¿Cómo tener más trasero? Esta es la pregunta que atormenta a todas las mujeres, y es que en realidad, nuestros esfuerzos por tener un cuerpo hermoso y un trasero voluminoso, resultan ser una prioridad en nuestro día a día, sobre todo porque si existiera una fórmula mágica para hacer crecer el trasero sin esfuerzo y sin cirugías, sería una fórmula millonaria ya que todas pagaríamos lo que fuera por tenerla.

Pero esto no es así, la única fórmula mágica que existe es la cirugía plástica y algunos esfuerzos adicionales como el ejercicio y la buena alimentación.

Así que hoy hablaremos sobre todo aquello que nos ayudará a conseguir un trasero voluminoso, dando respuesta  a la pregunta que todas nos hacemos ¿Cómo tener más trasero?

El ejercicio como primera opción para aumentar glúteos

Es importante priorizar el ejercicio para aumentar glúteos, ya que de ésta forma comenzaremos a notar cambios en nuestro cuerpo, sobre todo en nuestra parte trasera que es en la que queremos hacer énfasis.

Para ejercitar precisamente ésta zona del cuerpo, los ejercicios recomendados son:

  • Sentadillas.
  • Puente.
  • Zancadas.
  • Patada de glúteo.
  • Patada de burro.
  • Hip thrust.
  • Subir escaleras de dos en dos.

Específicamente estos ejercicios son los que fortalecen al glúteo, lo ayudan en su gravedad y le obligan a formarse levantado y con buena masa muscular a su alrededor.

Pero los ejercicios por si solos no harán el trabajo completo, la alimentación juega un papel fundamental en la meta de hacer crecer los glúteos, y de esto hablaremos a continuación.

La alimentación como segunda opción para aumentar glúteos

Para aumentar los glúteos es necesario tener una alimentación completa, por lo que es importante comprender que al aumentar glúteos nuestro peso aumentará también, pero con buena disciplina en el gimnasio y con énfasis en el levantamiento de pesas, el peso que aumentemos se quedará en los lugares indicados de nuestro cuerpo.

En este sentido, entre los alimentos de excelencia que ayudan en el aumento de la masa muscular, tenemos:

  • Huevos.
  • Carne magra.
  • Legumbres.
  • Frutos secos.
  • Carbohidratos.

Ahora bien, la buena alimentación y el ejercicio se convertirán en tus aliados para aumentar los glúteos, sin embargo, es importante destacar que el proceso es diferente para cada persona, y esto se debe a que cada persona tiene una particularidad en su cuerpo, es decir, por genética, algunos lograrán aumentar mas el tamaño de sus glúteos que otros.

Pero no todo está perdido, se ha comprobado científicamente que realizar este tipo de cosas sobre el ejercicio y la alimentación ayuda en gran proporción a mejorar la figura de los glúteos, y si esto no ocurre, queda una última opción, y es por supuesto la de la cirugía plástica.

Aunque no resulta muy recomendable por ser peligrosa, pero si lo has intentado todo y nada ha funcionado, acudir a un médico experto en el tema para averiguar las posibilidades sobre un aumento de glúteos, es otra de las formas para acercarte más a la meta sobre el cuerpo que deseas tener.