Romeo y Julieta: Una Trágica Historia de Amor

Conoce en el siguiente artículo un interesante resumen acerca de una de las obras más emblemáticas y famosas de todos los tiempos como lo es Romeo y Julieta, original del escritor inglés William Shakespeare y en la cual se expone el amor imposible entre dos jóvenes.

ROMEO Y JULIETA

Romeo y Julieta

En nuestro artículo de hoy estaremos aprendiendo un poco más acerca de una de las obras más históricas y recordadas de todos los tiempos como lo es Romeo y Julieta, una conmovedora novela escrita por el inglés William Shakespeare en la década de 1597 y a través de la cual se expone la apasionante historia de dos tórtolos que están perdidamente enamorados pero que se deben enfrentar a muchos problemas a lo largo de su relación.

El principal inconveniente que tienen estos dos enamorados es la oposición de sus familias. Ambas familias se detestan una a la otra y consideran que ese amor no es conveniente para ninguno, sin embargo contra todo pronóstico, la pareja se arriesga y da el paso al matrimonio, una unión que ocurre de manera secreta. Después de haberse casado, los dos jóvenes comienzan a vivir juntos y tienen un final trágico.

Luego del matrimonio, la pareja comenzó a experimentar un verdadero infierno en su relación debido a que las familias de ambos continuaron mostraron su oposición a la relación, sin contar otra serie de fatalidades que llevaron a los jóvenes a tomar una decisión fatal: Se quitan la vida antes de acostumbrarse a la idea de vivir separados.

Romeo y Julieta representan una de las historias de amor y tragedia más influyentes de todos los tiempos, tanto así que para muchos la pareja es considerada el arquetipo de los denominados amantes desventurados. El suicidio de ambos también logró un factor importante dentro de las dos familias, las cuales se reconciliación después del trágico suceso.

No se puede poner en duda que Romeo y Julieta está descrita como una de las obras más famosas que fueron escritas por el autor inglés William Shakespeare, además se le considera una de las obras más representadas y adaptadas en toda la historia mundial, junto a Hamlet y Macbeth. Es importante aclarar que ésta historia forma parte de una extensa tradición de romances trágicos que se remontan a la antigüedad.

A pesar de ello, el argumento principal de la obra Romeo y Julieta se encuentra inspirado en la traducción inglesa de una obra original de Mateo Bandello titulado “The Tragical History of Romeus and Juliet” que se publicó en la década de 1562 y realizado por Arthur Brooke, que estuvo basado en la traducción francesa realizada por Pierre Boaistuau en 1559.

ROMEO Y JULIETA

En el año 1582, William, Painter llevó a cabo una nueva versión de la obra en prosa partiendo de textos italianos y franceses, que formó parte de la colección de historias Palace of Pleasure. El escritor de Romeo y Julieta, Shakespeare, se encargó de agarrar muchos elementos de las dos obras antes mencionada, con la finalidad de extender la historia original.

En la nueva versión de Romeo y Julieta del inglés Shakespeare aparecen, entre otras cosas, nuevos personajes secundarios que fueron incluidos para darle más vida y protagonismo a la trama. Entre éstos personajes secundarios que aparecen en la versión inglesa están Mercucio y Paris. De acuerdo a la información que se tiene, ésta obra empezó a escribirla en la década de 1591, pero no fue sino hasta el año 1595 cuando su escritor la concluyó.

También existen otras versiones que apuntan a que la obra Romeo y Julieta no fue terminada en el año 1595, como la mayoría lo asegura, sino que fue dos años después, es decir en 1597 cuando su autor Shakespeare la pudo concluir con éxito. Es importante decir que la técnica dramática empleada en ésta obra ha sido elogiada como muestra temprana de la habilidad del dramaturgo.

Romero y Julieta destaca, entre otros elementos, por hacer empleo de fluctuaciones entre la comedia y la tragedia, logrando incrementar la emoción y la tensión a lo largo de toda la historia. Esto es posible gracias a la relevancia argumental que se le entrega a cada uno de los personajes, tanto principales como secundarios, además del uso de subtramas para adornar la historia central.

Dentro de la obra también se anexan diversas formas métricas para los distintos personajes, que en oportunidades, terminan modificando de acuerdo con la evolución de los mismos. Ejemplo de ello es el personaje de Romeo, quién va adquiriendo mayor experiencia en el uso del soneto a través que transcurre la trama de la obra.

La obra Romeo y Julieta ha enfrentado muchas versiones a lo en muchas oportunidades a nivel mundial, siendo llevada no sólo al teatro, sino que se han realizado producciones cinematográficas, musicales y hasta al ámbito de la ópera ha sido adaptada ésta emblemática historia de amor y tragedia conocida por todos.

Argumento

La historia conocida como Romeo y Julieta arranca con una disputa callejera entre los Montesco y los Capuleto y en la cual debe actuar el príncipe de Verona, Della Escala, declarando un acuerdo de paz entre ambas partes y establece que si dicho acuerdo es violento por algunos de los actores del conflicto, tendría que pagar con la muerte.

Luego de concluida la disputa callejera, el conde Paris, quién era familiar directo del príncipe Della Scala, sostiene un encuentro con el señor Capuleto con el motivo de plantearle la posibilidad de que se casara con su hija llamada Julieta, sin embargo, el señor Capuleto le responde pidiéndole un tiempo para pensar la idea, específicamente dos años era el tiempo que le solicitó.

Al pasar los dos años, la joven Julieta ya tendría quince años. Aprovechando la oferta, le plantea la idea de organizar una celebración familiar con el objetivo de conmemorar tal acontecimiento. Mientras todo esto ocurre, la señora Capuleto y la nana de Julieta, tratan como dé lugar de convencer a la joven Julieta para que acepte la oferta de contraer matrimonio con París.

En muchas oportunidades, Benvolio sostiene conversaciones directas con su primo, llamado Romeo, quién era hijo de los Montesco. El motivo de sus conversas era la reciente depresión por la que él había pasado. Benvolio creía que la tristeza que vivía su primo Romeo era causada principalmente por el desamor, o mejor dicho por culpa de un amor no correspondido. Romeo se había enamorado perdidamente de una joven llamada Rosalina.

Rosalina era la sobrina del señor Capuleto, pero ella no estaba enamorada de Romeo. Para tratar de ayudar a su primo a salir de la tristeza, Benvolio lo convida al baile que se estaba organizando en casa de los Capuleto. Al principio, Romeo no sentía ánimos de ir a la celebración, pero después de tanta insistencia, decide acudir sin invitación a la ceremonia, con la firme promesa de encontrar en ese lugar a su amada Rosalina.

ROMEO Y JULIETA

Sin embargo, cuando Romeo hace acto de presencia en la casa de los Capuleto, se encuentra con Mercucio, pariente del príncipe Della Scala y amigo de Romeo, quién le narra el sueño que tuvo, no obstante Mercucio prefiere no creerle y le pide que trate de bailar adentro del baile familiar de carácter formal para celebrar el acontecimiento de los Capuleto.

Romeo decide entrar al baile y una vez allí observa a la joven Julieta, de quién se enamora locamente a primera vista. Fue un amor mutuo porque ella también sintió cosas bonitas por Romeo, tanto así que corrió a preguntarle a la nana acerca de quién era aquel muchacho, a lo que ella le responde que es Romeo de los Montesco. Ambos quedaron impactados y enamorados.

Después de terminar el baile, en la secuencia conocida como “la escena del balcón”, el joven Romeo logra infiltrarse en el patio de los Capuleto y oye secretamente a Julieta, quien está en el balcón de su dormitorio, admitiendo su amor por él a pesar de la hostilidad entre su familia y los Montesco. En ese instante, Romeo toma la palabra y sube al balcón.

En ese momento, Romeo y Julieta comienzan a intercambiar promesas apasionadas. Luego de eso, Romeo sale de prisa del lugar, justo antes de que la nana de Julieta la llama. El tiempo fue transcurriendo y los encuentros a escondidas entre Romeo y Julieta continuaron aumentando, y así el amor entre ambos.

La conexión lograda entre Romeo y Julieta fue tan inmensa que ambos toman la decisión de contraer matrimonio pero de manera secreta, sin que nadie de sus familiares, se enteren.

“Con la asistencia de Fray Lorenzo, quien espera reconciliar a las familias rivales de Verona a través de la unión de sus hijos, al día siguiente del juramento de amor, los enamorados se casan en secreto”

ROMEO Y JULIETA

La asistencia de Romeo al baile familia, sin invitación alguna, generó mucha molestia en Teobaldo, quien era primo de la joven Julieta. Impulsado por la rabia decide retar a Romeo a un duelo, no obstante la respuesta de Romeo fue negativa y decide evadir el combate. Impaciente, tanto por la insolencia de Teobaldo como por la “cobarde sumisión de Romeo”, Mercucio acepta el duelo, donde resulta mortalmente herido y muerto a manos de Teobaldo.

La noticia de la muerte de su gran amigo Mercucio generó mucha tristeza e impotencia en Romeo e impulsado por ese sentimiento de frustración decide retomar el enfrentamiento contra Teobaldo, a quién logra vencer y asesinar sin mediar palabras. Tras conocerse la noticia del asesinato de Teobaldo a manos de Romeo, el príncipe exilia al joven de la ciudad.

El exilio vino acompañado de una amenaza por parte del príncipe, quién le dice a Romeo que si regresa “sería lo último que haría en su vida”. Tras el exilio de su amado, Julieta queda muy triste y su padre, el señor Capuleto, confunde el motivo de tristeza de su hija y para hacerla contentar, decide ofrecerle en matrimonio al conde París, intentando convencerla de aceptarlo como esposo y convertirse en su “feliz consorte”.

Después de tanta insistencia por parte de su padre, Julieta no tiene otra escapatoria que aceptar la oferta de matrimonio, sin embargo coloca una condición para acceder al matrimonio y consistía en posponer la boda, propuesta que fue rechazada contundentemente por su madre. Mientras todo esto ocurre, Romeo pasa la noche secretamente en la alcoba de Julieta, donde ambos consumen el matrimonio.

Julieta va a visitar a Fray Lorenzo para pedirle sugerencias, y éste conviene en ofrecerle una pócima que la conduciría a un intenso coma con duración de cuarenta y dos horas. Luego de que la joven acepta llevar a cabo la farsa, el fraile le promete enviar un mensaje a Romeo, informando sobre su plan secreto, por lo que podría volver cuando ella despierte.

Justo un día antes de llevarse a cabo el matrimonio, la joven Julieta consume la poción y sus parientes, pensando que ella estaba realmente muerta, deciden arrojar su cuerpo aparentemente sin vida en la cripta familiar. A pesar de su promesa incondicional, el mensaje de Fray Lorenzo enviado por Fray Juan, su compañero, nunca llega a Romeo y, en cambio, este se encuentra con Baltasar (uno de sus sirvientes), quien le informa de la repentina muerte de Julieta.

Dolido por la trágica noticia, Romeo decide comprarle al boticario de la ciudad un eficaz veneno, antes de acudir a la cripta donde se encuentra Julieta. Cuando llegó al sitio, observa a Paris, quien momentos antes había estado llorando sobre el “cuerpo inerte” de su amada.

El conde decide enfrentarse con Romeo por creer que él es un saqueador de tumbas. En el combate, cae muerto a manos del joven Romeo, pero antes de fallecer le dice que su cuerpo sin vida debe ser colocado junto al cadáver de la joven Julieta. Romeo continuaba creyendo que su amada estaba muerta y decide beber el veneno para morir y reencontrarse con ella en un nuevo mundo.

