tomate y las hojas de laurel. Luego se le agrega la sal y pimienta al gusto de cada quien.

4- Ahora se echa la cantidad de cerveza negra (trescientos mililitros) en la olla en unión a los otros ingredientes. Mezclar con una cuchara o paleta de madera con el objetivo de que el total de ingredientes se unan. Se añaden los cien gramos de azúcar morena y se sigue moviendo.

5- La cocción va a ser aproximadamente 10 minutos (esto va a depender de la fuerza que tenga cada cocina), pero estará listo hasta el momento que se haya evaporado la cerveza. Se mezcla continuamente hasta el momento que la salsa coja una buena textura, con consistencia.

6- Sé si quiere que la salsa tenga un nivel más alto de espesura, se le puede añadir harina de maíz. Con este último paso se termina esta sencilla pero muy rica salsa de cerveza. Esta receta es perfecta para completar diversos alimentos, como por ejemplo el cerdo, pollo, carne, pescado, entre otros. Agregado a esto, se puede preparar también un Jugo de guayaba, de piña, entre otros, puesto que la bebida también es un factor de gran importancia al momento de comer. ¡A disfrutar!