¿Cómo se hace un tirón para remolque?  En muchas oportunidades es necesario tener a la mano un tirón o jalón para remolcar vehículos que se encuentran accidentados, normalmente debe ser un elemento que no ocupe mucho espacio y que el acoplamiento entre el vehículo remolcado y el vehículo que remolca sea sumamente sencillo y de ejecución rápida.

Generalidades

Muchos consideran que el remolcado de un vehículo es una tarea muy sencilla, pero, sin embargo, es una actividad que requiere la atención de las personas encargadas de la situación y por ello entre otros aspectos debe considerarse si el vehículo remolcado es sincrónico o automático, en todo caso siempre es necesario que este vehículo esté en la posición de velocidad neutro (N) y además no debe tener conectado el conocido freno de mano.

Proceso para hacer el tirón de remolque

La tarea de remolcar tal como se ha establecido es una situación que requiere la atención de los participantes y, además, tener en cuenta los conocimientos de seguridad industrial, con la intención de evitar cualquier accidente o conflicto que se pueda presentar.

  1. En primer lugar, se debe tener a la mano el tirón que ha sido fabricado con elementos metálicos de alta resistencia y además atornillados, remachados, o soldados en su parte que presenten una buena capacidad de resistencia.
  2. Luego se conecta el tirón al vehículo a remolcar y después de la trayectoria de una cuerda o cadena según el caso se hace la conexión al segundo vehículo, que actúa como un remolcador.
  3. Los conductores de ambos vehículos deben trabajar en forma sincronizada, es decir que inicialmente debe haber una velocidad baja que permite el desplazamiento de ambos vehículos y sobre todo tener el cuidado cuando se requiera de detenerse por efectos de tránsito o cualquier otra situación.
  4. Se debe estar pendiente de que, si el conductor del vehículo remolcado aplica los frenos indebidamente, se producirá una situación incómoda donde la cadena o cuerda que une a los vehículos puede dañarse causando entonces un inconveniente adicional.
  5. En caso de una trayectoria con una subida pronunciada ambos conductores deben poner mayor atención para que la maniobra se realice de forma adecuada.
  6. Igualmente se debe tener también precaución si el trayecto es una bajada pronunciada donde seguramente será necesario algunos toques de freno en los pedales correspondientes, pero con mucha precaución.
  7. Por otro lado, si se encuentra en la vía algún vehículo en sentido contrario, que puede chocar con algunos de los otros dos vehículos, es necesario que ambos conductores tengan una comunicación fluida ya planeada previamente, inclusive con señas para lograr un éxito en la operación que se efectúa.
  8. Al llegar al destino se debe coordinar también el debido estacionamiento de ambos vehículos y los conductores colocarán en cada caso alguna de las velocidades de transmisión para que el vehículo no se mueva del sitio que ha sido colocado.
  9. A continuación, se puede hacer el desmontaje del tirón y además es conveniente una pequeña revisión de las partes que han sufrido la presión de arrastre, con la intención de que, si existe algún daño involuntario provocado en algún elemento de los vehículos, es necesario tomar las precauciones correspondientes para ese caso.