Cuando Julieta por fin despertó del coma inducido en el cual había caído de manera programada, se encuentra en el lugar con los cadáveres tanto de su amado Romeo como de París. Fray Lorenzo le suplica a la joven Julieta que corra a esconderse y se una a una organización de monjas, sin embargo ella no acepta el trato.

Al ver que no tiene salida alguna, Julieta decide atravesarse el corazón con la daga de su esposo, y termina muriendo en los brazos de su amado Romeo. Fue tiempo más tarde cuando las familias de ambos jóvenes, es decir los Capuleto y los Montesco, se enteran de la trágica noticia de la muerte de Julieta, Romero y del conde.

Impactados por el doloroso desenlace, Fray Lorenzo procede a contarle a las familias la verdadera historia de amor que había entre Romeo y Julieta; un amor descrito por todos como prohibido. La narración de la historia logra que ambas familias pongan punto final a la dura rivalidad que existía entre ellos y el señor Montesco y el señor Capuleto están decididos a construir una estatua de oro de ambos. La obra de Romeo y Julieta concluye con la elegía de Delia Scala acerca del “amor imposible” de los jóvenes.

ROMEO Y JULIETA

«Nunca ha habido una historia más trágica / que ésta, la de Julieta y su Romeo…”

Personajes

En esta parte de nuestro artículo vamos a conocer algunos de los principales personajes, tanto primarios como secundarios, que intervienen en la obra Romeo y Julieta, considerada como una de las historias de amor y tristeza más conocidas de todos los tiempos. El relato se extiende entre las relaciones de dos sobresalientes familias de Verona, Italia, además del gobierno municipal. Su historia acontece en cinco actos:

Hogar de los Capuleto:

  • Señor Capuleto: Patriarca de la familia Capuleto
  • Señora Capuleto: Matriarca de la familia Capuleto
  • Julieta Capuleto: Hija de los Capuleto, y coprotagonista de la obra
  • Teobaldo Capuleto: Primo de Julieta y sobrino de la señora Capuleto.
  • La nodriza: Confidente y nodriza personal de Julieta
  • Pedro, Sansón y Gregorio: Sirvientes de la casa de los Capuleto.

Hogar de los Montesco:

  • Señor Montesco: Patriarca de la familia Montesco
  • Señora Montesco: Matriarca de la familia Montesco
  • Romeo Montesco: Hijo de los Montesco, y protagonista de la historia.
  • Benvolio Montesco: Primo de Romeo y sobrino del señor Montesco.
  • Abraham y Baltasar: Sirvientas de la casa de los Montesco.

Gobierno de Verona:

  • Príncipe Della Scala: Príncipe de Verona
  • Conde Paris: Pariente de Della Escala, quién desea casarse con Julieta.
  • Mercucio Della Scala: Pariente de Della Escala, amigo y confidente de Romeo y compañero de Benvolio.

Otros:

  • Fray Lorenzo: Fraile franciscano, amigo de Romeo
  • El coro: Lee un prólogo cada dos actos
  • Fray Juan: Compañero de Fray Lorenzo, quién es enviado para descubrir a Romeo mediante la carta escrita por Fray Lorenzo.
  • Boticario: Boticario que le vende el veneno a Romeo.
  • Rosalina Capuleto: Prima de Julieta, sobrina del señor Capuleto y mujer con quién Romeo mantiene una relación sentimental, antes de conocer a Julieta.

Primeras ediciones

Ciertamente hasta el sol de hoy se desconoce con claridad la fecha exacta en la cual el escritor inglés Shakespeare empezó a crear su emblemática obra llamada Romeo y Julieta, sin embargo existe un hecho histórico que podría darnos una aproximación de la fecha en la que se escribió la obra como lo fue un terremoto que tuvo lugar once años antes de los hechos que se narran.

ROMEO Y JULIETA

La población de Italia fue sucumbida por un movimiento telúrico en la década de 1580 y se cree que Shakespeare pudo haber empezado a escribir los primeros borradores de la obra cerca de esa fecha, más exactamente en el año 1591. Sin embargo, la existencia de otros terremotos ocurridos fechas anteriores, imposibilita saber con claridad la fecha definitiva en la que se creó Romeo y Julieta.

Algunos investigadores afirman que la obra pudo haber sido escrita entre los años 1591 y 1595 debido a que la historia de Romeo y Julieta tiene muchas similitudes con otras obras realizadas en esa década, por ejemplo “El sueño de una noche de verano” y otras historias escritas entre 1594 y 1595. Lo que sí es cierto es que la primera edición oficial de Romeo y Julieta se publicó en 1597 por parte de John Danter en formato de cuarto.

Ésta primera versión de Romeo y Julieta publicada por John Danter recibió muchas críticas debido a que el público consideró que tuvo muchas diferencias en su texto comparada con las ediciones posteriores, al punto de ser señalada como una mala versión. Uno de los destructores de esta primera edición fue Spencer, editor del siglo XX, quién describió el texto como “detestable. Una reconstrucción a partir de los recuerdos imperfectos de uno o dos actores», alegando de ilegal mencionada copia.

Hay quienes también alegan que sus los errores en esta primera edición de Romeo y Julieta con las posteriores se debe a que, igual como sucede con otros textos teatrales de la época, pudo haber sido publicado antes de su representación. Sin embargo, su aparición respalda la hipótesis de que 1596 es la última fecha posible para la composición de Romeo y Julieta.

Luego vino la segunda edición que se conoce como Q2 y que lleva por nombre “La excelente y lamentable tragedia de Romeo y Julieta”. Ésta segunda edición salió al mercado en el año 1599 y fue realizada por Cuthbert Burby, bajo la edición de Thomas Creede. De acuerdo a lo que expresa la portada (el texto ha sido “corregido, aumentado y revisado), incluye unos 800 versos más que la primera edición.

Hay quienes alegan que ésta segunda edición de Romeo y Julieta se basó en el borrador de la primera escenificación, debido a que incluye rarezas textuales tales como diferentes nombres asignados a un mismo personaje y “comienzos falsos” en los discursos que, se presume, podrían haber sido suprimidos por el autor, pero preservados erróneamente por el editor.

ROMEO Y JULIETA

Es así cómo la segunda edición de Romeo y Julieta presenta un texto mucho más completo y fiable que el de la primera edición. Es importante mencionar que ésta versión también sufrió una reedición en el año 1609, siendo conocida como Q3, luego vino la Q4 en 1622 y en 1637 salió la Q5. Por lo demás, es el texto que se sigue en las ediciones modernas y más actualizadas.

En la década de 1623 salió en la recopilación conocida como Primer Folio, con el texto basado en Q3 y con algunas correcciones efectuadas sobre la base de un apunte escénico. Tiempo después salieron al mercado nuevas ediciones del Primer Folio: En 1632 (F2), en 1664 (F3) y en 1685 (F4).

También es importante mencionar que la mayoría de las primeras ediciones modernas que aparecieron estuvieron enmarcadas en las ediciones en cuatro y en el Primer Folio y las mismas fueron realizadas por Nicholas Rowe en el año 1709 y por Alexander Pope en 1723. Desde ese momento la reedición de Romeo y Julieta se podría decir que ha sido constante.

Indicios históricos

La obra Romeo y Julieta transcurre en una localidad de nombre Verona, ciudad elegida por el escritor de la historia, Shakespeare, para contextualizar la trama central de la novela. Verona está descrita como una de las ciudades más consolidadas del norte de Italia y se cree que es el lugar ideal para las citas de enamorados, especialmente parejas jóvenes.

Actualmente la ciudad Verona es llamada “Ciudad de Romeo y Julieta” por lo que cada año llegan cientos de parejas de jóvenes y matrimonios para vivir su historia de amor al estilo de la obra. Pero ésta ciudad también es famosa en Italia por tener un impresionante patrimonio arquitectónico e histórico, el cual a pesar de los años, se mantiene prácticamente intacto.

Dentro del patrimonio arquitectónico e histórico de la ciudad de Verona se pueden nombrar espacios como un anfiteatro romano, un castillo que data de la Edad Media y una gran cantidad de palacios y templos religiosos que fueron construidos durante la época medieval y que aún se conservan en muy buen estado. En la ciudad también existen algunos atractivos turísticos como el Museo de Castelvecchio.

ROMEO Y JULIETA

La ciudad italiana de Verona también cuenta hoy día con una infraestructura que lleva por nombre “Casa de Julieta”, de la que se cree fue residencia por un tiempo de la familia Capuleto, sin embargo éste hecho no ha podido ser verificado por ninguna fuente. Lo cierto es que la Casa de Julieta se convierte cada año en uno de los espacios turísticos más emblemáticos y visitados de Verona.

La edificación de la “Casa de Julieta” comenzó en pleno siglo XIII, y de acuerdo a lo que alegan muchos historiadores, pudo haber sido la casa oficial de la familia Cappello. Dentro de esta emblemática estructura hay una estatua de bronce de Julieta, frescos de la obra y una especie de contador con la biografía de Shakespeare.

La Casa de Julieta no solo esconde historia, sino que además entre sus paredes existen muchas leyendas que se han ido transmitiendo de generación en generación, por ejemplo una de las más famosas es la que dice que quien toque el techo derecho de la estatua de bronce de Julieta tendrá suerte en muchas áreas de su vida, especialmente en el amor.

Definir el contexto histórico en el cual se desarrolla la trama de Romeo y Julieta puede resultar un tanto complicado debido a que no hay elementos que nos lleven a determinar con claridad la fecha en la que ésta historia real ocurrió, sin embargo hay documentos en los que Girolamo delia Corte, italiano que vivió en la época de Shakespeare, asegura que el amorío entre la pareja ocurrió realmente en la década de 1303.

No obstante, la fecha dada por Girolamo no ha podido ser verificada en su totalidad, dando paso a otras hipótesis que afirman fechas distintas a la ofrecida por él. Lo que sí está claramente verificado fue la existencia en la vida real de las dos familias involucradas en la historia, es decir las familias Montesco y Capuleto, aunque no se sabe si vivieron en la península itálica y tampoco se puede certificar que haya sido enemigos.

Aparte de ésta fuente, existen otras versiones como la dada por el italiano Dante Alighieri en su obra Divina Comedia, en la que hace mención a la familia Montesco y a los Capuleto como participantes de una disputa comercial y política en Italia. En esa misma historia, se pueden observar a ambas familias en el purgatorio, tristes y desoladas.

El análisis de la existencia de estas dos familias italianas también ha servido para dar paso a otras versiones, un tanto descabelladas pero que podrían tener sentido. Una de ellas fue la ofrecida por el historiador Olin Moore, quién sostuvo que no se trataban de dos familias sino de dos partidos políticos que en su momento estaban enfrentados en territorio italiano; güelfos y gibelinos.

También está la opinión de muchos académicos quienes niegan la existencia absoluta de estas dos familias, alegando que solo se trata de una imaginación para dar más emoción a la trama de Romeo y Julieta. Personalidades como Lope de Vega y Mateo Bandello, creían que la gente había enriquecido la “creencia” de su existencia con el paso de los años.

