¿Cómo vestir sexi sin ser vulgar? La moda cambia constantemente, el uso de los colores, las prendas, los estilos, todo en este mundo es muy cíclico. Entender la moda no es una tarea sencilla, siempre se buscan conceptos revolucionarios y ofrecer nuevas ideas, pero aunque se llegan a apreciar aún más estos cambios los últimos años, hay algunas cosas que se mantienen.

Desde los años 70, el rol dela mujer se veía muy opacado por los hombres, pero pronto empezaron nuevas tendencias y empresas a ofrecer productos que en un primer momento fue mal visto, pero que en el siglo XXI se vería una aceptación en la sociedad en general. El vestirse sexy ha sido un tema controversial hasta hace poco.

Con la igualdad y el respeto hacia las personas llegó el respeto por la vestimenta de los demás, y las mujeres pudieron explorar nuevos horizontes, y comenzaron a usarse las prendas sexys, pero normalmente se confunde con vestirse vulgar, y no tienen nada que ver entre sí.

¿Cuál es la diferencia entre vestirse sexy y vestirse vulgar?

Vestirse sexy es casi considerado un arte, donde la mujer mediante la combinación de estilos logra llamar la atención sin la necesidad de exponer su cuerpo desnudo. Lograrlo puede ser complicado y todo depende de la chica que va a vestirse.

       Verse sexy es elegante y con porte, en cambio el vestirse vulgar es todo lo contrario, no produce ninguna emoción en las personas, sino rechazo. Generalmente la vestimenta considerada vulgar buscar mostrar lo más que pueda al cuerpo, sin una estructura, solo exhibiendo desorganizado.

¿Cómo me puedo vestir sexy?

      El primer paso es conocer nuestro cuerpo, sus puntos fuertes y débiles, partiendo de este dato, podemos explotar todos los beneficios, si somos delgadas, usar ropa que añade volumen, si estamos más rellenas, usar ropa que esconda un poco los excesos.

Mostrar solo lo necesario

Vestir sexy se puede mostrar partes de nuestro cuerpo, pero siempre tapando otros aquellos que estén en contraparte, por ejemplo, si usamos una falda, es recomendable tapar el escote, y si usamos un escote destapado, es recomendable tapar las piernas. La idea es generar un concepto que acompañe la vestimenta con vernos sexys.

Saber elegir el momento para vestirse sexy

Hay que reconocer el evento o la ocasión por la cual nos vamos a vestir, ya sea para una cita, una cena, una fiesta, etcétera. Si es un evento más formal, requiere una vestimenta diferente, un poco más elegante.

A veces no basta solo con vestirse sexy, sino hacerlo en el momento adecuado; si nos vestimos sexys para un evento que no va de la mano, puede opacarse o generar exceso interés.

Siempre vestirse sexy para uno mismo

Cuando escogemos una ropa para salir, hay que hacerlo siempre pensando en nosotros, nunca en complacer a los demás, si estamos conformes con nuestro estilo y vestimenta, eso se verá reflejado en las otras personas, que notarán rápidamente no solo el estilo sexy, sino la personalidad con que lo acompañamos.