Si estás interesado en saber lo que es una trombosis, has llegado al sitio indicado. Aquí te explicaremos cómo se forma, cuáles son sus síntomas y tratamiento.

que-es-trombosis-1

¿Qué es una trombosis? Un riesgo que todos corremos

La trombosis, es un incidente que ocurre, cuando un coágulo sanguíneo se forma en una vena profunda en el cuerpo. Generalmente, se detectan con dolor e hinchazón en las piernas o muslos.

En el caso de que la vena se inflame, la afección pasa a denominarse “tromboflebitis”. Y, cuando ocurre un desprendimiento las consecuencias pueden llegar a ser muy graves para la persona que padece una trombosis venosa profunda.

Desde un infarto, embolia pulmonar o hasta un derrame cardio vascular. Es por eso que, a través de este artículo, ten enseñamos lo que es una trombosis y cómo detectarla a tiempo para realizar su respectivo tratamiento.

¿Qué es trombosis venosa profunda?

Una Trombosis Venosa Profunda (TVP), puede desarrollarse en personas que padecen de enfermedades, propensas a afectar la sangre y el cómo se coagula en el organismo.

Su desarrollo, puede ocurrir cuando el cuerpo ha estado inerte por mucho tiempo. Por ejemplo: tras un reposo extendido en cama, una cirugía o accidente que te impide la movilidad corporal e incluso cuando te encuentras viajando por horas.

Nota:

Hay que destacar que, la trombosis venosa profunda puede presentar los síntomas de dolor e hinchazón que antes mencionamos, pero también se da de manera asintomática en algunas personas.

¿Cuál tan grave es la TVP?

Debes saber que es una trombosis venosa profunda, para entender su gravedad e importancia de tratamiento. Dado a que, si no te cuidas, los coágulos sanguíneos que se producen durante este incidente, pueden soltarse y desplazarse a través del torrente sanguíneo, hasta atascarse en los pulmones.

Y, al bloquearse el flujo de sangre, se ocasiona una embolia pulmonar. Aún cuando esta no está estrictamente ligada a la afección. Es decir, una puede tener una embolia pulmonar, sin antecedente de TVP.

No obstante, si se dan al mismo tiempo, la trombosis venosa profunda pasa a denominarse tromboembolismo venoso.

Síntomas que ocasionan una trombosis

Al explicarte lo que es una trombosis, ya te hemos mencionado 2 de los síntomas más comunes que existen al ocurrir una trombosis. Sin embargo, te ofrecemos el siguiente listado de los signos y síntomas que se padecen. Y, así puedas descartar o confirmar si sufres de esta afección:

  • Hinchazón en una o ambas piernas.
  • Dolor y/o inflamación en la parte afectada que, por lo general, se siente como calambre o sensación de golpe en la zona.
  • Enrojecimiento o inusual decoloración.
  • Sensación de calor en la zona afectada (pierna o muslo).

Usualmente, la trombosis suele afectar a un solo miembro del cuerpo. Es decir, rara vez, se encuentran pacientes con trombosis en ambas piernas.

¿Cuándo consultar una trombosis a un médico?

Si ya sospechas de tener una trombosis venosa profunda, debes contactar a tu medico de cabecera, lo antes posible para iniciar el tratamiento.

que-es-trombosis-2
El médico indica usar medias de compresión especiales, para ayudar a prevenir la hinchazón asociada a la TVP.

No esperes a que la afección empeore y ocasione una complicación mayor como la embolia pulmonar o un infarto. Y si ignoras la presencia de una TVP, dirígete inmediatamente a urgencias si te percatas de estas señales:

  • Dificultad al respirar súbita o tener una respiración excesivamente rápida.
  • Dolor o molestia en el pecho ascendente al respirar profundo o cuando estás tosiendo.
  • Sentir aturdimiento, mareo o sensación de desmayo.
  • Tener un pulso sumamente acelerado.
  • Tos con sangre.

Factores de riesgo que ocasiona una trombosis

Cuando sabemos que es una trombosis, podemos reconocer sus causas y factores de riesgo. Y es que estamos hablando de un impedimento a la circulación y/o coagulación de la sangre, que ocurre cuando hay daños a una vena tras una cirugía o traumatismo e inflamación por lesiones o infecciones.   

Por lo tanto, los factores de riegos pueden ser por ciertas condiciones que ayudan a esta infección a formarse y posiblemente convertirse en algo más grave. A continuación, te nombramos cuáles son:

  • Edad: personas mayores de 60 años son propensas a sufrir de TVP. Aunque puede presentarse en personas aún más jóvenes.
  • Permanecer sentado durante mucho tiempo: al conducir o volar, por períodos prolongados, impide las contracciones musculares y por lo tanto la circulación de la sangre es escasa.
  • Embarazo: al estar encinta, la presión arterial de la pelvis y piernas aumenta. Sobre todo, si la mujer padece de un trastorno de coagulación heredado, la cual tiene un factor de riesgo mayor en comparación a otras. Además, los coágulos sanguíneos por embarazo, puede continuar hasta 6 semanas después de dar a luz.
  • Genética: personas con factor V Leiden, son proclives a tener coágulos en la sangre mayores. Por lo tanto, hay probabilidades de que, una persona, con un trastorno heredado que no cause coágulos sanguíneos por sí solo, pueda tener TVP.
  • Píldoras anticonceptivas (oral) o terapia de reemplazo hormonal.
  • Reposo excesivo.
  • Sobrepeso u obesidad.
  • Cirugía o lesiones en las venas.
  • Tabaquismo.
  • Cáncer.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Enfermedad intestinal inflamatoria.
  • Antecedentes personales o familiares de TVP y/o pulmonar.

Complicaciones de una trombosis


Embolia pulmonar

Aunque pueda ocurrir sin la presencia de una trombosis, la embolia pulmonar es una complicación potencialmente mortal que se asocia a la TVP.

Síndrome posflebítico

Ocurre cuando hay dolor e hinchazón en las piernas, aparte de la decoloración e irritación en la piel que te hemos mencionado anteriormente en los síntomas.

Tratamiento de anticoagulantes

En algunos casos, puede haber complicaciones en el tratamiento de anticoagulantes para contrarrestar a la TVP como una hemorragia.

¿Cómo prevenir una trombosis?

¡Mantente activo!

Ya sea que te hayas sometido a una cirugía, estés viajando, conduciendo o en reposo, debes, a medida de lo posible, movilizar tu cuerpo para que los músculos hagan las contracciones musculares pertinentes y evites una trombosis.

Dile adiós al tabaco

Muchos saben lo difícil que puede ser para una persona fumadora, abandonar este hábito, pero debes hacerlo para disminuir el riesgo de contraer TVP, especialmente si tienes una condición genética que pueda causarla.

Dieta y ejercicios

La obesidad, se debe tratar con cuidado. Siendo uno de los factores de riegos para contraer TVP. Es recomendable para todos mantener una rutina de ejercicios de manera regular y el comer sano, no solo para evitar una trombosis, sino para estar saludable en general. Ahora que ya sabes todo acerca de lo que es una trombosis, sigue estos consejos y está atento a cualquier señal o síntomas que te indique si tienes TVP.

https://www.youtube.com/watch?v=jsnoy6rCGRM