Lo cierto es que no hay evidencia relacionada con tales sospechas, ni en la literatura italiana y mucho menos en la biografía del autor de la obra, William Shakespeare. No obstante, para algunas personas, entre ellas el historiador Rainer Sousa, la historia apasionada y triste entre Romeo y Julieta:

“parece instaurar un arquetipo del amor ideal, muchas veces distante de las experiencias afectivas cotidianamente experimentadas. Tal vez por eso, varios acreditan que el amor sin medida, como el del caso shakespeariano, es real”

Primeras escenificaciones

La obra Romeo y Julieta, originalmente escrita por el autor inglés William Shakespeare, está considerada como una de las más escenificadas a lo largo de toda la historia mundial, junto a la emblemática obra Hamlet. Pero el éxito de ésta trama de amor y tristeza también ha sido gracias a las innumerables adaptaciones que se han realizado, convirtiéndola en una de las historias más populares y perdurables en el tiempo.

Te puede interesar:  Cumbres Borrascosas una obra de Bronte Emily

Desde el primer momento en que salió a la luz ésta obra, Romeo y Julieta logró una aceptación indudable entre el público, incluso ya era famosa en la época del autor. Algunos académicos de la talla de Gary Taylor la llegaron a describir como la sexta más famosa de todas las obras, tomando en referencia el periodo consecuente al fallecimiento de Christopher Marlowe y Thomas Kyd, y preliminar a la popularidad de Ben Jonson, autor del Renacimiento.

ROMEO Y JULIETA

Hasta el sol de hoy no se conoce con exactitud cuándo fue que se llevó a cabo la primera escenificación oficial de la obra Romeo y Julieta, pero la primera edición (Q1) realizada en el año 1597, establece que “ha sido teatralizada públicamente [y con muchos aplausos]», por lo que se puede concluir que la obra fue puesta en escena desde antes de que se publicará el texto.

Lo que sí está bien claro es que la compañía teatral Lord Chamberlain’s fue la responsable de dirigir la primera escenificación de la obra Romeo y Julieta. Tomando en cuenta sus importantes conexiones con el dramaturgo, en la segunda edición (Q2) aparece publicado en una línea del Acto V el nombre de uno de sus actores, William Kempe, en lugar de Pedro, nombre de uno de los sirvientes de la familia Capuleto.

También se cree que Richard Burbage fue el primer actor en interpretar el personaje de Romeo, recordemos que estuvo dentro de la propuesta dirigida por la compañía teatral Lord Chamberlain’s, donde era el actor principal de la obra. Por su parte el joven Robert Goffe asumió por primera vez el rol de Julieta, y muchos se preguntarán ¿Por qué un hombre interpretó el papel de una mujer?

La respuesta no parece ser tan difícil y solo se necesita saber un poco de historia. Para esa época en la que se llevaron a cabo las primeras escenificaciones de Romeo y Julieta, existían muchas leyes que prohíben que las mujeres pudieran tener participación en el teatro, por lo que Goffe tuvo que asumir el rol de Julieta aún siendo un hombre.

Los indicios históricos revelan que la obra Romeo y Julieta pudo tener su debut oficial en los teatros isabelinos The Theatre y The Curtain, acompañada en este último de otras importantes producciones que también se estrenaron para la misma época. Las escenificaciones de Romeo y Julieta se hicieron populares no solo en territorio inglés.

ROMEO Y JULIETA

En la década de 1604 se presentó por primera vez una escenificación de Romeo y Julieta fuera del territorio inglés, específicamente en la localidad alemana Nördlingen, convirtiéndose de esa manera la obra de Shakespeare en una de sus primeras creaciones en ser escenificada fuera de las fronteras, un hecho que representó mucha importancia para el escritor inglés.

Versiones póstumas

En esta parte del artículo acerca de Romeo y Julieta, obra de Shakespeare y considerada una de las más importantes y famosas de todos los tiempos, estaremos aprendiendo sobre algunas de las versiones póstumas que se realizaron enmarcadas dentro de ésta apasionante pero a la vez desgarradora historia de amor entre dos jóvenes.

Restauración y teatro del siglo XVIII

La historia reseña que un 6 de septiembre del año 1642, tras una orden emitida por el gobierno puritano, todos los teatros de origen inglés se vieron en la obligación de cerrar sus puertas. Sería varios años más tarde, específicamente en 1660 tras la restauración de la monarquía, que se erigieron dos compañías de teatro (King’s Company y Duke’s Company), provocando de esa manera que todo el repertorio teatral que existía para la fecha quedase dividido entre ambas compañía.

William Davenant, quién integraba las filas de la compañía teatral Duke´s Company, procedió a realizar una nueva versión de la obra Romeo y Julieta, específicamente en el año 1662, donde Henry Harris tuvo la responsabilidad de personificar al protagonista de la historia, Romeo. Otros actores que participaron en esta versión fueron Thomas Betterton como Mercucio y Mary Saunderson como Julieta.

Partiendo de ese punto se podría decir que Mary Saunderson se convirtió en la primera dama en asumir el papel de Julieta en el teatro, pues recordemos que anteriormente a eso estaba prohibida la participación de las mujeres en el mundo actoral, especialmente dentro del teatro. La misma compañía teatral (Duke´s Company) realizó otra versión de forma paralela.

Ésta versión paralela, aunque era una adaptación de la versión de Davenant, presentaba ciertas diferencias con la historia original. Una de las cosas que más llamó la atención fue que consistió en una tragicomedia realizada por James Howard en donde, a diferencia de la historia real, Romeo y Julieta no se suicidan al final, sino que quedan con vida.

En la década de 1680 tuvo lugar el estreno oficial de The History and Fall of Caius Marius (Historia y final de Caius Marius), original de Thomas Otway y descrita como una de las adaptaciones de Shakespeare más largas de la época de la Restauración. Ésta nueva versión también tenía cambios notables en comparación con la historia original.

Uno de los cambios más evidentes fue el de la ciudad de Verona, que en esta versión fue cambiado por la Roma Antigua. Además los nombres de los protagonistas también sufrieron modificaciones; por ejemplo en esta versión Romeo se llamó Marius, mientras que Julieta era llamada Lavinia. En la historia no existía rivalidad entre las familias, sino más bien una lucha de clases entre patricios y plebeyos.

En la versión de Thomas Otway también hubo cambios respecto al final de la historia; donde Lavinia despierta justo antes de que Romeo fallezca. A diferencia de lo que la mayoría pudo haber imaginado, la propuesta de Otway logró ganarse el respeto y admiración de todo el público, convirtiéndose en rotundo éxito, tanto así que continuó siendo teatralizada durante las siguientes siete décadas.

Es importante destacar que el elemento más perdurable de esta versión era la escena final, que continuaría usándose durante los próximos dos siglos, sobresaliendo la adaptación de Theophilus Cibber (hijo de Colley Cibber) de 1744 y la escenificación de David Garrick de 1748, que emplearon variaciones de la misma obra.

Algo que llama la atención de estas dos adaptaciones es que en las mismas se eliminan los elementos que para la época eran descritos como inadecuados. Por ejemplo, en esta última se le dio a Julieta todo el lenguaje que describe originalmente a Rosalina, con el fin de acrecentar la noción de la fidelidad y minimizar el concepto de amor a primera vista.

En la década de 1750 inició una “Batalla de Romeos” con Spranger Barry y Susannah Maria Anne (esposa de Theophilus Cibber) del Teatro Real de Ópera contra David Garrick y George Anne Bellamy del Teatro Drury Lane.

ROMEO Y JULIETA

En el caso de los Estados Unidos una de las primeras versiones que se dio a conocer de Romeo y Julieta fue una que se estrenó el 23 de marzo de 1730, confirmado así por un anuncio publicitario que salió publicado en su momento en el periódico Gazette, donde el médico Joachim Bertrand promocionaba una producción en la que él interpretaría al boticario.

La compañía teatral Hallam Company fue la responsable de llevar adelante las primeras adaptaciones profesiones de la obra Romeo y Julieta en tierras norteamericanas.

Teatro del siglo XIX

Las versiones de la obra de Romeo y Julieta también fueron ampliamente escenificadas a lo largo del siglo XIX. Una de las más famosas de la época fue la versión realizada por Garrick y que se convirtió en una de las más extendidas tanto del siglo XVIII como parte del siglo XIX. En la década de 1845 se volvió a retomar la versión original de Shakespeare en los Estados Unidos.

En esa oportunidad el retorno de Romeo y Julieta estuvo bajo la personificación de las hermanas Susan y Charlotte Cushman, quienes interpretan a Romeo y Julieta respectivamente. Dos años más tarde sucedió lo mismo pero en Gran Bretaña con Samuel Phelps en el Sadler’s Wells Theatre. La versión realizada por las hermanas Cushman fue una de las más emblemáticas y populares de la época.

Llegó a contar con más de 80 representaciones, convirtiéndola en una de las versiones más aceptadas por el público. De acuerdo a la opinión de muchos críticos, la interpretación de Charlotte como Romeo fue indudablemente perfecta, tal como la describieron muchos expertos en la materia. De hecho, el diario The Times se refirió a ésta interpretación y reseñó lo siguiente:

“Durante mucho tiempo, Romeo ha sido una convención. Sin embargo, el Romeo de la señorita Cushman es un ser humano creativo, fulguroso, animado y ardiente”.

ROMEO Y JULIETA

Otras de las personas en destacar la labor de Charlotte interpretando al personaje de Romeo fue la reina Victoria, quien en su diario escribió lo siguiente:

Nadie podría haber imaginado que realmente era una mujer”

Sin duda alguna que la versión Cushman ha sido una de las más exitosas de todos los tiempos, dentro y fuera de los Estados Unidos, llegando a romper con la tradición de Garrick, alentando a escenificaciones futuras para que retomaran el guión original de su creador y no se enfocaran tanto en hacer modificaciones a la trama original.

La mayoría de las obras de teatros presentadas por el inglés Shakespeare durante gran parte del siglo XIX lograron destacar por dos características fundamentales; la primera era que sus producciones tenían el objetivo principal de mejorar la trayectoria artística de sus protagonistas, esto llevaba al escritor a omitir ciertos personajes secundarios con tal de mantener relevancia en los personajes claves de la historia.

Otra de las características que tenían las obras de Shakespeare y de la mayoría de los autores del siglo era que en medio de la escenificación existían largas pausas para de esa manera poder cambiar el escenario cada vez que el contexto de la obra así lo demandara. Sin duda que era un arduo trabajo que requería de esfuerzo y mucha dedicación. Quizás allí estuvo el éxito de las obras teatrales de la época.

En el siglo XIX también se tenía la costumbre de utilizar pinturas vivientes dentro de las obras de forma constante. En la década de 1882 se presentó por primera vez la producción del actor Henry Irving en el Lyceum Theatre de Londres en la cual Irving realiza la personificación de Romeo, mientras que la reconocida actriz Ellen Terry asumió el rol de Julieta.

Durante un tiempo Irving no pudo cumplir con sus responsabilidades de interpretar a Romeo, específicamente durante el año 1895, cuando tuvo que viajar al continente americano como parte de una gira teatral. Él fue reemplazo en la obra Romeo y Julieta por Johnston Forbes-Robertson, quién asumió el rol de Romeo en el Lyceum Theatre.

Johnston logró realizar una labor ejemplar, llegando a interpretar a Romeo de una mejor manera, mucho más natural y realista en comparación con la de Irving y eso lo llevó a obtener un gran respaldo por parte del público, convirtiéndose a partir de allí en uno de los actores con mayor popularidad de la época. Durante su interpretación trató de dar una descripción más realista de Romeo, expresando el diálogo poético como prosa realista y evitando florituras melodramáticas.

El siglo XIX se podría decir que fue una época de mucha rivalidad sana en el teatro, especialmente entre Estados Unidos y los británicos, donde la calidad actoral era impresionante. Edwin Booth y Mary McVicker realizaron su propia versión de Romeo y Julieta a través de una producción que se estrenó el 3 de febrero de 1869 en el suntuoso Booth´s Theatre con sede en Nueva York.

