Aprende a preparar en este artículo una rica mermelada de mandarina, seguro que las has probado en casa de un amigo y ahora quieres hacerla tú mismo, pues no lo dudes más y ¡manos a la obra!, esta podrás reservarla por muchos días para disfrutarla en diversas ocasiones de ella y combinarla con muchos elementos.

mermelada de mandarina

¿Cómo hacer mermelada de mandarina?

Existe gran variedad de mermeladas en el mercado y seguro que tú has preparado en tu casa muchas de ellas, las más comunes son la de fresa, guayaba y melocotón, pero ¿mandarina? La verdad es que suena un poco extraño, pero es bastante deliciosa.

Pero además de deliciosa es bastante nutritiva debido a las grandes propiedades que posee esta fruta, cuestión a la que se hará mención con mayor detalle en un segmento procedente, esta recetas muy fácil de hacer, la tendrás lista en poco tiempo y no necesitarás muchos ingredientes, solo bastante ganas de hacerla y compartir con tus seres queridos.

La cantidad de ingredientes a la que se hará mención en lo sucesivo es para una cantidad aproximada de ocho comensales o para que una persona la deguste en ocho ocasiones, por lo que si deseas mayor o menor cantidad tendrás que ajustar la cantidad de ingredientes.

¿Cuáles son los ingredientes para la mermelada de mandarina?

  • Medio limón grande
  • Un cuarto de kilo de azúcar
  • Medio kilo de naranja

Para su preparación lo primero que deberás hacer es retirar la concha de todas las mandarinas, si no quieres desechar las conchas estas son muy útiles para aromatizar las habitaciones, dejando un olor muy tranquilizante, pero también hay quienes la comen o las hacen en dulce, puedes hacer la prueba tú también.

Además de las conchas también deberás retirar todas las semillas que estas poseen, las cuales podrías sembrar e iniciar tu propio huerto, son árboles muy bonitos y si tienes un jardín de gran tamaño esta mata quedará muy bien en él.

Otro elemento que deberás eliminar antes de iniciar con la mermelada es la piel blanca que tienen, suele ser un poco trabajoso, pero con mucha paciencia lo terminas rápido.

Habiendo terminado esos primeros pasos lo procedente es que selecciones una olla y coloque agua a hervir, cuando esta se encuentre en su punto de ebullición es hora de colocar las mandarinas por tan solo cinco minutos, apaga el fuego y saca las mandarinas del agua, vuelve a repetir este mismo procedimiento tres veces más.

Seguro te estarás preguntando ¿por qué tres veces? Muy sencillo, la mandarina puede desprender un sabor amargo, por lo que si no haces este paso esas cantidades de veces entonces tu producto final podrá tener un amargor que no suele ser tan agradable.

Otro paso que tendrás que hacer es ingresar las mandarinas en tu licuadora y batir hasta que veas que se ha formado una mezcla homogénea, hay quienes prefieres evadir este paso, pero de esta manera la mermelada no será tan grumosa, por lo que queda a tu completo criterio según tus gustos.

Luego de ello agrega esta mezcla a una olla, puede ser la misma que ya has utilizado antes, agrega la cantidad de azúcar que prefieras, igual puedes ir probando por si consideras que le hace falta más, colócala a fuego medio y remueve poco a poco, mayormente el tiempo de cocción es de media hora. Pasado este tiempo solo tendrás que dejarla reposar a temperatura ambiente, luego llévala una media hora a refrigerar y finalmente sirve con unas galletas o con un trozo de pan y será una de las recetas de mermeladas gourmet.

Es importante destacar que hay personas que a la preparación le gusta agregar un poco de ralladura de la concha de naranja, unas dos cucharadas (sin llegar a rayar la zona blanca porque se amarga), este ingrediente le dará un toque sensacional a tu mermelada, puedes probar haciéndolo de las dos maneras y elegir cuál es la que más te agrada.

Otro truco de esta mermelada es que hay personas que prefieres dejar macerar las mandarinas desde una noche anterior, tal y como se hace con el Dulce de lechoza tan tradicional en muchos países, solo que en este caso no lo dejarás con el sereno de la noche, sino que las dejarás en un envase cubierto con un paño limpio y seco.

Esta preparación podrás reservarla por un buen tiempo en tu nevera, siempre y cuando esté bien tapada y no se manipule con elementos sucios que puedan dañarla, por lo que puede durar hasta tres meses en perfectas condiciones si la reservas bajo esos parámetros.

Algunos consejos importantes

Puede suceder que la mermelada te quede muy aguada, esto podría deberse a que las mandarinas tenían mucho líquido o eran muy grandes y el azúcar no era la cantidad necesaria para esas mandarinas, por lo que tendrás que agregar mayor cantidad de azúcar y volver a cocinar, verás que la textura ha cambiado.

Un truco que pocos conocen es que en ocasiones la mermelada se cubre de moho, puede pasar cuando se introduce un cuchillo o instrumento similar estando sucio o porque el envase no está tapado adecuadamente, ¿Qué se hace en estos casos? Puedes retirar esa capa muy bien con una cuchara y volver a calentar hasta que hierba o también utilizar una cucharada de bicarbonato, aunque este último es cuando el moho es más extenso que solo la superficie.

mermelada de mandarina consejos

¿Cómo combinar la mermelada de mandarinas casera?

  • Esta mermelada de mandarina ideal para desayunar bien temprano en la mañana, acompañado de un trozo de pan o una rodaja de sándwich, coloca un poco de mermelada y degusta.
  • También podrías unirla con yogurt y frutos secos, para un desayuno o una merienda saludable.
  • No se puede dejar de mencionar que puede ser tan buen aderezo como una Salsa de ajo, suele usarse en algunas ensaladas dándole ese toque cítrico y delicioso que tanto gusta en este tipo de comida.
  • También puede combinarla con helado de mantecado.
  • Para decorar cupcakes y tortas.

Beneficios de la mandarina

  • Es una fruta que posee vitamina C
  • Produce efectos diuréticos
  • Dos propiedades importantes de esta son el calcio y el fósforo
  • No se puede dejar a un lado la fibra
  • Sirve a gran escala como protección del corazón

En cualquiera de los casos, sus propiedades son esenciales para el funcionamiento del organismo, así que no lo pienses más y a ¡comer mandarinas!