En ocasiones, has mirado arriba y te has preguntado: ¿por qué el cielo es azul? En este post, te develamos el misterio. Si eres una persona curiosa por las maravillas del universo, te interesará la respuesta.

por-que-el-cielo-es-azul-1

¿Por qué el cielo es azul? Te sorprenderá la respuesta

Si quieres una respuesta básica a esta interrogante, podemos decir lo siguiente: el cielo es azul, porque la luz solar, al tocar la atmósfera de la Tierra, se despliega en todas direcciones debido a los gases y partículas que están en el aire.

Ilustración de cómo se produce la dispersión de luz solar al atravesar la atmósfera.

Por otro lado, se confirma que la luz “azulada”, abunda y viaja en olas cortas y más pequeñas que el resto de los colores. Teniendo así, el cielo azul que vemos a diario.

Ahora, si realmente quieres saber: ¿por qué el cielo es azul? De una forma más profunda y con explicación científica. Sigue leyendo para enterarte de todos los factores que influyen, para que sea posible todo este fenómeno.

¿Cuáles son las causas para que el cielo sea azul?

Ondas de luz

La luz, es una forma de energía cuya transmisión es a través de ondas a diferencia del sonido (también se expresa por medio de ondas, pero necesita el apoyo de un medio natural para transmitirse como el aire, agua o algo sólido).

Por lo tanto, la luz como la conocemos, viene siendo una onda electromagnética, capaz de viajar en el vacío y/o medios transparentes como el agua o el aire.

Se compone de ondas infinitas con diferentes longitudes, tomando en cuenta que la longitud de una onda, abarca la distancia entre dos crestas sucesivas de una onda. Por lo que es bastante.

De hecho, te ponemos un ejemplo del color verde, el cual se produce mediante una longitud de onda cercana a 5 diezmilésimas de milímetro.

Con esto en mente, nuestros ojos solamente pueden percibir limitadamente un rango de longitudes de onda que corresponden a los colores rojo, anaranjado, amarillo, verde, azul y el violeta, siendo éste el que tiene la longitud de onda más corta, mientras que, el color rojo, tiene la más larga.

Atmósfera terrestre

En la atmósfera terrestre, también se encuentran dispersas diversas partículas de polvo y otros componentes como los cristales de hielo, cenizas, etc. De hecho, esta atmósfera alcanza una mayor densidad al acercarse a la superficie terrestre.

Con esto tenemos que, por caracterización, la atmósfera terrestre está mezclada con moléculas gaseosas que se dividen de la siguiente forma: 78% nitrógeno – 21% oxígeno – 1% de argón + vapor de agua y trazas de otros gases.

Efectos

Al combinar estos elementos (ondas de luz con la atmósfera), podemos empezar a explicar todo el proceso de transmisión que se hace para que el cielo se vea del color que lo representa. ¿Por qué el cielo es azul? Te lo decimos a continuación:

En primer lugar, debes saber que, en el vacío, la luz solar viaja en línea recta, sin interrupciones ni perturbación en su transmisión. Pero, cuando penetra la atmósfera, puede mezclarse entre un grano de polvo o molécula.

Por ejemplo: en las gotas de agua, la longitud de ondas de luz, aumentan de tamaño, actuando como espejos que reflejan la luz en sus diferentes direcciones, sin cambios en su color.

En cuanto a las moléculas, que por defectos son más chicas, al colisionar con la luz, puede absorberla, para luego emitirla en cualquier dirección. Dicho fenómeno, es lo que se le atribuye como: “dispersión Rayleigh” (1870).

https://www.youtube.com/watch?v=LuM8mfv-WjA

El cielo azul de Rayleigh

El físico John Rayleigh, concluyó la dispersión de la luz a través de un estudio sobre como ésta chocaba con las moléculas y causaba que las longitudes de ondas se acortaran y alargaran según el color.

Así que, una vez que la luz del Sol atraviesa la atmósfera, la mayor parte de las luces que vemos con color rojo, amarillo y anaranjado, tienen longitudes de ondas largas, que no sufren de tantas alteraciones como las de ondas cortas.

Y en ese paquete, tenemos la luz azul, cuya longitud corta, es afectada por las moléculas gaseosas del aire que la dispersan. Por eso, a cualquier parte del cielo que miremos, el color azul estará presente.

Por otra parte, aquella luz que percibimos directamente del Sol, es la que ha perdido parte del color azul y es por eso que el sol se ve con tonalidad amarilla.

También, podemos percatarnos de que, al mirar hacia un punto cercano al horizonte, el cielo se ve más pálido. Sin embargo, esto es totalmente normal, porque la luz en este punto, penetra con mayor cantidad de aire, causando una doble dispersión, ocasionando este color azul más pálido.

¿Por qué el cielo es azul solamente en la Tierra?

La percepción del cielo azul cambia cuando salimos de la atmósfera. Por lo tanto, estando en órbita o desde la luna, el cielo azul que conocemos se verá negro.

¿A qué se debe esto? A las mismas moléculas o más bien, la ausencia de éstas. Es decir, como no hay factores que incidan en la dispersión de la luz, todas las longitudes de ondas en la luz solar tienen el mismo tamaño y llegan al mismo tiempo, dándole al Sol un color blanco.

¿Por qué el cielo es azul y de otros colores en el ocaso?

Es importante recordar que la atmósfera es más delgada que el radio terrestre, lo que ocasiona ciertas modificaciones en la luz, una vez que ésta pasa a través de ella.

Entonces, podemos decir que, a medida que el Sol se aproxime más al horizonte, la luz tiene que penetrar una fracción mayor de la atmósfera, para que puede llegar hasta nosotros.

Y, por esta razón, el cielo, poco a poco va teniendo una tonalidad anaranjada hasta pasar gradualmente a un rojizo. Todo gracias a las dispersiones prolongadas de las ondas cortas de color azul y verde que son ocasionadas por las moléculas.

Finalmente, tenemos un ocaso. El cielo que es adorado por muchos y que inevitablemente se convierte en un deleite para ser fotografiado y admirarlo por el tiempo que sea necesario.