Crédito al Consumo: ¿Qué es?, Características, Tipos y más

El Crédito al Consumo, es una variedad de financiamiento personal, solicitado por un consumidor para adquirir un producto o servicio. Pudiendo gestionarlo directamente en una entidad bancaria o a través del dueño del establecimiento como intermediario. En el presente artículo encontrarás un completo e interesante contenido de este tema. ¡Descúbrelo y verás!

Crédito al Consumo

El crédito al consumo, es lo que hace referencia a una clase, modelo o categoría de crédito, préstamo o financiación privada, lo que significa que es propia o particular. El cual posee un valor base, que no es de muy elevado monto monetario, asignado para posibilitar la compra de un bien o servicio. Que además lo puede agilizar el dueño del negocio o empresa donde se adquirirá tal producto o servicio, para que sea conferido u otorgado con mayor facilidad. Todo esto ajustado a una seguridad y resguardo particular y muy específico hacia el usuario consumidor.

Se tiene que este, es una variedad de financiamiento designado u ordenado para ejecutar adquisiciones. Por lo que es fácilmente observable a que se refiere el mismo o que es lo que confiere su uso o requerimiento, que no es otro que la Satisfacción del cliente. Por otra parte, se distingue respecto a otros por su peculiar elevado interés, que lo hace un beneficio difícil de pagar.

Cabe destacar, que los créditos al consumo, son entregados por las instituciones financieras. Pudiendo el consumidor solicitarlo directamente en un ente de su preferencia o por el contrario, pedirlo en el comercio donde ejecutará la compra. Teniendo que ser este el que se encargará de llevar el trámite hasta la institución bancaria otorgante, mecanismo que ayuda sobremanera en la solicitud.

Origen del Crédito al Consumo

El crédito al consumo, aunque parezca un beneficio actual, no lo es. Porque de acuerdo a la Asociación Internacional de Entidades de Crédito Prendario y Social. Para el año 1450, comenzaron las entidades benéficas donde acudían las personas de bajo poder adquisitivo. Que tras la entrega bajo empeño de sus propiedades u objetos de cierto valor. Recibían o adquirían monedas que les permitían cumplir con sus requerimientos más básicos de vida. Estas entidades benéficas es lo que se conoce como los Montes de Piedad, del italiano, Monte di Pietà, también identificado como Montepío.

Te puede interesar:  Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)

Su fundación fue realizada por los monjes franciscanos, siendo su principal objetivo acabar con las personas que se dedicaban a facilitar dinero. Donde se beneficiaban con elevados intereses aprovechándose del necesitado. Pero eso no significa que todo era fácil, las tasas tenían un inicio del 30% y podían alcanzar el 200%. Por lo que, toda persona necesitada, solicitaba créditos muy reducidos porque los intereses difícilmente podían pagarse.

Luego, todo esto da un giro total con el arribo del Siglo XX, pues la industria automovilística es la que le dio auge a este sistema de compra por medio del crédito al consumo. Del que posteriormente se extiende para otros préstamos de elevada cantidad, como para la adquisición de vivienda, electrodomésticos de difícil alcance, entre otros. Pudiendo así lograr que muchas personas logren adquirir lo que desean, si les es dificultoso ejecutar la cancelación de manera instantánea.

Características del Crédito al Consumo

Las principales características, que hacen que esta categoría de crédito al consumo, se distinga de las otras existentes, son las siguientes:

  • Es la que posibilita la adquisición de vehículos, viviendas, computadoras, electrodomésticos de difícil alcance, móviles de última generación, entre otros.
  • Posee la facilidad de agilizarse por el negociante del bien. Por ser el que presenta la documentación exigida a la entidad bancaria que otorga el crédito. No obstante, el único que establece si la persona se le puede otorgar o no el mismo, después del respectivo análisis o estudio, es la entidad bancaria.
  • El solicitante posee un respaldo bajo reglamento, que lo ampara ante amenazas que atenten contra su economía.
  • Su cuantía no es elevada, a pesar de que solicita una base para que sea otorgada.
  • La diligencia es de corta duración, es decir, su respuesta no es tardía, si se compara con otras solicitudes de amplio requerimiento, como lo son los créditos hipotecarios.
  • Las tasas que maneja es elevada respecto a otros créditos para personas.
  • Para este caso, el solicitante, de no poder ejecutar el pago del préstamo o crédito al consumo solicitado, tiene como Garantía el propio bien que esta por adquirir, al igual que otros que posea.

Tipos de Crédito al Consumo

Tipos de Crédito al Consumo

Los tipos de crédito al consumo, disponibles para que las personas puedan ejecutar sus adquisiciones son los siguientes:

Rotativo

El crédito al consumo rotativo, se refiere a la cantidad que otorga la entidad bancaria de acuerdo a las entradas frecuentes. Donde el solicitante posee la facilidad de tomarlo completamente o bien parte del mismo, retornando el incremento del cupo utilizable, cada vez que llegue a efectuarse una cancelación de este.

Te puede interesar:  Ondas de Elliot; ¿Qué son?, Ejemplos y más

Su principal particularidad que le hace destacarse, es que la entidad financiadora, restablece la cantidad otorgada, una vez se ejecute la restitución o retorno del cupo producto del préstamo. Por otra parte, si únicamente se tiene una porción del mismo, se cancelarán las tasas referentes al monto.

