El mantenimiento de una fosa séptica es tan importante como conocer su funcionamiento, para realizarlo, se debe hacer un Mantenimiento Predictivo cada 5 años.

Las fosas o tanques sépticos se utilizan en viviendas rurales donde no hay sistemas de alcantarillado, es un sistema básico de tratamiento de aguas grises.

Qué es una fosa séptica

Una fosa séptica es un sistema de tratado de aguas grises para viviendas rurales. Existen varios tipos de fosa séptica, la más común es la rectangular. En este caso hablaremos de un nuevo diseño bastante innovador que divide el agua dependiendo del sector de la casa. Es decir, el agua que se utiliza para lavar, la de la cocina, y la de las labores del hogar; pasan a su propio compartimento. Mientras tanto, el agua fecal y la de la ducha, tienen su propio espacio.

Cómo funciona una fosa séptica

La principal función de una fosa séptica es lograr filtrar el agua de todos sus desechos y exportarla en un mejor estado. Principalmente se utiliza grava y sistemas de filtración vertical y horizontal para lograr separar ambos materiales (líquidos y sólidos).

Dentro de este sistema, nos podemos encontrar con segmentos de grasa y jabón, tanto anaeróbico como aeróbico. El funcionamiento de una fosa séptica se podría resumir en estos pasos:

Tanque de aguas provenientes de las labores del hogar:

  • El primer paso es la entrada del agua por una tubería, destinada al ingreso del agua provenientes de la cocina y las zonas de lavado en general.
  • Posteriormente, el agua pasará a una zona conocida como trampa de grasa y jabón, donde estos materiales se asentarán y darán paso a un agua más limpia en la parte superior.
  • El agua que se encuentra en la parte superior, pasará por una tubería con dirección al sector anaeróbico. En este sector, se cuenta un filtro de grava y un filtro con una tubería vertical.

Tanque de aguas fecales:

  • El agua ingresa por una tubería, esta agua proviene de las duchas y los WC.
  • El primer filtro será el anaeróbico, en este filtro se encuentra una capa de grava en la parte inferior que funcionará como un filtro. Esta parte contiene una tubería lateral, que enviará el agua al otro apartado.
  • Se enviará en conjunto con el apartado de las aguas de lavado, que ya estarán procesadas y listas para finalizar el proceso de tratado.

Como te mencionamos previamente, los pozos sépticos que se suelen comercializar a nivel industrial suelen ser compartimentos donde las dos aguas se juntan desde el inicio. El gran problema de estas dos es que resulta complicado hacer un tratamiento específico a ambos sólidos. Pues la materia fecal tiene muchas diferencias con lo que viene siendo grasa y jabón.

Este foso séptico requiere de menos mantenimiento, además, podemos decir que tarda más en llenarse y limpiarlo. Por lo que es un avance en comparación con el anterior modelo.

El proceso de oxidación es más ligero por las divisiones, y no es tan forzoso como el pozo séptico común.

El tiempo de vida útil de este pozo antes de su primer mantenimiento, es de unos 5 años con el uso común en una casa de 4-5 habitantes.

Cómo realizar el mantenimiento de una fosa séptica

Materiales necesarios para la inspección y mantenimiento

Lo primero que debemos tener en nuestro equipo al realizar un mantenimiento en el pozo séptico es una pala, una cuchara grande construida en madera, una pala metálica con perforaciones u otro objeto similar. Con uno de estos retiraremos el exceso de materia asentada para dejar el agua libre.

También se requerirá de una vara lo suficientemente grande como para llegar hasta el fondo del pozo, y a su vez, necesitaremos una toalla de color claro. Otro implemento importante son unos 10 kilogramos de cal agrícola, mangueras de 1 a 2 pulgadas y un balde donde arrojaremos los desechos. Lo mejor en este caso sería un balde con capacidad superior a 20 litros.

Y listo, con estos materiales ya tendremos suficiente para realizar el mantenimiento de una fosa séptica. Es importante también que utilices mascarilla para evitar respirar aire contaminado y soportar los posibles olores desagradables. Ahora pasamos al procedimiento.

Pasos para realizar el mantenimiento de una fosa séptica

Debemos saber que el mantenimiento del tanque de grasa y jabón es más recurrente que el de aguas fecales. Para este proceso lo recomendable es equiparnos con guantes y botas de goma, sigue los pasos a continuación para realizar un mantenimiento exitoso del tanque.

Como limpiar la trampa de grasa y jabón.

1-            Removemos la tapa del pozo o tanque séptico con residuos de grasa. Este proceso debe ser realizado de forma preventiva mensualmente. A primera vista y sin necesidad de alterar el agua, podemos ver la grasa que se encuentra en el nivel superior del agua.

2-            Procedemos a remover la grasa de manera lenta para no mezclarla con el agua, puedes removerla con una pala o cuchara de madera lo suficientemente grande. Al removerla, utilizaremos el balde para depositar los restos de grasa.