Una de las cosas que más impactó de este teatro era que contaba con todos los elementos al mejor estilo europeo, además de un sistema de aire acondicionado único en Nueva York, lo que hacía que la puesta en escena y la comodidad del público fuese de altura. De acuerdo a la opinión de los críticos, se trataba de una de las producciones más completas y mejores elaboradas que jamás se hubiera presentado en América.

Fue así como la versión de Edwin Booth y Mary McVicker se convirtió rápidamente en una de las más famosas de la época. Se mantuvo en apertura durante más de seis semanas, lapso en el cual logró recaudar más de 60.000 dólares, ratificando el éxito de la versión. La primera página del programa de la producción apuntaba que «la interpretación sería producida en estricta concordancia con la propiedad histórica, y con todo el respeto, siguiendo cercanamente al texto de Shakespeare»

Las versiones de Romeo y Julieta no terminaron en Estados Unidos, todo lo contrario, con el pasar de los años más y más países se fueron sumando a la idea de crear nuevas versiones, tal fue el caso de Japón, donde la empresa de George Crichton Milán, se encargó de realizar la primera representación japonesa de Romeo y Julieta.

ROMEO Y JULIETA

En pocas palabras se podría decir que el siglo XIX fue una de las épocas más importantes para la obra Romeo y Julieta, donde infinidades de versiones salieron a la palestra, convirtiendo ésta historia en una de las más populares de Shakespeare, tomando en cuenta las diferentes representaciones profesionales llevadas adelante en ese periodo. Romeo y Julieta solo pudo ser superada en el siglo XX por Hamlet.

Teatro del siglo XX

El actor y director de teatro británico, John Gielgud, presentó una nueva versión de la obra Romeo y Julieta en la década de 1935 y en la cual destacó como uno de los principales protagonistas de la trama al darle vida al personaje de Romeo, mientras que Laurence Olivier personificó a Mercucio. El personaje de Julieta en esta obra fue interpretado por Peggy Ashcroft.

Ésta versión de Gielgud fue estrenada en el New Theatre de Westminster en la ciudad de Londres y logró tener una buena receptividad por parte del público. Se trató de una obra en la cual su escritor mezcló de manera perfecta los diferentes elementos de las primeras dos ediciones originales de Romeo y Julieta, para organizar el montaje y los vestuarios acorde a la época isabelina.

Tanta dedicación por parte de Gielgud logró que su versión causará muchos resultados positivos desde el punto de vista comercial, desatando además un realismo histórico único en la trayectoria de las escenificaciones del guión. Tiempo después, Olivier realizó una comparación de su actuación con la de Gielgud y dijo lo siguiente:

“John [Gielgud]: espiritualidad, belleza y abstracción; Yo: completamente conectado a Tierra, sangre y humanidad. Siempre he sentido que John extrañaba su mitad humilde y me hizo ir por la otra, pero lo que sea que fuere, cuando interpretaba a Romeo sentía como si cargara una antorcha, tratando de ofrecer el realismo de Shakespeare”

Por su parte el reconocido director de teatro de origen inglés, Peter Brook, se atrevió a realizar una nueva versión de la obra en el año 1947 y con la cual se dio inicio a una nueva etapa en la manera de hacer los montajes en la interpretación, dado a que él trató de enfocarse en un punto donde la trama original pudiera conectarse con la sociedad contemporánea.

ROMEO Y JULIETA

De acuerdo a la opinión de Brook, “una producción solo puede ser adecuada si es exacta, y buena si es exitosa”. En ésta versión presentada por el inglés Peter existe una notable diferencia con la historia original de Romeo y Julieta y es que en ésta no se expone la reconciliación que hubo entre las familias Capuleto y Montesco al final de la obra.

El siglo XX también representó una de las épocas más interesantes y movidas dentro del mundo del arte. Gracias a la influencia de las producciones cinematográficas, los directores de teatro empezaron a tomar más en cuenta a los jóvenes para interpretar Romeo y Julieta, principalmente porque se asociaban con las características de los personajes con menores de edad.

Fue de esta manera como los productores comenzaron a captar a una larga lista de actores jóvenes para que asumiera la responsabilidad de interpretar a los protagonistas de Romeo y Julieta en las tablas. Entre algunos de los actores más importantes del siglo estuvieron John Stride y Judi Dench, quienes sobresalieron en la versión realizada por Franco Zeffirelli, en el teatro Old Vic en 1960.

El director Zeffirelli se inspiró en algunas ideas de Brook para llevar a cabo su nueva versión de Romeo y Julieta, en la cual también fueron eliminadas ciertas partes de la historia original con la intención de hacer la trama más atractiva ante el público. En una conversación con la prensa, Zeffirelli expresó que “los temas idénticos del amor y la ruptura total del entendimiento entre dos generaciones, tiene relevancia contemporánea”:

Luego de eso vinieron nuevas versiones de Romeo y Julieta, pero éstas estuvieron más enfocadas en un contexto coetáneo. En este sentido se puede destacar la versión presentada en la década de 1986 por parte de la Royal Shakespeare Company, organización que desarrolló una versión ambientada en la Verona moderna; las navajas reemplazaron a las espadas, el baile formal fue modificado por una fiesta de rock y Romeo se quita la vida con una aguja hipodérmica.

En la década de 1997 salió a la luz una nueva producción relacionada con Romeo y Julieta. La historia estuvo contextualizada en un típico entorno suburbano, donde el protagonista masculino de la obra se infiltra en una reunión de parrillada que organizaba la familia Capuleto para conocer a la joven Julieta, mientras que ella se entera en su escuela del fallecimiento de Teobaldo.

ROMEO Y JULIETA

Cuando se analizan cada una de éstas versiones de Romeo y Julieta, especialmente las desarrolladas durante el siglo XX, se podría concluir que una buena parte de las compañías teatrales de la época, se esforzaron por hacer cambios notables al guión original, con la firme intención de involucrar directamente al público en diferentes conflictos de la era.

Ejemplo de ello son algunas versiones en la que la trama se desarrolla en medio del conflicto árabe-israelí, en la era del apartheid en Sudáfrica, incluso en la etapa de rebelión de los indios pueblo. También podría nombrarse la versión realizada por Peter Ustinov en el año 1956, la cual sucede en un pueblo ficticio de Europa durante los sucesos de la Guerra Fría.

En el año 1980 también se realizó una versión un poco más burlesca, sobre todo en cuanto a la escena final de Romeo y Julieta en la que se emplearon elementos de la época victoriana (la escena citada concluía con un final feliz en el que Romeo, Julieta, Mercucio y París reviven, mientras que Benvolio revela su disfraz y se descubre que es Benévola, declarando su amor a París)

Una de las versiones más polémicas de todos los tiempos fue la presentada por José Calarco “Shakespeare R&J” debido a que en la misma se involucran temas que anteriormente no habían sido tocados, por ejemplo la homosexualidad de la juventud. En esa misma línea también se desarrolló la versión The Second City’s Romeo and Juliet Musical: The People vs. Friar Laurence, the Man Who Killed Romeo and Juliet, una comedia musical de Chicago.

No queda duda que la obra original de Shakespeare, Romeo y Julieta, se convirtió durante los siglos XIX y XX, en la mejor opción para aperturar nuevas compañías de teatro a lo largo de todo el mundo. Fueron muchas las plazas de teatro que nacieron con el estreno de ésta obra, por ejemplo la de Edwin Booth en 1869, en la nueva estructura del teatro Old Vic y la apertura de Riverside Shakespeare Company de Nueva York en 1977.

Versiones en castellano

Las versiones de la obra Romeo y Julieta no quedaron solamente en las inglesas, sino que fueron muchas las adaptaciones que se realizaron en castellano, permitiendo así la expansión de la historia por todo el mundo. Se cree que la primera versión en castellano de la emblemática obra de amor fue la desarrollada por Manuel García Suelto, en traducción de la adaptación francesa de Le Tourneur (1783) y que se llevó por nombre “Julieta y Romeo”, estrenada en 1803.

Después surgió otra versión en castellano encabezada por el dramaturgo cordobés Dionisio Solís en la década de 1817. Se trató de una adaptación de la versión francesa realizada por Jean Francois Ducis. Ésta versión se presentó por primera vez el 14 de diciembre de 1818 en las instalaciones del Teatro del Príncipe ubicado en España y entre sus actores participantes estuvieron Manuela Molina, María Maqueda, Andrés Prieto, entre otros.

Posteriormente Víctor Balaguer se atrevió a realizar una nueva versión en la década de 1849, año en el cual publica el drama trágico en cinco actos Julieta y Romeo, que se inspiró en la historia original. Algunos años después sale al público una nueva versión titulada de la misma manera y desarrollada por Ángel Dacarrete, la cual se presentó en el Teatro Novedades de la ciudad de Madrid, España.

Manuel Hiraldez de Acosta realizó en el año 1868, una adaptación de la obra inspirada en una de las tantas versiones francesas. Se cree que la primera traducción directa del inglés fue la que desarrolló Matías de Velasco y Rojas y que se estrenó en la década de 1872. Luego de eso salieron nuevas versiones de gran éxito, por ejemplo las de Jaime Clark (1873), Guillermo Mcpherson (1880), Marcelino Menéndez y Pelayo (1881), Roviralta Borrell (1909), Cipriano Montoliu (1910), Gregorio Martínez Sierra (1918) y Pablo Neruda (1964).

Romeo y Julieta fue una obra consolidada desde el primer momento en que fue presentada al público. A lo largo del siglo XIX fueron muchas las versiones que se realizaron en diferentes países del mundo, situación que se repitió en el siglo XX, época en la que se estrenó la representación en el Teatro Novedades de Barcelona, específicamente en 1913, con actuaciones ejemplares de Ricardo Calvo y Lola Velásquez.

La obra Romeo y Julieta también se representó en el imponente Teatro Español bajo la dirección de Cayetano Luca de Tena y con actuaciones inolvidables de la talla de José María Seoane, quién interpretó el rol protagónico de Romeo, mientras que Mercedes Prendes personificó a la joven Julieta. Por su parte la versión de Pablo Neruda se puso en escena en el Teatro Fígaro de Madrid, con actuaciones de María José Goyanes, Eusebio Poncela, entre otros.

Romeo y Julieta también ha sido versionada para otras plataformas como la televisión, específicamente para Televisión Española, donde ha sido presentado en dos ocasiones con versiones diferentes. La primera versión que se estrenó en la televisión española se emitió el 22 de diciembre de 1967 en el espacio Teatro de siempre, en adaptación de Antonio Gala y dirigida por Luis Lucia.

En ésta primera versión para Televisión Española actuaron personalidades como Federico Illán, quién interpretó a Romeo, Enriqueta Carballeira como Julieta, Ana María Noé, Estanis González, José Luis Pellicena y Andrés Mejuto. La segunda versión se estrenó desde los espacio Estudio 1, específicamente en el mes de octubre de 1972, bajo la dirección de José Antonio Páramo y actuaciones estelares de Tony Isbert como Romeo y Ana Belén interpretando a Julieta.

Influencia artística

En esta parte de nuestro artículo podrás conocer cuáles fueron algunas de las principales influencias artísticas que tomó el escritor original de Romeo y Julieta para llevar adelante su emblemática obra, una de las más versionadas de toda la historia mundial. Hablemos en primer lugar sobre la influencia musical

Te puede interesar:  Giovanni Boccaccio: Resumen de El Decamerón, leelo aquí

Música y ballet

Se cree que hasta la actualidad más de veinte óperas alrededor del mundo se han inspirado en la historia original de Romeo y Julieta. Una de las óperas más antiguas influenciadas por la obra fue “Romeo und Julie” que se estrenó por primera vez en la década de 1776 al estilo de singspiel (pequeña ópera popular) por parte de Georg Benda.