La obtención de este tipo de crédito, concede el beneficio de percibir una entrada complementaria, si se presenta el hecho de una solicitud monetaria, de una manera aún más simple y acelerada. Cabe destacar, que este tiene como obligación, efectuar un pago mensual, pudiéndose además realizar otros adicionales si así lo desea el cliente.

Libre Inversión

El crédito al consumo libre inversión, que igualmente se identifica con el nombre de libre destinación o libre disponibilidad, es el idóneo. Cuando el cliente solicitante, desea solventar una necesidad de crédito, con la finalidad de abarcar algo específico.

A través de este tipo de préstamo, se hace posible la compra de cualesquier artículo o bien servicio. No teniendo para este la obligación de especificar el motivo del mismo. En la que la entidad bancaria, además le facilita al solicitante la gestión al no requerir numerosos documentos, siempre y cuando la cantidad sea razonable.

Libranza

El crédito al consumo libranza, es un préstamo al consumo de libre inversión. El cual posee la particularidad de rebajar o cobrar, el pago que se debe ejecutar de forma mensual, según el contrato, de la cuenta personal que maneja el empleador y es la que posee el individuo solicitante. Lo cual significa, que la cuenta por donde le efectúan el pago de nómina se encuentra afiliada para que sea llevado a cabo el descuento pertinente.

Esta afiliación, por demás es lo que le permite o faculta al patrono a descontar del dinero a transferir por nómina, el monto del crédito y adjudicarlo directamente a la entidad financiera para que se efectúe el pago que corresponde. Siendo esta manera de saldar cuenta, la más provechosa y confortable. Porque el deudor no tiene que estar pendiente de ejecutar un pago, debido a que es saldado automáticamente.

Remodelación y de Vehículo

El crédito al consumo remodelación y de vehículo poseen una semejanza que es su objetivo definido o delimitado. Del que, el crédito al consumo remodelación, posee la particularidad, de que el mismo, como su nombre lo indica es para efectuar únicamente el pago de una remodelación. Que también puede ser una amplificación, perfeccionamiento u optimización. Es decir, posee un objetivo específico y concreto, tanto para el cliente, como para la entidad financiera.

Te puede interesar:  ¿Qué es el Sistema de Cuentas Nacionales?

Por otra parte, se tiene que el crédito al consumo de vehículo, se asemeja en que igualmente posee un objetivo específico, que es la compra de un vehículo, pudiendo ser este, nuevo, de segunda mano, para uso público, entre otros.

Unificación de Deudas

El crédito al consumo unificación de deudas o también Consolidación de deudas, es que cumple la finalidad de integrar en un único financiamiento la totalidad de las responsabilidades referidas a créditos. Que la persona posea en las diversas entidades bancarias. Donde a través de esta se le otorga a la persona deudora la facilidad de un nuevo contrato de pago con una tasa inferior, que por demás es preferencial.

Todo con el objetivo de que el monto adeudado, se pueda cancelar con cuotas más bajas y en un mayor lapso de tiempo. En el que, no se le restringirá los créditos de tarjeta que este posea con los bancos. Pudiendo utilizarlas si desea, siempre y cuando posea el monto a girar disponible.

Pignorado

El crédito al consumo pignorado o como también se le conoce, pignoraticio, es el que le facilita al solicitante el crédito, pero para este, hace falta que adjudique como resguardo, seguridad o garantía. Requerimientos como, montos de dinero que tenga en cuentas personales, montos referidos a fondos de pensiones voluntarias, un patrimonio, entre otros.

Recomendaciones al Solicitante de un Crédito

En el momento en que una persona desea adquirir un bien y no posee el monto requerido en su totalidad, teniéndose que ver en la necesidad de solicitar un crédito al consumo. Es preciso tomar ciertas previsiones a modo de amparo o seguridad. Aunque exista un resguardo inmerso en el contrato firmado, las cuales son:

  • Solicitar una copia del contrato o acuerdo de crédito.
  • Pedir que se entreguen las cláusulas que están convenidas en el acuerdo de pago.
  • Hacer la debida solicitud de asesoría, respecto al reglamento que se debe respetar, si no se está claro en lo que se encuentra estipulado.

Tasa de Usura

La tasa de usura es la que se encuentra estipulada, en este caso, por la Superintendencia Financiera de Colombia. Como la máxima permitida a cobrar tras otorgar o conceder un crédito. Esta procede de acuerdo a tres categorías o clases de créditos, que son: de consumo y ordinario, los llamados microcréditos y los préstamos de bajo monto.

Esta tasación se crea por el libre comercio de los procedimientos económicos, de lo cual, no se determina una tasa específica. Sino que se ejecuta el cómputo para luego legalizar el mismo.

Donde por ejemplo, para los créditos de consumo y ordinarios la tasa para el cómputo resulta de multiplicar 1,5 veces la tasa efectiva anual promedio. La cual proviene de los créditos al consumo.



El contenido del artículo se corresponde a nuestros principios de ética editorial. Actualmente estamos trabajando para corregir y mejorar nuestro contenido en otros idiomas.

Si eres traductor acreditado también puedes escribir para trabajar con nosotros. (Alemán, Español, Francés)

Para notificar un error o mejora de traducción pincha aquí.

Parada Creativa
IK4
Descubrir Online
Seguidores Online
Tramitalo Facil
Minimanual
Un Como Hacer
TipoRelax
LavaMagazine