3-            Una vez que se remueva la grasa de la capa superficial de agua, procedemos a ingresar la pala hasta el fondo del tanque. De esta manera vamos a retirar los desechos sólidos que se encuentran en el fondo.

4-            Depositaremos junto a la grasa estos desechos en el balde, y lo llevaremos al pozo hecho con anterioridad y lleno de cal para que continúe su proceso de descomposición.

Tras realizar estos pasos correctamente, pasaremos al tanque séptico que contiene material fecal.

Como limpiar el tanque séptico.

1-            Removemos la tapa del tanque séptico y esperamos unos minutos a que se ventile lo suficiente para no respirar olores desagradables. Podemos ver de manera superficial el exceso de materia dentro del tanque.

2-            Pasaremos a removerla de la misma manera que removimos el exceso de grasa en el tanque anterior. De manera suave y con una pala de madera (o la que tengas), y vamos extrayendo toda la materia fecal excedente.

3-            Ahora utilizaremos la vara larga con un trapo amarrado a la punta (con una altura considerable) para medir el nivel de materia en el tanque. Sumergimos la vara hasta el fondo y la dejamos quieta durante 3 o 4 minutos.

4-            Una vez transcurrido el tiempo, pasaremos a sacarla y verificar hasta que parte fue marcada por la suciedad.

5-            Para realizar el mantenimiento ingresamos la pala hasta el fondo y vamos removiendo una capa del lodo estancado. Esto se hace hasta que el nivel de lodo disminuya considerablemente. Esta capa puede ser de entre 5 a 10 cm. Con este nivel tendremos un funcionamiento óptimo del tanque séptico.

Un detalle importante es que no debes remover todo el lodo que se genera dentro del tanque séptico, pues este lodo en realidad es formación de bacterias que se alimenta de la materia fecal y ayuda en su descomposición. Siempre deja este nivel de 5 a 10 cm para que funcione adecuadamente.

6-            Procedemos a tapar el tanque y listo, el proceso de mantenimiento ha culminado.

Tras haber limpiado los dos tanques, procedemos al correcto mantenimiento del filtro anaeróbico, que será el encargado de mantener un buen nivel de agua en ambos tanques. Vamos a detallar el paso a paso para realizar el mantenimiento.

Como realizar el mantenimiento de filtro anaeróbico.

1-            Lo primero que debemos hacer es destapar el filtro anaeróbico y remover el tapón.

2-            Aquí necesitaremos las mangueras mencionadas en los implementos. Procedemos a llenar esta manguera de agua limpia. Mientras tanto, otra persona debe estar tapando la manguera de salida en un punto más bajo que el filtro anaeróbico.

3-            Ahora, la persona que está sosteniendo la manguera en la parte superior, debe ingresarla a la T con fluido de agua. Ahora, la persona que está en la parte inferior, dejará fluir el agua y se creará un efecto sifón.

4-            El agua del filtro comenzará salir por la parte inferior de la manguera. Es importante que esta agua sea para regar cultivo adyacente o puede ser vertida junto al tanque donde se almacena la grasa y materia fecal.

5-            Mientras que el agua sucia se va extrayendo. Procedemos a limpiar el filtro con agua limpia proveniente de la misma manguera para ir removiendo el exceso de bacterias.

6-            Una vez todo el filtro haya sido vaciado, procedemos a mezclar un puñado de cal con agua limpia en un bote. Mezclamos y vamos adicionando esto al pozo anaeróbico. Repetimos este proceso hasta disolver por completo los 10 kilogramos de cal.

7-            Para concluir, se termina de llenar el filtro con agua limpia y lo dejamos reposar por unas 24 horas.

8-            Después de las 24 horas, se procede a realizar el mismo proceso de extracción, pero esta vez verás que el agua sale mucho más limpia. Ahora se han removido los excesos y bacterias que se encontraban en el lecho filtrante. 

9-            Tras remover toda el agua del día anterior, llenamos el filtro de agua limpia y listo, se ha culminado el proceso de mantenimiento al pozo anaeróbico.

Materiales necesarios para la inspección y el mantenimiento del tanque

Lo primero que debemos tener en nuestro equipo al realizar un mantenimiento en el pozo séptico es una pala, una cuchara grande construida en madera, una pala metálica con perforaciones u otro objeto similar. Con uno de estos retiraremos el exceso de materia asentada para dejar el agua libre.

También se requerirá de una vara lo suficientemente grande como para llegar hasta el fondo del pozo, y a su vez, necesitaremos una toalla de color claro. Otro implemento importante son unos 10 kilogramos de cal agrícola, mangueras de 1 a 2 pulgadas y un balde donde arrojaremos los desechos. Lo mejor en este caso sería un balde con capacidad superior a 20 litros.

Y listo, con estos implementos ya tendremos suficiente para realizar el mantenimiento de una fosa séptica. Es importante también que utilices tapabocas para evitar respirar aire contaminado y soportar los posibles olores desagradables. Ahora veamos el procedimiento.