Una de las particularidades que tuvo ésta producción fue que suprimió una buena parte de la historia central que se narra en el guión original de Romeo y Julieta, además de eliminar la mayoría de los personajes, sin olvidar que en esta producción el final es feliz, muy diferente al original, el cual está marcado principalmente por la tristeza y soledad.

También es oportuno hacer mención de la ópera “Roméo et Juliette”, considerada como una de las más conocidas y populares del mundo. Original de Charles Gounod, ésta ópera se presentó por primera vez en el año 1867, contando con colaboraciones emblemáticas como la de Jules Barbier y Michel Carré, quienes fueron los responsables de escribir el libreto.

Una vez que se estrenó, la ópera empezó a ser catalogada como una de las más exitosas, de hecho  los críticos llegaron a describir su debut como un indiscutible triunfo. A partir de entonces, se ha interpretado a menudo a Roméo et Juliette. Otra de las óperas influenciadas por Romeo y Julieta fue Capuletti e i Montecchi de Vincenzo Bellini, quien en oportunidades fue muy criticada debido a sus marcadas diferencias con el guión original de Shakespeare.

 

Para desarrollar su idea, Bellini junto a Felice Romani como libretista, decidieron emplear muchos elementos culturales de Italia citados en un libreto que Romani inicialmente redactó para una ópera de Nicola Vaccai.

También es oportuno hacer mención de la sinfonía de Héctor Berlioz titulada “Romeo y Julieta”, considerada como una creación dramática de gran escala dividida en dos partes, una parte solista y otra para coro y orquesta. La propuesta fue presentada oficialmente en la década de 1839. Otra de las influencias más notables fue la obra homónima de Piotr Ilich Chaikovski, estrenada en 1869.

Corresponde a un poema sinfónico de gran extensión y que incluye la popular melodía de nombre “tema de amor”. Por sugerencias directas de Chaikovski, la melodía fue repetida en diferentes escenas de la obra, especialmente en el balcón, el baile, la recámara de Julieta y la tumba. Esa misma línea fue empleada por Nino Rota para crear su propia melodía.

Rota decide aplicar la repetición de una misma pieza a lo largo de toda la obra y así surgió su propia melodía, que posteriormente fue anexada a la película estrenada en 1968. Situación similar ocurrió con el tema “Kissing You” de Des’ree en la cinta de 1996.

Por su parte Abel Korzeniowski creó que propia melodía en la versión del año 2013 con la cual logró obtener el Premio IFMCA a considerarla como Mejor Banda Sonora Original de Drama y Composición de Cine del año. Pero sin duda alguna la lista de compositores que ha sido influenciados por Romeo y Julieta es bastante extensa, por ejemplo:

  • Johan Svendsen (Romeo og Julie – 1876)
  • Frederick Delius (A Village Romeo and Juliet – 1899 – 1901)
  • Wilhelm Stenhammar (Romeo och Julia – 1922)

Dentro de la rama del ballet también han ocurrido interesantes versiones relacionadas con Romeo y Julieta; una de las más famosas de todos los tiempos fue la realizada por Sergéi Prokófiev. Es importante mencionar que la compañía Ballet Mariinski, con su versión de Romeo y Julieta de Prokófiev, fue rechazada por la empresa en al menos dos oportunidades.

La primera fue cuando Sergéi Prokófiev trató de anexar un final completamente distinto al original. Él pretendía que el final de la historia entre Romeo y Julieta fuese lleno de felicidad, pero la compañía le rechazó la propuesta. La segunda ocasión en ser rechazado fue debido a la naturaleza experimental de su música.

Con el transcurrir de los años, la propuesta inicial de Prokófiev fue obteniendo mayor reputación entre el público, llegando a convertirse en toda una revolución dentro de la industria, al punto de ser coreografiada por el gran John Cranko en la década de 1962 y por Kenneth MacMillan en el año 1965, entre otros muchos.

También vale la pena recordar que la obra Romeo y Julieta ha servido de fuente de inspiración para grandes producciones de jazz, por ejemplo la interpretada por Peggy Lee “Fever” en la década de 1956, así como también la melodía “The Star-Crossed Lovers” del compositor Duke Ellington.

En el caso de la melodía “The Star-Crossed Lovers”, los protagonistas están representados por un saxofón tenor y un saxo alto. De acuerdo a la opinión de los expertos, el saxo de Julieta destaca más en la pieza musical, más allá de ofrecer una imagen de igualdad con respecto al saxo tenor. Romeo y Julieta también ha servido de inspiración para innumerables exponentes de la música popular.

En el ámbito de la música popular es necesario hacer mención de algunos exponentes de la talla de The Supremes, Bruce Springsteen, Tom Waits, Elvis Costello y Lou Reed. Otra de las agrupaciones musicales influencias por la obra fue My Chemical Romance, que en su tema “The Sharpest Lives” hacen mención a la historia de amor entre Romeo y Julieta.

Por su parte la intérprete de origen francés, Alizée, también se dejó influenciar en la historia de Romeo y Julieta para crear su canción “Mademoiselle Juliette”, una pieza musical inspirada específicamente en el personaje de Julieta, una muchacha agotada de vivir en un ambiente donde todo lo que intenta le sale mal.

Pero la que sin duda se ha ganado el calificativo de “La más famosa” es la canción titulada “Romeo and Juliet” creada por la reconocida banda de rock Dire Straits. También vale la pena nombrar la canción “In the Heart of Juliet”, original de Liv Kristine. La obra de Romeo y Julieta también ha sido llevada al teatro musical, donde ha sido muchas las propuestas presentadas.

Una de las más populares en la historia ha sido West Side Story, musicalizado por Leonard Bernstein y escrito por Stephen Sondheim. Ésta propuesta fue presentada por primera vez ante el público e Broadway en el año 1957 y se estrenó en el distrito West End un año más tarde. Luego en 1961, la propuesta fue adaptada con éxito a una producción cinematográfica.

En la película inspirada en el musical de teatro West Side Story se trasladaron los sucesos del musical a una ciudad situada en Nueva York, Estados Unidos, específicamente una ciudad de mediados del siglo XX, mientras que las dos familias rivales que hace mención la obra Romeo y Julieta se convirtieron en peligrosas pandillas de la zona. También existen otros musicales que han logrado destacar a lo largo de la historia, por ejemplo:

  • Producción de rock (1999)
  • William Shakespeare’s Romeo and Juliet (Terrence Mann)
  • Roméo et Juliett de Gérard Presgurvic (estrenada en 2001)
  • Giulietta e Romeo de Riccardo Cocciante (2007)

Literatura

La obra Romeo y Julieta, desde el punto de vista de su composición y trama, se podría decir que ha logrado influenciar de gran manera al mundo de la literatura. Antes de presentarse ésta historia, el amor era considerado como un elemento poco usual para ser tratado dentro de obras literarias, sin embargo a partir de Romeo y Julieta, el amor comenzó a verse de una manera más aceptable y no como una tragedia.

De acuerdo a la opinión de algunas personalidades como Harold Bloom, el escritor de Romeo y Julieta, Shakespeare “inventó la fórmula de que lo sexual se convierte en lo erótico cuando se cruza con la sombra de la muerte”. De cada una de las historias creadas por el escritor Shakespeare, Romeo y Julieta está considerada como la que más adaptaciones ha provocado, bien sea trabajos producidos en versos narrativos o en prosa, pinturas, dramas, óperas y composiciones corales.

Romeo y Julieta también ha servido de inspiración para el nacimiento de producciones orquestales y de ballet, además de diversas producciones en materia cinematográfica y de televisión. Dentro de la lengua inglesa, así como también en muchos países donde se habla el castellano como idioma oficial, la palabra “Romeo” es relacionada directamente como un sinónimo de “amante masculino”.

También se han realizado infinidades de parodias a partir de la historia original de Romeo y Julieta, por ejemplo ésta obra fue satirizada en Las Dos Furiosas Mujeres de Abingdon de Harry Potter, estrenada en la década de 1598, además de Blurt, Master Constable (1607) de Thomas Dekker, exactamente en la escena del balcón, donde una luchadora virgen recita palabras indecentes.

Desde otro punto de vista también se podría destacar el hecho de que la obra Romeo y Julieta sirvió de influencia directa en infinidades de trabajos literarios, entre los cuales se puede hacer mención del texto Nicholas Nickleby, de Charles Dickens.

Arte

La emblemática obra Romeo y Julieta también ha sido ilustrada en diferentes oportunidades. Una de las primeras ilustraciones que se realizó en torno a ésta historia fue una xilografía representando la escena del balcón, que se atribuye a Elisha Kirkwall, y que pudo haber sido creada posiblemente en la década de 1709 para una edición de las obras de William Shakespeare producida por Nicholas Rowe.

Durante el siglo XVIII, la reconocida Galería Boydell Shakespeare, solicitó crear cinco pinturas relacionadas con la obra de Romeo y Julieta que retrata en cada uno de los cinco actos de la tragedia. Por otro lado, la tradición de las producciones “pictóricas” del siglo XIX llevó a los productores a recurrir a pinturas con el objetivo de tomar inspiración para sus adaptaciones.

La mayoría de estas obras terminaban influenciando a los pintores de la época para representar a los actores y escenarios ideales para cada versión de teatro. En el siglo XX, los íconos visuales de las obras empezaron a derivarse de las producciones cinematográficas de la época.

Cine y televisión

Para nadie es un secreto que Romeo y Julieta es por hoy una de las obras más conocidas de todos los tiempos y para el mundo de la cinematográfica no representa una excepción. La historia se ha encargado de comprobar la influencia que ha tenido ésta obra en muchas producciones del cine, siendo considerada como la tragedia más adaptada de todos los tiempos.

Una de las primeras producciones cinematográficas realizadas a partir de la historia original de Shakespeare se llevó a cabo durante la era del cine mudo por parte de Georges Mélies, aunque la película se le consideró como una gran “pérdida”. Por su parte, The Hollywood Revue of 1929, en la que actuaron personalidades como John Gilbert y Norma Shearer, está considerada como la primera versión cinematográfica con audio de Romeo y Julieta.

Renato Castellani también se atrevió a realizar su propia versión de Romeo y Julieta con la cual pudo hacerse acreedor del premio León de Oro durante el Festival de Venecia realizado en el año 1954. En dicha producción cinematográfica, el rol protagónico recayó sobre Laurence Harvey, quién interpretó a Romeo, mientras que Julieta fue personificada por Susan Shentall.

En la década del 2013, Carlo Carlei se animó a producir una nueva versión cinematográfica de Romeo y Julieta, cuyo estrenó se realizó en la ciudad de Hollywood en el ArcLight Hollywood. Se podría decir que ésta es una de las pocas versiones que más parecido tienen con la historia original de Shakespeare, y la misma fue protagonizada por Douglas Booth en el papel de Romeo y Hailee Steinfeld como Julieta.

A lo largo de la historia cinematográfica se han realizado muchas producciones de altura relacionadas con Romeo y Julieta, pero una de las más populares y famosas fue el filme de 1936 (nominado a cuatro premios Óscar) y dirigido por George Cukor. También se puede nombrar la versión realizada en 1968 por el director Franco Zeffirelli y Romeo Juliet de Baz Luhrmann en 1996.

