¿Los loros lloran como bebé? Los loros “hablan” por medio de la repetición de los sonidos, pero no significa que sepan hablar. De hecho, los sonidos que reproducen es por medio de la imitación. De acuerdo con esto, tenemos que los loros no lloran como bebé, simplemente repiten el sonido del llanto del bebé.

Pero para comprender por qué sucede esto, es importante poder determinar algunos factores que constituyen la cavidad sonora de los loros. Por consiguiente; tenemos que se trata de un proceso, como mencionamos antes, de imitación. Veamos ¿por qué los loros lloran como bebé?

¿Cómo enseñar a un loro a llorar como un bebé?

Los loros tienen una gran memoria y es por medio de la memoria que tienen gran capacidad para imitar los sonidos. Como no poseen labios, no es posible que gesticulen de la manera en la que lo hacemos, sin embargo; pueden imitar el registro del sonido.

Si un loro escucha constantemente el llanto de un bebé, es posible que lo imite al poco tiempo, pero eso no significa que el loro esté llorando. Si al escuchar al beber llorar, el loro hace el mismo sonido, significa que lo está reproduciendo.

A su vez, si queremos enseñar a un loro a llorar como un bebé, podemos emular el llanto para que el loro lo vaya memorizando, o hay un bebé en casa, las veces que el niño llore, el loro las irá captando.

¿Cómo enseñar palabras a un loro?

Suele ser elocuente la manera en la que los loros repiten palabras, muchas veces, puede ser gracioso. Para que el loro comience a repetir ciertas palabras, dilas frente a él, mirándolo. Repite la palabra una y otra vez. Al poco tiempo, el loro la habrá memorizado.

Entre sus capacidades, el loro comenzará a repetir e imitar las palabras que le digamos. Comienza con una sola y ve añadiendo otras para que tenga un mayor repertorio.

¿Por qué los loros repiten las palabras?

No hay una razón exacta de por qué los loros repiten las palabras que más escuchan, pero parten de su naturaleza. Es su forma también de comunicarse con las personas. De ahí a que ciertos loros digan los nombres o las frases que más escuchan, de manera que, pueden establecer un vínculo con los integrantes de la familia.

Si escuchan frecuentemente a un bebé llorar, el loro comenzará a emular el llanto. Es posible que no sepan de qué se trata, pero pueden notar lo que el llanto conlleva, como la atención.

Palabras que los loros repiten

Dependiendo de la dificultad de las palabras, los loros buscarán la manera de imitar correctamente los sonidos, es por ello que, es frecuente que escuchemos que repitan las siguientes palabras:

  • Nombres de las personas que tienen cerca.
  • Palabras de saludo como “hola” o “buenas tardes”, entre otras.
  • La risa de algún integrante del hogar, o la risa que más escuchen.
  • Sonidos de alarmas o incluso, el llanto de un bebé.

Tener a estas aves en casa trae alegría, ya que se trata de otro miembro de la familia. Sobre todo porque puede haber una interacción más cercana.