Problemas derivados de un mal mantenimiento de una fosa séptica

El primer error que solemos cometer, es esperar que el tanque séptico y todos los segmentos se desborden para proceder con el mantenimiento.

Lo primero que debemos comprender es que el mantenimiento debe ser realizado cuando el tanque séptico haya alcanzado el 50% de su capacidad.

En este punto procederemos a llamar a un profesional o entidad que preste este servicio, o si tú mismo lo realizas, proceder a limpiarla y extraer los lodos. Otra cosa que debes tener en cuenta es no remover todos los lodos que se encuentran en la fosa séptica. Estos mismos permiten el óptimo funcionamiento de la fosa.


Tipos de problemas derivados de un mal mantenimiento:

  • La primera consecuencia afecta al medio ambiente y el posterior uso de los nacimientos de agua cercana. El desborde de nuestro pozo séptico puede generar contaminación en ríos o acuíferos cercanos. Recordemos que esta agua seguramente está destinada al uso doméstico.

No prestar atención al nivel de nuestra fosa puede afectar directamente a la salud de otras personas y al estado del medio ambiente.

  • Si el agua llega a desbordarse, esto perjudicará la salud de las personas que estén en frecuente contacto con estas aguas. Desde un punto legal, será considerado como vertedero ilegal de desperdicios y puedes acarrear multas y sanciones.
  • Si tu vivienda posee un pozo séptico en malas condiciones o con un mantenimiento realizado desde hace mucho tiempo, disminuirá mucho su valor. Además de esto, el posible comprador deberá acarrear problemas legales y un gran trabajo para recuperar el funcionamiento normal de ese sistema séptico.

Si eres una persona consciente de las consecuencias que puede acarrear no realizarle un mantenimiento periódico a tu fosa séptica debes realizar este mantenimiento y proceso de limpieza periódicamente. Lo ideal es remover un 80% de la materia solida que se encuentre dentro del pozo, para que el restante permite el funcionamiento óptimo.

Ahora, veamos el lado positivo de realizar un mantenimiento frecuente a tu pozo séptico.

Ventajas de realizar mantenimiento de una fosa séptica:

Primero que nada, debemos conocer que la labor puede resultar complicada para una persona sin mucho conocimiento. Lo mejor será optar por una empresa que limpie fosas sépticas o un grupo de trabajadores rurales que conozca bien del procedimiento. Con esto comprendido, pasemos a conocer las ventajas.

  • Los demás mantenimientos serán mucho más fácil y rápidos debido a que no se producen estancamientos.
  • Previenes que tu zona se inunde de residuos indeseados, el desencadenante pueden ser lluvias fuertes o incesantes en la zona, lo que termine por desbordar el tanque.
  • Al mantener un buen nivel de residuos y unas relativamente aguas limpias se logra controlar el mal olor que pueda ser producido hacia nuestra casa o regiones cercanas.
  • Entre más frecuente sea el mantenimiento, menos probabilidad de atasco y deterioro de las instalaciones hay. Esto se traduce a una mejor vida útil del sistema.
  • Te ahorras mucho dinero si el pozo séptico se encuentra destinado al tratamiento de aguas de una empresa o productora. De esta manera un mantenimiento frecuente y bien realizado puede prevenir que la empresa se detenga.

Con estos puntos bien claros, debes tener una idea bien clara de lo que es mejor al momento de mantener un pozo séptico. No dejes que sea demasiado tarde para comenzar con la labor, protégete a ti y a todos los que te rodean.

Productos para limpiar la fosa séptica

Antes que nade debemos comprender que la presencia de bacterias es importante para la descomposición de los residuos dentro de un pozo séptico. Es por eso que la mayoría de detergentes o limpiadores no se llevan muy bien con estas fosas. La composición en cloro o agentes antibacterianos puede arruinarnos el funcionamiento del pozo séptico, lo cual resulta contraproducente.

Ahora, veamos qué productos son aptos para la limpieza de una fosa séptica y cuales no lo son.

  • Detergente: Es adecuado si se utiliza uno sin acidez, descalificadores o contenido clorhídrico.
  • Limpiador multiusos: No es adecuado
  • Agente anticalcáreo: No es adecuado
  • Cloro: El peor enemigo
  • Limpiacristales: No es adecuado
  • Jabón de manos: Sí es adecuado
  • Vinagre de limpieza: Adecuado para el mantenimiento
  • Pastillas para lavavajillas: Sí es adecuado

Otros productos como los limpiadores para WC, agua sulfurosa, soda, desatascador de desagües, jabón antibacteriano y limpiador de suelos no son adecuados para este proceso. Busca la asesoría de una empresa especializada para que te oriente en la utilización de detergentes o productos de limpieza para una fosa séptica.

Esto sería todo por el artículo de hoy donde repasamos todo lo que necesitas saber sobre el mantenimiento de una fosa séptica. Utiliza toda la información a tu favor y recuerda realizar un mantenimiento frecuente para evitar malos ratos, muchas gracias por leer.