Precisamente estas dos últimas producciones mencionadas se convirtieron en grandes revoluciones dentro de la industria cinematográficas, llegando a considerarse ambas cintas como las más parecidas a la historia original plasmada por Shakespeare. En el caso de la producción realizada por Cukor, al principio la misma no contó con la aceptación mayoritaria por parte del público.

Recordemos que esta producción de Cukor recibió muchas críticas, principalmente por ofrecer una imagen un tanto superficial de la trama central de la obra, aspecto contrastante con la producción previa de Warner Bros “El sueño de una noche de verano”. La película de Cukor fue protagonizada por Norma Shearer y Leslie Howard, quienes para la época sumaban más de 65 años.

Por su parte la versión realizada por Zeffirelli tuvo la particularidad de tener como actores protagonistas a dos jóvenes atractivos que interpretaron a Romeo y Julieta, logrando captar mucho más público que la propuesta de Cukor. En el caso de la producción “Romeo y Julieta” la misma fue realizada especialmente para una audiencia compuesta en su mayoría por jóvenes.

La propuesta de Zeffirelli recibió críticas a favor de parte de muchos expertos en el área de la cinematografía; una de ellas fue la opinión dada por Stephen Orgel, quién describió la película de Franco como “llena de gente hermosa y joven; las cámaras y luces exuberantes contribuyen a la energía sexual y atractivo de los actores”.

La película de Franco Zeffirelli fue protagonizada por Leonard Whiting y Olivia Hussey, quienes para ese momento eran actores bastante jóvenes y sin mucha experiencia. En el caso de Whiting, tenía apenas 18 años cuando protagonizó la producción, mientras que Olivia contaba con solo quince años. Ambos, antes de protagonizar Romeo y Julieta, ya habían participado en otras producciones.

Muchos al principio no entendieron la razón por la cual Zeffirelli escogió a dos actores tan jóvenes y sin mucha experiencia para protagonizar su película, a lo que él argumentó que el motivo que lo llevó a escogerlos como los protagonistas fue la inexperiencia y juventud por parte de los actores mencionados.

En términos generales se podría decir que la película realizada por Zeffirelli recibió muy buenas críticas por parte del público, especialmente por la escena del duelo donde expresa cómo una situación puede “salirse de control”. Sin embargo, también despertó mucha polémica tras aparecer en la película algunas escenas donde los protagonistas salen desnudos, justamente en la escena de la luna de miel.

La polémica se generó sobre todo porque la protagonista que interpretó a Julieta, Olivia Hussey tenía tan solo 15 años de edad por lo que no fue vista de buena manera que ella apareciera sin ropa en dicha producción. Otra de las producciones más exitosas relacionadas con ésta historia de amor y tristeza fue “Romeo y Juliet”, estrenada en la década de 1996.

Ésta película, que contó con una producción de altura, en la que se conjugaron elementos como la actuación y la música, logró generar muchas emociones entre el público, sobre todo los jóvenes, quienes desde un principio se sintieron conectados e identificados con la propuesta y la historia presentada. En comparación con la propuesta de Zeffirelli, ésta resultó ser un poco menos “oscura”.

La historia de Luhrmann se sitúa e una “sociedad grosera, violenta y superficial” de las ficticias Verona Beach y Sycamore Grove. La producción contó con la estelar participación actoral de Leonardo DiCaprio y Claire Danes, quienes personificaron a Romeo y Julieta respectivamente. La película logró ser elogiada por la crítica especializada.

La actuación realizada por Claire Danes en el personaje de Julieta se convirtió, hasta el sol de hoy, en una de las más recordadas de toda la historia, tanto así que llegó a ser descrita como “perfecta y espontánea”. Otras propuestas direccionadas en la misma línea de las anteriores fueron Romeo Must Die y Chicken Rice War, ambas producciones realizadas en la década del 2000.

Otra versión interesante de Romeo y Julieta que logró una gran receptividad por parte del público fue Gnomeo and Juliet de Lloyd Kaufman, además de la película de Sanjay Leela Bhansali, Goliyon Ki Raasleela Ram-Leela (2013), una versión contemporánea de la obra protagonizada por Ranveer Singh y Deepika Padukone en los papeles principales.

https://www.youtube.com/watch?v=jwL47qoeDMI

Parte de la historia tratada en la obra Romeo y Julieta también sirvió de inspiración para la creación de otras destacadas producciones, tal fue el caso de la producción “Amar te duele” de México y la película de animación de Disney The Lion King II: Simba’s Pride, en la que se emplea el amor prohibido como tema central.

Las producciones inspiradas en Romeo y Julieta no quedan solo en el cine; sino que en la televisión también se han realizado infinidades de producciones a lo largo de toda la historia. Una de las primeras y más conocidas adaptaciones fue la realizada en la década de 1960 por parte de Peter Ustinov, quien llevó a cabo una parodia de la Guerra Fría (Romanoff and Juliet), que estuvo inspirada en la obra original de Shakespeare.

Un año más tarde, es decir en 1961 se presentó el musical “West Side Story” a través de la cual se expone la rivalidad existente entre las familias Montesco y Capuleto como los ficticios Jets (la población blanca) y Sharks (los nativos de Puerto Rico).

En el año 2006 se estrenó una de las producciones más famosas de los últimos tiempos como lo fue la película High School Musical, original de Walt Disney Pictures, en la cual se emplearon elementos de la historia original de Romeo y Julieta, aunque con ciertas diferencias, por ejemplo en ésta película se modificó la rivalidad entre las dos familias por dos pandillas escolares.

Argentina también produjo su propia versión de Romeo y Julieta; una producción estrenada en la década de 2007 y en la cual se hace uso de la trama a través de una adaptación ambientada en la época contemporánea. En el mundo de la animación también fueron varias las propuestas inspiradas en Romeo y Julieta, especialmente la serie de anime japonesa Romeo x Juliet.

Otra de las producciones animadas más famosas relacionadas con Romeo y Julieta fue la versión británica Shakespeare: The Animated Tales y la película de animación Romeo y Julieta Sealed With a Kiss de Phil Nibbelink.

En la actualidad continúa siendo común que muchos de los directores mundiales sigan apostando a la historia de Romeo y Julieta para generar contenido. Varios directores tienen la tradición de anexar escenas de sus actores interpretando a Romeo y Julieta, la pareja de enamorados más famosa y querida de todos los tiempos.

La particular manera en la que el escritor inglés Shakespeare desarrolló la historia de amor y tragedia entre una pareja de jóvenes perdidamente enamorados ha sido también usada en muchas producciones, entre las que se pueden destacar la versión de John Madden Shakespeare in Love, la cual se estrenó en 1998 y donde se reconstruye el ambiente del teatro isabelino.

Antecedentes

Es importante señalar que el escritor inglés Shakespeare analizó muchos elementos para poder dar forma a su historia de amor y tragedia conocida como Romeo y Julieta. El escritor tuvo que recurrir a infinidades de recapitulaciones basadas en una antigua tradición de relatos trágicos relacionados con el amor prohibido.

Uno de los antecedentes más importantes que empleó el escritor de Romeo y Julieta para desarrollar su propia historia de drama fue Píramo y Tisbe, original de Las Metamorfosis de Ovidio, una obra que presenta muchos parecidos con la propuesta de Shakespeare. Ambas historias se centran en las notables diferencias que tienen los padres de los jóvenes enamorados y la falsa creencia por parte de Píramo de que su amada, Tisbe, se encuentra muerta.

Otra fuente de inspiración para el nacimiento de Romeo y Julieta se podría decir que fue la novela de origen griego Habrócomes y Antía, escrita por Jenofonte de Éfeso durante el siglo III. En ésta novela se expone una historia de amor similar a la de Shakespeare, en la que una pareja de enamorados se ve en la obligación de separarse, así como la porción que induce al “sueño profundo”:

Una de las primeras ediciones que salió a la luz fue el relato trigésimo tercero de IL Novellino, originalmente de Masuccio Salernitano y estrenada en el año 1476. Se trata de una novela de origen italiano la cual se encuentra contextualizada en Siena, siendo particularmente referida como “un relato acontecido en la época del autor”:

En dicha novela se tocan elementos esenciales que forman parte de la trama central de Romeo y Julieta, por ejemplo un matrimonio secreto, el fraile bondadoso, el exilio de Mariotto, el matrimonio forzado de Gianozza, el veneno y el importante mensaje que nunca llega a su destinatario original. Pero también vale la pena decir que ésta historia presenta notables diferencias con Romeo y Julieta.

Por ejemplo, en la novela italiana de Masuccio Salernitano, el final presenta la detención del protagonista de la historia Mariotto, para luego ser decapitado,  mientras que su enamorada prohibida Gianozza termina muriendo de la tristeza al no poder estar junto a su enamorado eterno.

Transcurrieron aproximadamente cinco décadas para que una nueva adaptación saliera a la luz. Se trató de la versión presentada por Luigi da Porto que tituló “Giulietta e Romeo”, estrenada en la década de 1530 con la denominación original de Historia novellamente ritrovata di due Nobili Amanti (Novela del encuentro de dos nobles amantes).

Para poder crear ésta nueva versión, su autor Luigi da Porto tomó como fuente de inspiración “Píramo y Tisbe”, además del libro de cuentos El Decamerón realizado por Giovanni Boccaccio. De acuerdo a la opinión de algunas fuentes, Giulietta e Romeo se convirtió en la primera obra en agregar la mayoría de los elementos característicos de Romeo y Julieta, por ejemplo el nombre de los protagonistas y la rivalidad entre las dos familias, así como la ciudad de Verona.

Pero Da Porto también incluyó en su obra a otros personajes que aparecen reflejados en la historia de Romeo y Julieta, entre ellos Mercucio, Teobaldo y el conde París, a los cuales Shakespeare terminó dándole vida en su obra. La primera edición hecha sobre su obra la publicó como “historia verídica”, insistiendo en que los hechos expuestos en la tragedia había ocurrido durante el reinado de Bartolomeo II della Scala durante el siglo XIII.

También se supo acerca de algunos indicios de los Montesco y de los Capuleto como facciones políticas, no obstante, su única interacción salió reflejada en “Cantos del Purgatorio”, obra original de Dante Alighieri. Otro de los parecidos de ésta novela con la historia de Romeo y Julieta es la forma en que Giulietta se atraviesa el pecho con el daga de Romeo, quién antes había fallecido luego de beber el veneno.

Posteriormente el escritor de origen italiano, Matteo Bandello, realizó la publicación de su propia versión de Romeo y Julieta que llevó por nombre “Giulietta e Romeo”, presentada en el año 1554. Ésta obra fue anexada en el segundo volumen de poemas de la colección Novelle.

La adaptación de ésta versión se enfocó más que todo en la tristeza de Romeo al inicio de la novela original de Da Porto, así como también en los diferencias existentes entre las familias Montesco y los Capuleto. Se cree que fue él uno de los primeros escritores en incluir a la nana de Julieta y a Benvolio dentro de la trama.

En la década de 1559, es decir cinco años más tarde de la publicación de “Giulietta e Romeo”, la obra fue traducida al francés de la mano de Pierre Boaistuau, quién la anexó a su volumen Histoires Tragiques. En la traducción realizada por Pierre, se puede destacar el hecho de contar con mayor sentimentalismo, mientras que la retórica de los personajes adquirió una fuerza impetuosa que le habría de conferir una cualidad vehemente.

