En el mundo ha habido varias depresiones económicas que son conocidas por el impacto que tuvieron en su momento, pero ¿Qué es una depresión económica? ¿Cuáles son sus causas? ¿Cómo afrontarlas? estas preguntas serán respondidas en las secciones de esta entrada.

todo sobre la depresión económica

Depresión económica

La definición de depresión económica es muy clara: se trata de la fase que sigue después de una recesión económica. Por lo que es conveniente conocer qué es una recesión económica para comprender mucho mejor qué es esta fase posterior. Para ello se citará a Sevilla Andrés, que define la recesión como:

«Un decrecimiento de la actividad económica durante un periodo de tiempo. Oficialmente se considera que existe recesión cuando la tasa de variación del PIB es negativa durante dos trimestres consecutivos.»

La productividad de una nación se mide cada cierto tiempo, puede ser de forma anual o trimestral. Esta medición es lo que se llama «tasa de variación del PIB» y como su nombre lo indica: tiene variaciones, es decir, aumentos y reducciones de dicha reproducción, todo esto se logra por medio de una fórmula matemática.

En este sentido, al ver que la producción del país se encuentra reducida gravemente durante mínimo medio año (sin incrementos durante ese tiempo) tomando en cuenta que la tasa de variación del PIB se mide a veces por trimestres, se considera que hay una recesión económica cuando los valores son negativos durante dos trimestres.

recesión y depresión económica

No solo la producción es poca, sino que el consumo se reduce también, así como la inversión y la producción de servicios. Mientras tanto, otras cosas sí aumentan, como el desempleo y la inflación.

Antes de la economía generalmente las naciones tienen una fase de crecimiento económico, luego de eso la teoría de los ciclos económicos indica que viene una fase de decrecimiento económico (recesión) y si esta se intensifica y se mantiene en el tiempo le sigue una fase en la que la economía «llega al fondo» (depresión).

Ahora bien, no debe confundirse una recesión y una depresión en economía puesto que desde el inicio se ha diferenciado un término del otro indicando que se trata de fases diferentes, una antecede a la otra. Sin embargo, no solo eso es lo que las diferencia, en los ciclos económicos una recesión desacelera todas esas oscilaciones de la economía de forma pasajera, mientras que una depresión es entendida como el pico más bajo de los ciclos económicos.

¿Qué es la depresión económica?

Como se indicó anteriormente, se considera que se está en una depresión económica cuando la caída de la economía ya llega a una magnitud muy grande, ya en la recesión económica se ve como ciertos factores aumentan y disminuyen para dar pie a un estado grave de decrecimiento económico en el país que dura determinado tiempo, pero en la depresión estos factores se hacen aún más graves y la situación se sostiene por mucho más tiempo.

También se considera que se está en una depresión económica cuando la situación del país no parece cambiar para mejor, sin embargo, no hay un punto específico que funcione como regla para determinar el fin de una recesión y el comienzo de una depresión, aunque una teoría económica indica que para determinar que se está en una depresión esa nación deberá haber sostenido una recesión por tres años o más.

Respecto a las teorías, al analizar varias de ellas se notará que hay varias formas de entender las depresiones. Por ejemplo, el marxismo en su crítica hacia el capitalismo ve las depresiones económicas como una prueba de la ineficiencia e inviabilidad de dicho sistema. El capitalismo, por su parte, la describe como la peor fase de los ciclos económicos.

Causas de una depresión económica

Hay varios factores que influyen en que un país entre en una depresión económica, esto varía dependiendo de las teorías que las analicen y de los países en los que se dieron las depresiones conocidas hasta ahora. Aun así, se enlistarán algunos de ellos incluyendo los que causaron algunas depresiones:

  • El subconsumo intensificado por la caída de los precios, la poca confianza de las personas en adquirir productos o invertir y la retención del dinero en efectivo.
  • La reducción de la inversión.
  • Especulación.
  • Hiperinflación, que es definida como un aumento descontrolado de los precios de los productos y servicios de una nación, ahora bien, cuando el porcentaje de inflación es mayor de 1000% es cuando pasa de ser inflación a hiperinflación.
  • En el mismo orden de ideas, cuando en una depresión económica hay inflación esto se denomina: estanflación.
  • Reducción de la producción de las empresas.
  • «La insuficiencia en la demanda de bienes y servicios» según John Maynard Keynes.
  • La Gran depresión, por su parte, tiene toda una serie de causas indicadas por las diferentes corrientes del pensamiento que la analizaron, por ejemplo: el estado de subconsumo en el que se encontraron los Estados Unidos, el pánico financiero que generó la reducción de consumo y de inversión, la especulación, las políticas monetarias del momento, una posible deflación, entre otras cosas.

causas de una depresión económica

Mayores depresiones del mundo

Hasta ahora ha habido varias depresiones en todo el mundo, por ejemplo, el pánico de 1837 que ocurrió en Estados Unidos durante la presidencia de Andrew Jackson, comenzando por el 10 de mayo de ese año, que fue cuando todos los bancos del país dejaron de pagar a sus clientes con monedas de oro y plata.

Esto ocasionó un fenómeno social llamado pánico bancario o financiero (razón de que esta depresión lleve ese nombre), luego de eso el país se sumió en la especulación que afectó a la economía al punto de dejarla en crisis durante cinco años seguidos, actualmente la gravedad de dicha depresión es comparada con la Gran Depresión que ocurrió casi 100 años después.

