¿Cómo te orientas cuando debes llegar a un lugar que no conoces? Son muchos los que le cuesta ubicarse y se ven en la necesidad de consultar con un mapa en su celular cada paso mínimo para así saber que están en una dirección correcta. Y todavía existen quienes deben retrotraer los pasos porque están dirigiéndose al sitio equivocado y esto por supuesto es de quitar tiempo lo cual termina por ganarse una frustración.

A continuación, en este post se indicarán algunos consejos para saber defenderse ante esta situación que puede pasarle a cualquier persona:

Hacer un mapa mental

Primeramente, antes de salir es necesario revisar las vías que van a hacerse escogiendo el camino, leyendo los nombres de las calles que son grandes y las avenidas más importantes que se van a cruzar.

Puede inclusive seguirse la vía en el mapa con el dedo, según informó Brendan Kelley en el New York Times un neurólogo del Centro Médico Wexner de la Universal de Estatal de Ohio en USA, lo cual dará un contexto de la ruta que se procede a seguir.

Por otro lado, es necesario que una vez que se llegue volver a observar el mapa y la vía que acaba de hacerse, lo cual va a reforzar la memoria de como llegar hasta ese punto.

 

Puntos destacados del paisaje

Es una recomendación sencilla que debe tenerse presente, tomando en cuenta los puntos que se muestren en el entorno como puede ser edificios altos, alguna torre de teléfono o algún monumento incluso la iglesia.

Estos detalles arquitectónicos van a servir como punto de referencia de modo de saber si el lugar destino está antes, después, izquierda o derecha.

 

Dejar la tecnología por un rato

Según mismos expertos hay que dejar el GPS, si bien ayudan mucho en este tipo de desarrollos son capaces de inhibir el aprendizaje de un mejor sentido de orientación.

En caso de estar en una ciudad nueva y se quiere hacer una idea de la ubicación todo el tiempo, tal como otros procesos de aprendizaje se aprende mejor cuando lo hace uno mismo según afirman expertos.

Buscar la solución sin ayuda va a dejar que se cree un mapa mental mejor de la ciudad que se está explorando.

Aunque Clare Davies profesora de la Universidad de Winchester ubicada en Reino Unido emite la siguiente opinión tal cual «aunque la tecnología está actualmente empeorando el sentido de orientación de la mayoría, porque nos distrae demasiado como para notar lo que está a nuestro alrededor, si la usamos para aprender cómo el mapa se compara con la realidad, puede ayudarnos a mejorar nuestra capacidad de orientarnos».

Mantener la calma

Aunque puede para algunos ser algo tonto, es importante mantener la calma para que los niveles de ansiedad puedan controlarse, así que los expertos han determinado que es importante cumplir con esto.

Cambiar las rutas

Es un ejercicio que vale la pena hacerlo, pero en ocasiones demora más tiempo que tomar el camino que se acostumbra, si se varía el recorrido el mapa mental que se hizo de una zona en particular crecerá y se volverá más complicado.

Por otro lado, permitirá conocer mejor el espacio y si hay que dirigirse a otro lugar cerca del principal, podrá hacerse sin necesidad de ir primero al que se conoce y de allí en el sitio nuevo.