Quantcast

Cuando Se Puede Abrir Una Tumba

Abrir Una Tumba

Las personas acuden a los cementerios para rendir homenaje a los seres queridos fallecidos, y parte de ese proceso es sacarles de la tumba. Si deseas abrir una tumba, entonces hay algunas cosas que debes saber:

¿Quién puede autorizar la apertura?

Normalmente, una tumba sólo puede ser abierta con la aprobación del alcalde local o cualquier otra persona a cargo de la administración de cementerios públicos. Si la tumba se encuentra en un cementerio privado, entonces será el administrador del mismo o la persona a quien el propietario del terreno la haya confiado a la responsabilidad.

¿Porqué querríamos abrir la tumba?

  • Realizar una exhumación autorizada.
  • Incluir un resto con tal de que el fallecido no descanse solo en la tumba.
  • Añadir una placa o lápida a la tumba.
  • Cambiar el contenido de la tumba por cualquier razón (por ejemplo por un cambio de ubicación de la tumba).
  • Reforzar la tumba para evitar su deterioro.

¿Qué necesitamos para abrir la tumba?

Además del permiso correspondiente, en algunos casos es necesario contar con permisos adicionales, como un permiso de la salud pública. Se también necesitará experiencia y preparación especializada para abrir la tumba de manera segura. Los trabajadores también deberán cumplir con el protocolo correspondiente para asegurar que todo se lleva a cabo de la forma adecuada.

Conclusión

Abrir una tumba implica ajustarse a ciertos procedimientos. Por lo tanto, antes de emprender cualquier proyecto, es importante asegurarse de tener los permisos en orden y contratar los servicios de personas especializadas para llevar a cabo el trabajo.

Abrir una tumba: ¿Cuándo se debe hacer?

Existen varias razones por las que uno puede decidir abrir una tumba. Estas razones incluyen la necesidad de realizar una exhumación, una exhuma y repatriación, o una exhumación indetificada.

Exhumación

Una exhumación requiere la apertura de una tumba para llevar a cabo una investigación o para tratar de recuperar restos humanos. Esto se puede llevar a cabo por motivos religiosos o por la necesidad de recuperar los restos de un ser querido. Una exhumación puede llevarse a cabo siempre y cuando el difunto haya fallecido hace al menos diez años.

Exhumación y repatriación

La exhumación y repatriación se refiere al traslado de una tumba y los restos de una localidad a una entidad externa, ya sea una oficina del gobierno, una iglesia, una funeraria o incluso una familia. Esto puede realizarse cuando el lugar de enterramiento no es el más apropiado o porque la familia desea llevar el difunto a un lugar mejor. Tabién puede realizarse cuando las autoridades sanitarias requieren el traslado debido a la presencia de ciertas enfermedades o condiciones de seguridad.

Exhumación no identificada

Una exhumación no identificada es aquella en la que se realiza una apertura sin conocer la identidad del difunto. Esto puede ser el resultado de la destrucción de documentos de identificación, la pérdida del mismo o si el difunto fue enterrado como un indigente. Esta es una situación complicada y algunos países tienen diferentes regulaciones para tratar este tipo de exhumaciones.

Procedimientos Generales

Antes de proceder con la apertura de una tumba hay que cumplir con ciertas regulaciones. Esto incluye:

  • Verificar la identidad – Es importante confirmar la identidad del difunto antes de proceder con la apertura. Las personas encargadas de llevar a cabo la exhumación deben buscar cualquier documentación de identidad existente.
  • Obtener los permisos necesarios – Debe obtenerse un permiso para abrir una tumba. Esta autorización varía según el lugar y los acuerdos entre el área, la iglesia y la familia.
  • Conocer los entierros aledaños – Es importante realizar exploración de los entierros aledaños para determinar si hay comportamientos relacionados con la tumba o las otras personas que hayan sido enterradas allí.

Seguridad

La seguridad debe ser una prioridad cuando se trata de abrir una tumba. Existen varias medidas que se pueden tomar para garantizar la seguridad y la dignidad de los servicios funerarios. Estos incluyen:

  • Mascarillas y guantes para los miembros del equipo – para la protección de las personas que realizan la exhumación
  • Equipo de protección para todas las personas presentes – para limitar la exposición a enfermedades y productos químicos relacionados con la descomposición
  • Respeto por el lugar – cualquier cosa removida de la tumba debe colocarse en un lugar seguro y cubierta para proporcionar privacidad

Resumen

Abrir una tumba puede ser una tarea intimidante, pero es algo que se debe hacer con mucho cuidado y respeto. Se deben tomar los procedimientos y medidas de seguridad apropiadas y asegurarse de seguir todas las regulaciones locales antes de realizar la exhumación.

Te puede interesar:  Como Proteger El Medio Ambiente

El contenido del artículo se corresponde a nuestros principios de ética editorial. Actualmente estamos trabajando para corregir y mejorar nuestro contenido en otros idiomas.

Si eres traductor acreditado también puedes escribir para trabajar con nosotros. (Alemán, Español, Francés)

Para notificar un error o mejora de traducción pincha aquí.

Trucoteca
Descubrir Online
Seguidores Online
Tramitalo Facil
Minimanual
Un Como Hacer
TipoRelax
LavaMagazine