La danza del vientre es un arte de origen oriental, desarrollado en las cortes principescas de Oriente Medio.

Danza femenina y elegante, símbolo de la fertilidad y el autodescubrimiento, ha evolucionado a lo largo de los siglos hasta la actualidad. De hecho, la danza del vientre ha sufrido diversas contaminaciones, que han dado lugar al nacimiento y desarrollo de diferentes estilos según la zona geográfica de origen.

Este arte se caracteriza por los movimientos giratorios de la pelvis, sensuales y sinuosos, estrechamente vinculados a la fertilidad y al culto a la Diosa Madre; por ello, sólo lo practicaban las mujeres.

Lo que más llama la atención de la danza del vientre es la capacidad de la bailarina para controlar los movimientos de las distintas partes del cuerpo.

Danza del vientre

Danza del vientre: ¿Qué es?

La danza del vientre, también conocida como danza árabe o danza oriental, se originó en las regiones de Oriente Medio como una forma de arte para acompañar determinadas ceremonias religiosas.

Esta disciplina nació como símbolo de fuerza, poder y feminidad, y se caracteriza, por un lado, por movimientos elegantes y sinuosos que hacen que el cuerpo sea fluido y armonioso, y por otro, por verdaderas sacudidas de las caderas y el torso que representan, en cambio, el elemento marcial y guerrero.

Una danza envolvente, rica en sonidos, música y colores capaces de golpear y despertar los flujos de energía y la psique femenina.

Beneficios de la danza del vientre

La danza del vientre tiene muchos beneficios para el cuerpo y la mente. Descubrámoslos juntos.

Beneficios físicos

La danza oriental es especialmente buena para la zona abdominal, ya que el núcleo es la parte del cuerpo más implicada durante el entrenamiento. Descubramos en detalle cuáles son los beneficios para el organismo.

  • Fortalece el abdomen: Gracias a los continuos movimientos de la pelvis, la danza del vientre es una disciplina excelente si quieres fortalecer toda la fascia abdominal. También es esencial para fortalecer el suelo pélvico y prevenir los problemas de incontinencia.
  • Mejora la postura: Este baile requiere un gran control de los músculos de la espalda, mejorando la postura; además, la columna vertebral realiza movimientos que pueden reducir los problemas lumbares.
  • Tonifica tus músculos: La danza del vientre te proporciona unos músculos más firmes y tonificados.
  • Alivia los dolores menstruales: Gracias a los continuos movimientos de la banda abdominal, la danza oriental permite liberar las tensiones musculares a nivel del núcleo; esto conlleva una reducción de los dolores menstruales y también del parto.
  • Mejora las articulaciones: Gracias a sus movimientos continuos y sinuosos, hace que las articulaciones sean más elásticas.

Beneficios psicológicos de la danza del vientre

La danza árabe también tiene muchos beneficios para la mente.

  • Reduce el estrés y la ansiedad.
  • Te ayuda a tomar conciencia de ti mismo y de tu cuerpo.
  • Mejora la autoestima y el estado de ánimo.
  • Permite expresar las emociones y los sentimientos más profundos, activando mecanismos psicológicos capaces de difundir la alegría, la paz y la serenidad.

Contraindicaciones

La danza del vientre no tiene ninguna contraindicación en particular. Puede ser practicada por todas las personas, independientemente de su edad, e incluso por mujeres embarazadas, siempre bajo estricto control médico-ginecológico.

Sin embargo, antes de abordar cualquier disciplina, es importante someterse a un chequeo médico para estar seguro de su estado de salud general.

[tds_note]Sigue leyendo: Remo[/tds_note]