Conoce todo sobre el filtro del habitáculo y qué importancia tiene, conocer todos los trucos para reconocer cuándo debes cambiarlo y cómo hacerlo.

¿Qué es el filtro del habitáculo y que importancia tiene?

También conocido como el Filtro de Polen, el filtro del habitáculo,  lo puede encontrar en el circuito de aire acondicionado y climatización del vehículo, el mismo cumple con la finalidad de filtrar todas aquellas partículas o elementos externos que pueden ocasionar la contaminación del aire que viene del exterior. Tener este filtro le garantiza que el aire dentro del vehículo sea de mejor calidad.

Si se trata de carros de tipo familiar, berlinas o furgoneta o monovolúmen, pueden tener más de un filtro de habitáculo para que la función se ejecute de una manera más efectiva. Estos filtros pueden ser de dos tipos: los de polen o los de carbón activado.

¿Cuál es su función y qué diferencias existen entre filtro de polen y el de carbón activo?

La utilidad del filtro de polen y de carbón activo es la misma solo tienen algunas diferencias,  el mismo  se encarga de evitar la introducción de sustancias externas dentro del vehículo a través del circuito de aire. La diferencia entre ambos radica en que el filtro de carbón activado no sólo evita la entrada de polen y otras partículas similares en el automóvil, además, impide que penetren la contaminación y los malos olores dentro del vehículo.

Otra diferencia entre ellos es el color que presentan, los de polen son de color blanco y los de carbón negros. A pesar de esto ambos se relacionan en que brindan comodidad en el interior del vehículo, siendo el de carbón el que más gusta a las personas porque proporciona confort olfativo eliminando los malos olores que se pueden conseguir en la carretera.

¿Puede un filtro en mal estado dañar la potencia del motor?

En verdad no es posible que un filtro que se encuentre en mal estado pueda tener una influencia en la potencia del motor o de su rendimiento, lo único que puede afectar es la calidad del aire y la cantidad que se proporcione al interior del vehículo.

¿Cuándo hay que cambiar el filtro del habitáculo del automóvil?

Existen ciertos patrones a seguir, muy en concreto tomé en cuenta la cantidad de kilómetros máxima entre el cambio de un filtro  y otro, evite exceder los 30.000 kilómetros, empezando a ser aconsejable valorar su sustitución a partir de los 15.000.

Para conocer cuando debe hacer la sustitución del filtro tome en cuentas estas indicaciones:

  • El ventilador de aire ha perdido potencia
  • Se perciben olores fuertes en el interior del coche, sobre todo nada más encender el climatizador.
  • Se empañan los cristales con frecuencia 
  • El aire acondicionado parece enfriar menos de lo habitual.

Tome en consideración que debe ponerse remedio cuanto antes, ya que no sólo interfiere en la calidad del aire interior del automóvil, sino que además, puede provocar un incorrecto desempeño como conductor, ya que como se ha mencionado el empañado de los cristales, obstaculiza la visibilidad del conductor.

Por ello, apenas usted note que su filtro está defectuoso, acuda a su taller de confianza y realice el cambio pertinente.

¿Puede influir en la salud el no cambiar el filtro en el interior del vehículo?

En este caso un filtro en malas condiciones lo que hace es acumular más humedad, esto ocasiona que se reproduzcan las bacterias, el moho y muchos otros microorganismos que si pueden afectar la salud de los integrantes que hacen uso del vehículo. A los conductores les puede ocasionar alergias en los ojos, lagrimeo y hasta congestión de la nariz; lo que les ocasiona sensación de fatiga y estornudos frecuentes que pueden ocasionar una mala conducción del vehículo.

¿Cuánto tiempo puede durar un filtro de habitáculo en buen estado?

Si consideramos los 4 diferentes tipos de filtros que deben estar incorporados a la maquinaria de un vehículo, el filtro de habitáculo es el único que no está concebido para el funcionamiento eficaz del vehículo en sí.

El propósito principal de este  filtro es el confort y cuidado de la salud de los ocupantes. Por tal motivo, hay que prestar especial atención a su estado, sobre todo cuando se pasan muchas horas sentado en el área interna o cabina del vehículo.

Los automóviles que deben tener cuidado en en el uso y cambio de los filtros de habitáculos son aquellos en los cuales se hace transporte de pasajeros o que llevan muchas personas en su interior. Estos requieren  que se les garantice una mayor comodidad y seguridad en la calidad del aire que se respira. Es por esta razón que se usan diversas tecnologías e investigaciones para producir nuevos filtros que generen una buena salud en los conductores.

¿De qué están hechos los filtros de los habitáculos para los vehículos?

Aunque habitualmente la composición de los filtros de habitáculo es el papel poroso apelmazado con fibras no tejidas junto a una capa de polipropileno cargada de electricidad estática para retener las partículas. Los medios de producción han generado diferentes combinaciones de medios filtrantes y carbón activado.

La naturaleza y la concentración de contaminantes determinan qué tipo de combinación de estos elementos es la adecuada para cada filtro.

La función primordial es que elimine el polvo y los agentes contaminantes del aire que ingresa al vehículo. Esta función es prioritaria en la estación de primavera, cuando existe una mayor generación de polen por la suspensión, lo que ocasiona serias alergias en una gran parte de la población.

Los filtros de carbón activado logran retener muchas otras sustancias contaminantes que ocasionan cáncer como la de los hidrocarburos, hollín de humo, sustancias orgánicas tóxicas, esporas y hongos. La vida útil de los filtros de habitáculo es muy limitada, y se deben sustituir por uno nuevo cada cierto tiempo.

Considere que para su tranquilidad debe mantener su vehículo bajo cuidado de un mecánico de confianza, y que debe realizarle la inspección y cambios, de correas, aceite, cuidado de motor y ruedas, cada cierta cantidad de kilómetros recorridos, así que nunca olvide chequear sus filtros.