Otro ejemplo de una depresión económica es la larga depresión, que a diferencia de la anterior no afectó directamente a una sola nación, esta abarcó gran parte del mundo mientras se desarrollaba la segunda revolución industrial. Esta depresión económica mundial comenzó en el año 1873 con la caída de la Bolsa de Viena, en ese momento ocurría la mencionada depresión en Estados Unidos y otras naciones se vieron afectadas económicamente por los gastos de la guerra.

Para el siguiente ejemplo conviene mencionar primero el crack del 29 (1929), esta crisis se dio en Estados Unidos, pero luego alcanzó al continente europeo afectando la actividad de los compradores (que no invertían por la expectativa), de los vendedores (por una reducción del consumo) y de los bancos (varios cayeron en la quiebra). También alcanzó a otras naciones por el comercio internacional que se fue deteniendo y Empresas transnacionales también quebraron.

Varios factores intensificaron la situación económica hasta convertirla en una depresión que más tarde sería conocida como La Gran Depresión, esta crisis se encuentra en el punto más alto de las depresiones del mundo, es muy conocida, ha sido muy estudiada y fue tan grave como para justificar esas reacciones hacia ella. Mayormente al hablar de depresiones se sigue una línea cronológica, esta es la razón de que se hable de ella en este punto de la entrada.

¿Qué la hace tan grave? Mientras que otras depresiones registran una caída del PIB del 10%, esta crisis registró un descenso del 33%, además de eso La Gran Depresión afectó terriblemente a muchas más naciones que las depresiones anteriormente mencionadas. Su duración no se reduce a tres o cinco años, sino a toda una década e incluso unos años más para los países más afectados, su año de inicio es el que puede ser especificado con más certeza (1929 y en algunos casos 1930).

Además de eso, las consecuencias de esta crisis fueron terribles, los bancos quebraron, así como varios Tipos de empresas en todo el mundo lo hicieron, por el tiempo que duró el bajo consumo los precios y la circulación de monedas se redujo considerablemente. El nivel de desempleo bajó hasta el 25% en ciertos países y se mantuvo durante toda la década, aunado a eso los salarios también se redujeron.

En general, La Gran Depresión tuvo un impacto no solo económico sino social, puesto que los factores anteriormente mencionados también afectaron al sistema social disminuyendo la cohesión de sus individuos, el nivel de bienestar social, aumentando la pobreza en muchos países y la inseguridad, desestabilizando la sociedad considerablemente.

¿Qué hacer durante una depresión?

Es importante recalcar lo que se ha demostrado a través del tiempo, las depresiones al terminar abren paso a una nueva fase de recuperación y mejora potencial de la economía. Sin embargo, al ser algo que sucede a largo plazo es necesario conocer cómo actuar durante una depresión económica, tomando en cuenta que esta fase se mantiene por algunos años.

En este sentido, economistas recomiendan el análisis de toda la situación para determinar sus causas, los factores que tienen mayor impacto, etc. de manera que se puedan diseñar políticas económicas o monetarias para hacer frente a la depresión. Dicho análisis también deberá enfocarse en los daños ocasionados, de modo que se puedan priorizar y atender aquellas necesidades con la mayor urgencia.

Varios análisis a La Gran Depresión han llevado a numerosos investigadores, economistas, etc. a reconocer que las intervenciones del estado (con políticas económicas, ayudas sociales, políticas fiscales, entre otras cosas), funcionan para sobrellevar la depresión. Mientras tanto, otras instituciones como los bancos deberán aplicar ciertas políticas monetarias para incentivar la inversión, los créditos y el consumo de las personas.

Será necesario diseñar también medidas macroeconómicas que permitan solucionar la situación a medida que pasa el tiempo, por ejemplo, la formación de los ciudadanos enfocada en la producción del país o las políticas empresariales que incentiven a sus empleados.

Algo que hay que tener en cuenta es que, así como se han mencionado varios factores que se desarrollan en una depresión económica hay varias medidas para cada uno. Para la inflación o hiperinflación varias teorías han propuesto medidas para hacerles frente. Para la deflación, que es lo contrario a la inflación, también hay una serie de medidas, igualmente las hay para la reducción de consumo y otras cosas.

La depresión, al ser un problema estructural debe ser atacado con varias medidas que no solo le corresponden al Estado, también a las empresas de cualquier tamaño, las cuales pueden aplicar campañas para fomentar el consumo y aumentar la confianza de la ciudadanía, también podrían repartir el trabajo y el tiempo para hacerlo aplicando una reducción de la jornada laboral.

Hablar de una medida más general como el cambio del sistema económico ya implica la inclinación hacia alguna de las corrientes del pensamiento y sus respectivas teorías. Por ejemplo, el marxismo, el socialismo en un solo país, el liberalismo económico, entre otras que juntas se relacionan con los sistemas de gobierno.

Claramente durante las recesiones y depresiones del mundo se han visto casos de cambios de gobierno y aplicaciones de «nuevos» sistemas. Lo importante es que desde las diferentes esferas de la vida cotidiana se haga un análisis, se planteen y diseñen medidas para cada problema y luego se apliquen.