Te puede interesar:  Un resumen de Cuentos Andinos de Enrique López Albújar

Después vino la adaptación de Arthur Brooke, quién se inspiró en una de las tantas versiones francesas de Romeo y Julieta realizadas por Boaistuau para de esa manera desarrollar su propio poema titulado “The Tragical History of Romeus and Juliet”, donde contó con influencias marcadas de algunas obras como Troilo y Crésida de Geoffrey Chaucer.

Es bien sabido por muchos que durante esa época existía una gran pasión por las novelas de origen italiano, especialmente por los cuentos italianos que se habían convertido en uno de los más populares de todo el mundo, siendo fuente de inspiración para muchos guionistas y actores de teatro.

De hecho hay quienes alegan que el escritor de Romeo y Julieta, Shakespeare, pudo haberse familiarizado con la colección de cuentos de William Painter “Palace of Pleasure” (1567) para desarrollar su emblemática obra. Dicha colección contenía una versión en prosa de Romeo y Julieta que llevó por nombre “The goodly History of the true and constant love of Romeo and Julieta” (La grandiosa historia del constante amor verdadero de Romeo y Julieta).

Inspirándose en eso, el escritor inglés asume el reto de crear una constelación de novelas provenientes en su gran mayoría de relatos italianos. Entre las novelas escritas están El mercader de Venecia, Mucho ruido y pocas nueces, A buen fin no hay mal tiempo y Medida por medida. Por último, su interpretación de Romeo y Julieta se convertiría en una dramatización del poema de Brooke.

“Tanto el poema mitológico Hero y Leandro como Dido, reina de Cartago, ambos del autor Christopher Marlowe, se redactaron durante la época en que Shakespeare comenzó a escribir Romeo y Julieta. Dichas obras son consideradas como influencia indirecta de esta última, pudiendo ser las responsables de la atmósfera en la que la historia del «amor trágico» logra concretarse en el bien conocido guión”.

Temáticas

La verdad es que a pesar de los años transcurridos, una gran parte de los académicos del mundo aún no han logrado determinar una temática clara respecto a la obra Romeo y Julieta. De acuerdo a diversos estudios realizados referente a la personalidad de cada sujeto involucrado en la trama, el ser humano, sin ser completamente bueno o malo, tiene rasgos de ambos aspectos.

Si bien es cierto que hasta ahora no existe una temática central en la que se pueda describir la obra Romeo y Julieta, más allá de las propuestas planteada por diferentes académicos, también es verdad que dentro de la trama es posible encontrar muchos otros temas secundarios que se mezclan de forma perfecta para dar una historia realmente apasionada.

Amor

Sin duda alguna que el amor es uno de los temas más evidentes que se tocan dentro de la trama de Romeo y Julieta. Con el transcurrir de los años, tanto Romeo como Julieta, personajes principales de la historia, han sido descritos como íconos del “amor joven destinado al fracaso”. Han sido diversos los investigadores que han analizado el lenguaje y contexto histórico existentes en la triste historia de amor entre Romeo y Julieta.

Romeo y Julieta, durante su primer encuentro cara a cara, hacen uso de una manera de comunicación (metáfora) recomendada por diferentes autores convencionales durante la época de Shakespeare. El escritor de la obra emplea palabras como “santo” y “pecado” para dar más impacto a la historia. Romeo tuvo la capacidad de evaluar los sentimientos de Julieta hacia él, en un modo inusual.

Dicho método también fue respaldado por el reconocido escritor de origen italiano Baltasar de Castiglione, cuyas obras, en su gran mayoría, fueron llevadas al idioma inglés. Él además dijo que, en caso de que un hombre usara una metáfora a manera de invitación hacia una dama, ella podría fingir que no lo entendió, con lo que su pretendiente podría retirarse sin perder su honor.

Lo curioso de la historia es que Julieta también participa en la metáfora, logrando expandirla. Para nadie es un secreto que durante la época en la que se escribe Romeo y Julieta, eran comunes la utilización de términos religiosos como “sepulcro”, “senda” y “santo”, populares dentro de la poesía de la época.

Durante la tan conocida “escena del balcón”, Romeo oye discretamente el discurso de Julieta, sin embargo, en la versión de Brooke, ella hace su declaración de amor cuando está sola. Al anexar a Romeo en dicha escena para escuchar a escondidas lo que dice Julieta, el escritor de la obra se deslinda de la secuencia normal del cortejo.

Por lo general en esa época se pedía que una mujer siguiera un patrón de conducta basado en la modestia y la timidez, con tal de asegurarse de que su pretendiente fuese sincero. El motivo por el cual Shakespeare decide hacerlo de manera diferentes es que él pretendió agilizar un poco la trama. De esa manera, la pareja de enamorados se vuelven aptos para evadir parte del proceso de cortejo.

Es decir, logra desplazar el relato, que en un comienzo se encuentra centrado en el desarrollo de su relación sentimental, a un contexto mayormente enfocado en su decisión de contraer matrimonio. Otra de las escenas más comentadas de la obra fue precisamente donde ocurre el suicidio del protagonista.

En dicha escena se puede notar cómo existe una contradicción en el vínculo con la religión católica, pues los suicidios son considerados por ésta como un pecado que debe ser castigado en el infierno, aunque quieres recurren a éstos con tal de estar con su enamorado se vuelven acreedores al paraíso, en donde estarán acompañados de su amante.

De esta forma la relación sentimental entre Romeo y Julieta termina siendo más platónica que religiosa. Otro elemento que es importante destacar de esta historia es la manera en la que ocurre la consumación del amor (relaciones sexuales) que se mencionan en el escrito original. Si bien es cierto que el amor entre la pareja era muy intenso, ellos solo tuvieron relaciones después de contraer matrimonio.

Es posible que Romeo y Julieta funcione como una ecuación del amor y el sexo, con la muerte. Durante todo el transcurso de la historia, la pareja pasa su tiempo entre fantasía y fantasía, como dos amantes.

Destino y azar

Son muchos los estudiosos que han dado su opinión respecto al elemento destino dentro de la historia de amor entre Romeo y Julieta, la mayoría de ella difiriendo del rol que juega el destino en toda la trama. Hasta ahora no se ha podido aclarar si realmente los protagonistas de la obra estaban destinados a morir juntos, o si por el contrario, los acontecimientos ocurridos no fueron más que eventos desafortunados.

“John W. Draper indica la similitud entre la creencia de los cuatro humores y los personajes principales de la trama (a manera de ejemplo, Teobaldo representaría el enojo).”

Luego de interpretar el texto a través de dicha creencia, se reduce considerablemente la cantidad de texto atribuido por audiencias contemporáneas al azar, un rasgo característico observado por audiencias contemporáneas. Más allá de esta comparación, también existen aquellos estudiosos que observan la historia de Romeo y Julieta como una serie de eventos desafortunados, al no mirarlo íntegramente como una tragedia sino como un melodrama emocional.

De acuerdo a personalidades como Ruth Nevó, la persistente manera de ver la causalidad como elemento directo en la historia de Romeo y Julieta, provoca que ambos personajes sean observados como una tragedia no tan nefasta del azar, pero tampoco considera que sea una tragedia de los personajes.

Un ejemplo de ello es la escena donde Romeo reta a Teobaldo. Esa reacción por parte de Romeo no significó una respuesta compulsiva, sino más bien fue la consecuencia esperada ante el homicidio de Mercucio, su gran y fiel amigo. En esa misma escena, Nebo ve en Romeo una actitud de perspicacia ante los peligros derivados de las normas sociales, la identidad y los compromisos. Por esa razón, éste decide matar.

Luz y oscuridad

Durante todo el desarrollo de la historia planteada por Shakespeare, han sido muchos los investigadores que lograron identificar la existencia común de elementos relacionados con la imaginación, incluso con la luz y la oscuridad. Autores como “Caroline Spurgeon” describe a la luz como “un símbolo de la belleza natural del amor joven”.

Partiendo de dicha definición, muchos estudiosos han expandido la interpretación de este elemento dentro de la historia de Romeo y Julieta. Eso se puede poner en manifiesto en la escena donde la pareja de enamorados de miran fijamente al mismo tiempo, siendo considerado como una manifestación conjunta de la luz en un entorno oscuro y gris.

Algunas de las descripciones que recibe el personaje de Julieta también hacen ver la luz en medio de un entorno oscuro, por ejemplo ella es definida por él como una personaje similar al sol, más brillante que una antorcha, una joya destellante en medio de la noche y un ángel iluminado entre nubes oscuras.

De hecho cuando Julieta se encuentra paralizada sobre la tumba, al parecer muerta, Romeo dice: “Tu belleza hace/ de esta bóveda un lugar lleno de luz” Como se puede evidenciar la luz es un elemento al que se hace mención prácticamente durante gran parte del desarrollo de la historia. Pero la luz no solo se relaciona con el personaje de Julieta, sino que en Romeo el escritor también lo involucró.

En muchas ocasiones Julieta hace uso de la luz para describir a su gran amor Romeo, llegando a decir que él era como “el día en la noche” y como algo “más blanco que la nieve en el lomo de un cuervo”. En la obra se puede evidenciar un claro contraste entre la luz y la oscuridad, que pudiese llegar a entenderse, simbólicamente, como el amor y el odio, la juventud y la madurez en una forma metafórica.

Eso se puede observar claramente en la relación que tienen Romeo y Julieta, quienes se aman profundamente (la luz) pero su amor no puede materializarse debido al rechazo y oposición por parte de ambas familias (oscuridad). Es decir, se trata de una pareja que proyecta luz en medio de un ambiente oscuro, producido por el odio que los rodea.

Sin embargo, algo que llama mucho la atención de la historia es que la mayoría de cosas que hacen Romeo y Julieta como pareja las llevan a cabo en horas de la noche y no en el día, mientras que la contienda llega a cumplirse en pleno día. Ya casi al final de la historia, la luz y la oscuridad vuelven a parecer dentro de la trama como protagonista.

Cuando la mañana se ensombrece y el sol está ocultando su rostro de tristeza, la luz y la oscuridad regresan a sus lugares apropiados. La luz, como elemento fundamental dentro del guión, juega un papel imprescindible al estar involucrada con el tiempo, eso hace concluir que Shakespeare la usó como una forma conveniente de expresar el transcurso del tiempo mediante las descripciones del sol, la luna y las estrellas.

Tiempo

El tiempo es otro de los temas secundarios que juegan un rol fundamental en el lenguaje y la trama de la historia entre Romeo y Julieta. Ambos personajes deben luchar a lo largo de la trama por mantener un mundo de ilusión perdurable en el tiempo en medio de una realidad completamente adversa a sus intenciones. Por ejemplo:

“Cuando Romeo jura su amor a Julieta teniendo a la luna de fundamento, ella dice «O no jures por la luna, la inconstante luna, / que mensualmente cambia en su órbita circular, / a menos de que el amor pueda demostrarse igual de variable»

Desde que la trama inicia, Romeo y Julieta son descritos como “un par de enamorados con estrellas opuestas”, situación que hace alusión a una relación entre las creencias astrológicas y el tiempo. Se tenía la creencia que las estrellas controlaban el destino de la humanidad, y con el paso del tiempo, se movían progresivamente en el cielo trazando junto con su movimiento el destino de la vida humana.

Al comienzo de la historia, el personaje de Romeo pronuncia unas palabras donde deja ver un presentimiento que tiene acerca de la traslación de estos cuerpos celestes, por lo que al enterarse de la muerte de su amada Julieta, desafía a las estrellas preguntando qué es lo que tienen destinado para él.

La precipitación también está descrita como otro de los temas más importantes tocados dentro de la obra. La historia de Shakespeare se desenvuelve entre cuatro y seis días, todo lo opuesto al poema de Brooke, el cual expande el relato sobre un periodo aproximado de nueve meses.

