La miel es uno de los endulzantes naturales que mayor uso tiene en la preparación de dulces y bebidas, y lo mejor de ella es que nunca se vence, pero ¿Por qué la Miel no Caduca?, esta es una pregunta que le vamos a dar respuesta por medio de este interesante artículo.

por-que-la-miel-no-caduca-3

¿Por qué la Miel no Caduca ni tiene Fecha de Vencimiento?

La miel es un producto con muchas sorpresas y usos, además que se ha comprobado que no caduca. En excavaciones arqueológicas realizadas en Egipto se han encontrado vasijas con miles de años, con miel en su interior solidificada. Son pocos los alimentos que se mantienen inalterables con el pasar de los años: la sal, el azúcar, el arroz sin cocinar y la miel.

La miel ha sido usada desde hace miles de años en todo el mundo, no solo como saborizante de bebidas, sino también como alimento y medicamento. Dentro de sus componentes se encuentran carbohidratos, como la fructosa y la glucosa, además de maltosa, isomaltosa, maltulosa, sucrosa, turanosa y nigerosa.

Lo que hace que la miel se mantenga inalterable con el tiempo, se debe a muchos factores entre los cuales destacan:

Es higroscópica: es decir que tienen muy bajo contenido de agua en su composición, esto se debe a que las abejas son las que se encargaban de hacer la deshidratación del néctar que recolectan. En un primer momento tienen hasta un 90% de humedad. Pero cuando se convierte en miel esta humedad no llega al 18%.

Al no tener agua es imposible que puedan aparecer bacterias, por lo que cuando las abejas llegan a sellar la miel de sus panales, se considera que esta es una miel madura y se mantendrá libre de microorganismos y bacterias.

Alto Contenido de Azúcar: su principal componentes es el azúcar, al tener una gran cantidad evita los problemas de osmolaridad en la miel lo que inhibe el crecimiento de microorganismos.

Tiene un pH ácido: su pH está entre 2 y 4,5, lo que no permite que sea atacada por bacterias y microorganismos, estos prefieren ambientes con un pH neutro o básico.

Está llena de enzimas: cuando las abejas hacen la recolección del néctar, para llevarlas al panal estas deben hacer una regurgitación del mismo, en este proceso se une a unas enzimas que vienen de las glándulas de las abejas como es la glucosa oxidasa. Este componente hace que haya una reacción química que permite la separación del ácido glucónico y del peróxido de hidrógeno.

El peróxido de hidrógeno es lo que permite que la miel tenga cualidades antisépticas y que actúe como un conservante natural para proteger la miel del ambiente externo.

Compuestos antimicrobianos: la miel está llena de ácidos orgánicos, compuesto fenólicos y algunos péptidos, que dan el toque antimicrobiano de la miel, esto evita que la miel se fermente o crezca y se dañe.

¿Qué es la Miel?

Es un fluido fabricado o elaborado por las abejas del género Apis, mejor conocida como abejas domésticas, las cuales toman el néctar de las flores, para luego ser transformadas por combinaciones de enzimas, y sustancias propias de las abejas, depositadas, deshidratadas y almacenadas en los paneles de su colmena para que la misma vaya madurando. Para obtener grandes cantidades de miel y ser comercializadas por los seres humanos se debe trabajar con la Apicultura.

por-que-la-miel-no-caduca-2

La Miel en la Antigüedad

Desde tiempos remotos la miel ha sido usada como un alimento. En pinturas del período Mesolítico que datan del año 6000 a.C., se han logrado observar imágenes en donde se plasmó su consumo. En el año 2500 a.C., los sumerios lograron determinar algunas de sus propiedades medicinales.

En la Biblia se menciona el uso de la miel, los egipcios y los griegos hacían referencia a ella como un elemento sagrado que se podía usar como moneda de pago para los impuestos.

¿La Miel Cambia de Apariencia?

La miel no caduca, ella puede ir cambiando de color, olor, sabor y apariencia, pero en términos generales se mantendrá bien para su consumo sin representar un peligro sanitario para la salud de las personas. Además su textura también sufre modificaciones hasta llegar a un estado de cristalización.

En cualquier caso esto no causa deterioro en el producto ni hace que se pierdan sus propiedades nutricionales, al llegar al estado de cristalización se tiene la garantía que la miel no ha sido procesada térmicamente, es decir de fábrica, por lo que la miel así haya cambiado de color no indica que esté vieja o haya sido adulterada con azúcar refinada.

Los envases de miel pueden tener fecha de consumo, que es obligatoria dependiendo de las normas sanitarias de cada país, la idea de estas fechas es que una vez llegado a su fecha límite los productos sean desechados para evitar inconvenientes sanitarios.

En el caso de la miel al ser una fecha de consumo preferente, indica que su caducidad es bastante larga, esto no implica que la miel se mantenga igual por el largo periodo sin ser consumida. En términos generales pueden sentir un cambio en su acidez y su humedad, lo que se conoce como cambios organolépticos y fisicoquímicos.

Estas fechas preferentes suelen durar unos dos años desde el momento en que la misma es envasada, luego de los dos primeros años la miel se puede seguir consumiendo siempre que se haya conservado en óptimas condiciones ambientales.

Tipos de Miel

Hay más de 300 variedades de miel las cuales se producen dependiendo de las flores de donde se recolecta el néctar el sabor y el color dependerán de ellas y de las plantas que tengan las abejas a su disposición para la recolección. En este sentido puede obtener miel de abejas, miel de avispas, miel de hormigas melíferas, miel de flores, mielada (rocío de miel).

Condiciones para Guardar la Miel

En las condiciones de conservación adecuadas la miel puede durar mucho tiempo y seguir siendo de utilidad para las personas. Lo principal es mantener el envase bien cerrado y limpiar su borde luego de usarlo antes de volver a cerrar, debe colocarlo en un sitio en donde no reciba calor pero que tampoco esté muy frío, el lugar debe ser oscuro y la temperatura óptima es entre los 18 y 27 grados centígrados.