¿Cómo se reproduce la zanahoria? La zanahoria tiene sus propios tiempos de germinación, por lo que resulta importante tomar en cuenta que su fase reproductiva tiene lugar en la segunda parte de su ciclo, cuando la zanahoria ha logrado acumular 10 grados centígrados de frio, estando lista para incitar su floración.

Ahora bien, existen dos maneras de reproducir la zanahoria desde sus semillas, y a continuación, veremos cuáles son estos dos procedimientos, para colocar en práctica el que más se ajuste a nuestras necesidades.

Sembrar la corona

Este método consiste en cortar la corona de la zanahoria, es decir, la parte superior que desechamos cuando la vamos a cocinar.

Lo siguiente a realizar es colocar la corona en una taza con agua, la taza no debe estar llena completamente, hablamos de agregar solo un poco de agua al fondo para que la corona repose y se humedezca.

Dejamos reposar en un lugar seco y a los días notaremos que empiezan a salir de la corona raíces que serán las que nos ayudarán a reproducir la zanahoria. Solo 3 o 4 raíces serán suficientes para plantar la corona en una maceta con tierra abonada.

Luego de esto, los cuidados son mantener la maceta con agua siempre, ubicarla en un lugar cálido evitando que el sol le pegue de manera directa y esperar a que comience a crecer la zanahoria.  

Sembrar semillas de zanahoria

Este método es tan simple como comprar la semilla de la zanahoria o buscarla en algún huerto en donde trabajen cosechando zanahorias.

Colocar las semillas en el lugar de crecimiento, es decir, una maceta o un terreno previamente preparado, con tierra abonada y en un lugar que sea cálido pero donde el sol no queme la planta.

Al notar que comienzan las semillas a florecer, es momento de tomar las medidas de atención sobre su cuidado, regar de vez en cuando y cuidar que ningún tipo de plaga se pose sobre la planta, ya que de ésta forma, se enfermará y no dará frutos.

Dato importante sobre la germinación de la semilla

Es importante conocer que el proceso de germinación de la zanahoria puede durar 2 semanas e incluso más, saliendo en algunos casos plantas uniformes que puede que no den buenos frutos. Es solo cuestión de suerte y de plantar buenas semillas.

Por otro lado, resulta importante apreciar que la lluvia en abundancia puede dañar la planta, ya que justo al sembrar la semilla, si el tiempo es de lluvia intensa, el suelo no permitirá que las plantas crezcan perdiendo así la cosecha.

Lo recomendable es atender al clima según la estación, y buscar que sea verano para poder sembrar la semilla de zanahoria y regar hasta donde sea indicado, controlando el agua que recibe la planta, necesaria para su perfecta reproducción.

Con esto podemos observar que la manera de cómo se reproduce la zanahoria es un procedimiento sencillo pero que requiere de mucha atención, para que las semillas logren germinarse perfectamente y con ello, crear buenas cosechas de zanahoria.