Algunos investigadores, entre ellos G. Thomas Tanselle, aseguran que el tiempo era “especialmente necesario para Shakespeare”, sobre todo tratándose de los eventos acontecidos en la trágica historia entre Romeo y Julieta. También se cree que el escritor inglés usó referencias “a corto plazo” para la relación de los jóvenes, un concepto contrario a las alusiones “a largo plazo” usadas para describir a las “generaciones más antiguas”, con el propósito de resaltar “una carrera destinada a la perdición”:

La pareja de enamorados deben luchar arduamente en contra del tiempo para lograr que su inagotable amor pueda perdurar por toda la eternidad. Al final de la historia, la única vía tangible que tienen Romeo y Julieta para ganarle la batalla al tiempo es la muerte, aspecto que los vuelve inmortales a través del arte.

De acuerdo a la opinión de expertos en el área de la literatura, el tiempo siempre ha estado relacionado de forma directa con la luz y la oscuridad. Durante la época de vida de Shakespeare, autor de Romeo y Julieta, la mayoría de las obras teatrales presentadas se hacían en horas del mediodía, cuando la luz del día era total.

Todo esto pudo influir para que el escritor de Romeo y Julieta acudiera al uso de palabras que crearan una ilusión dual entre el día y la noche a través de cada uno de sus textos. Pero Shakespeare también empleó referencias para las estrellas, la luna, el sol y el día junto a la noche para así crear esta percepción en los lectores de su obra.

Algo parecido utilizó Shakespeare con sus personajes, a quién logró que hiciesen referencia a los días de la semana y a horas específicas para así ayudar a que la audiencia comprendiera cuánto tiempo ha transcurrido en su historia.

Análisis e interpretación

En esta parte de nuestro artículo vamos a conocer un poco más sobre el análisis y la interpretación de la obra Romeo y Julieta, considerada como una de las historias más famosas e interesantes de todos los tiempos, donde se tocan temas que van desde el amor hasta la depresión y soledad.

Percepción crítica

Si bien es cierto que una gran mayoría de los críticos de la obra Romeo y Julieta han hallado en ella muchos errores, también es una realidad que estamos frente a una de las obras más populares y famosas realizadas por el escritor inglés Shakespeare. Una de las primeras críticas surgidas en contra de ésta obra provino de parte del diarista Samuel Pepys, quién expresó en 1662 lo siguiente:

“Es una obra en sí misma de las peores que he escuchado en mi vida”.

El poeta John Dryden también emitió su opinión referente a la obra Romeo y Julieta, original del escritor inglés Shakespeare; una crítica que realizó diez años después de la emitida por Pepys. Él elogió el material así como la comunidad de su personaje Mercucio diciendo:

“Shakespeare mostró la que podría ser la mejor de sus habilidades en su Mercucio, y dice asimismo, se vio obligado a asesinarlo en el Acto III para prevenir que éste lo matase a él.”

Las críticas en contra de la historia reflejada en la obra Romeo y Julieta no fueron tan evidentes durante el siglo XVIII, sin embargo en esa época hubo muchas opiniones divididas en torno a la trama de amor y tristeza. Uno de los primeros personajes en reflexionar acerca de la temática de la obra fue Nicholas Rowe, percibiendo la temática como “el justo castigo de dos familias enfrentadas”.

También durante el siglo XVIII se emitieron fuertes críticas en contra de Romeo y Julieta, tal fue el caso de la opinión dada por el escritor inglés Charles Gildon y el filósofo escocés Lord Kames, quienes coincidieron en describir la obra como un completo fracaso, por considerar que la misma no seguía las reglas básicas del drama. Por su parte es escritor y crítico Samuel Johnson dijo:

Para mí, esta obra es de las más agradables y emocionantes que he leído.

Durante gran parte del siglo XVIII y XIX, las críticas referente a la obra Romeo y Julieta estuvieron centradas en el mensaje moral transmitido por el autor de la historia. De hecho algunas versiones realizadas de la obra debieron eliminar ciertos elementos de la historia original por considerar que no estaban correctos ante la mirada de la sociedad.

Tal fue el caso del actor y dramaturgo David Garrick, quién en el año 1748 realizó una versión de Romeo y Julieta, en la cual tuvo que excluir a Rosalina al considerar que la situación de Romeo abaldonándola por Julieta era algo muy voluble y temerario.

Por su parte algunos críticos como Charles Dibdin aseguraban que Rosalina había sido incluida con intención dentro de la historia para así mostrar qué tan temerario era el héroe, siendo esta la razón de su final trágico.

Estructura dramática

Dentro de la historia central de Romeo y Julieta, el escritor inglés Shakespeare utilizó diferentes técnicas dramáticas que han sido aceptada de buena manera por muchos críticos. Uno de los elementos que mayormente fueron avalados por el público fue el cambio repentino de la comedia a la tragedia, situación que puede ejemplificarse en la conversación calambur (juego de palabras) entre Romeo y Mercucio, justo antes de que llegue Teobaldo.

Antes de ocurrir la muerte del personaje Mercucio, la historia trata de cambiar a una postura mucho más cómica. Solo es luego del trágico suceso cuando la historia adopta un tono serio y triste. No es hasta el final de la historia cuando el lector no deja de estar a la expectativa de ver un cambio radical dentro de la trama.

De hecho, aún cuando Romeo es desterrado, y no ejecutado, mientras Fray Lorenzo le sugiere un plan a Julieta para que ella pueda reunirse con su amado, la audiencia todavía puede esperar a que todo concluye en buenos términos entre ellos. Durante una parte de la trama, el público permanece en estado de suspenso al no saber lo que va a ocurrir.

Shakespeare también hace uso dentro de la trama de algunos argumentos secundarios para de esa manera emitir una visión mucho más clara de las acciones desarrolladas por cada uno de los personajes principales de la obra. Un ejemplo de ello es cuando Romeo, al inicio de la trama, muestra estar perdidamente enamorado de Rosalina, quién se había mantenido indiferente ante sus insinuaciones románticas.

También se deja ver un claro mensaje en los sentimientos de amor que siente París por la joven Julieta, lo que establece de igual manera una disparidad entre los sentimientos que Julieta siente por él y la pasión que al mismo tiempo tiene por Romeo. La trama también resalta la rivalidad existente entre las familias Montesco y Capuleto, una rivalidad que crece con el paso de la historia, hasta que al final vuelven a hacer las paces.

Lenguaje

Shakespeare también hace uso de muchas formas poéticas durante el transcurso de toda la historia de Romeo y Julieta. El escritor inglés comienza con un prólogo compuesto de catorce líneas en forma de soneto shakespeariano, el cual es narrado por un coro. Sin embargo, la gran mayoría de la obra está escrita en verso blanco, redactada en estrictos pentámetros yámbicos, con una menor variación rítmica que en las obras posteriores del mismo autor.

Referente a la elección de formas poéticas, el autor de Romeo y Julieta va relacionando cada una de ellas con un personaje determinado. Ejemplo de ello son los personajes de Fray Lorenzo, para el cual hace uso del sermón y la pena de latae sententiae, así mismo Julieta haciendo uso del verso blanco, hecho que muestra una tendencia al lenguaje coloquial.

También es importante señalar que cada una de estas formas se ajusta a la emoción inherente en la escena donde interviene cada personaje. Ejemplo de ello es cuando Romeo conversa con Rosalina en las líneas iniciales, intenta emplear el soneto de Petrarca. Por lo general era una corriente que se usaba por los hombres con la finalidad de exagerar la belleza de las mujeres, cualidad que era imposible lograr tal y como se expone en la situación de Romeo y Rosalina.

Justo en el momento cuando Romeo y Julieta se conocen personalmente, el autor de la obra cambia el petrarquismo de sus respuestas a un estilo de soneto mucho más contemporáneo, a través del uso de metáforas relacionadas con “santos” y “peregrinos”. Por último, en la escena cuando Romeo observa a Julieta en el balcón, él usa un soneto para expresar su amor profundo hacia la joven muchacha.

En esa escena, la joven Julieta interrumpe la confesión de Romeo a través de una interrogante infalible “¿Me amas? Al recurrir ella a esto, busca la expresión verdadera, más que el uso de una exageración poética referente al amor. El mismo personaje dispone de monosílabas con Romeo, aunque usa un lenguaje formal con París.

Además de las anteriormente descritas, en la obra Romeo y Julieta también se utilizan otras formas poéticas interesantes, algunas de ellas incluyen un epitalamio de Julieta, una rapsodia compuesta por Mercucio para definir a la Reina Mab y una elegía hecha por París. El elemento humor también juega un papel fundamental dentro de la historia.

Crítica psicoanalítica

Las conductas demostradas tanto por Romeo como por Julieta han sido analizadas por muchos expertos en el tema y algunos de ellos han concluido que el problema de la pareja, en términos de la impulsividad de Romeo, proviene de una “agresión mal controlada y parcialmente encubierta” que, en última instancia, conduce tanto a la muerte de Mercucio como al doble suicidio.

Los expertos además señalan que la trama de Romeo y Julieta no es psicológicamente tan compleja como parece a simple vista. A través de un análisis disciplinario, la experiencia trágica masculina resulta equivalente a una enfermedad. Autores como Norman Holland en 1966, consideró el sueño de Romeo como un auténtico “deseo lleno de fantasía, tanto en términos de su mundo adulto como de su hipotética infancia en las etapas oral, fálica y edípica”:

Otro punto fuertemente analizado de la obra ha sido la rivalidad entre ambas familias. Expertos como Julia Kristeva, alegan que el odio desata a su vez la pasión mutua entre Romeo y Julieta, e influye directamente en el lenguaje de ambos personajes. Recordemos algunas frases de Julieta como “mi único amor solo surge de mi único odio”.

Teoría feminista

De acuerdo a la crítica feminista, la rivalidad existente entre las familias es producto a la sociedad patriarcal que había para le época en la ciudad de Verona. Según Coppelia Kahn, la etiqueta masculina de violencia extrema se impone en la personalidad de Romeo como la fuerza principal que impulsa que toda la serie de acontecimientos finalice en una completa tragedia.

Una vez que Teobaldo asesina a Mercucio, el personaje de Romeo se transforma en un hombre más violento, llegando a lamentarse por haberse “afeminado” a causa de su amor por Julieta.

Homosexualidad

Son diversos los estudios que se han llevado a cabo en torno a conductas homosexuales de algunos de los personajes claves que aparecen dentro de la historia original de Romeo y Julieta. La teoría Queer cuestionan las orientaciones sexuales de Mercucio y de Romeo, comparando su amistad con una forma de amor sexual.

En una conversa, Mercucio hace referencia del falo de Romeo, demostrando indicios de homoerotismo. De manera de ejemplo, el primero dice:

«El que se hiciera surgir algún espíritu de extraña naturaleza en el círculo de su adorada y que allí se lo mantuviera hasta que ella, por medio de exorcismos, lo volviese a la profundidad»

También puedes leer los siguientes artículos:


El contenido del artículo se corresponde a nuestros principios de ética editorial. Actualmente estamos trabajando para corregir y mejorar nuestro contenido en otros idiomas.

Si eres traductor acreditado también puedes escribir para trabajar con nosotros. (Alemán, Español, Francés)

Para notificar un error o mejora de traducción pincha aquí.

Parada Creativa
IK4
Descubrir Online
Seguidores Online
Tramitalo Facil
Minimanual
Un Como Hacer
TipoRelax
LavaMagazine