¿Cómo se hace un germinador de frijol? La naturaleza brinda acciones que resultan increíbles de presenciar para el ojo humano. Normalmente tardan semanas, incluso meses o años en poder ver el crecimiento de una flor, una planta o un árbol. Por suerte hay una práctica que realizamos todos en la escuela, y que nos sirve para ver el desarrollo de un simple frijol.

El germinador de frijol es un proceso donde en un envase añadimos un frijol, mediante ciertos cuidados básicos, vamos cuidando hasta obtener una planta. Aunque su apariencia no es espectacular, permite ver el proceso de cerca.

¿A qué edad se puede hacer un germinador de frijol?

Este experimento lo pueden realizar niños desde los 3 años, siempre que estén vigilados por un tutor, representante o los padres. A partir de los 7 años, es una edad recomendada para que el niño pueda realizar el experimento por sí solo.

¿Qué tipo de frijol puedo usar para el germinador?

Podemos usar cualquier frijol para el germinador, no se requiere de uno especial. Los frijoles que venden en el mercado son suficientes para realizarlo. El color del mismo tampoco influye en el germinador, por lo que la tarea más sencilla es encontrar el frijol.

¿Qué materiales se necesitan para realizar el germinador?

Para el germinador, necesitamos los siguientes elementos: un recipiente pequeño de vidrio transparente, la idea es que se pueda ver por dentro cómo va evolucionando la planta, frijoles en buen estado para que crezcan, si se encuentran en un estado deteriorado, este no crecerá lo suficiente.

 Un poco de algodón o papel toalla, debemos buscar una cantidad que permita llenar el frasco con él, hay que tener un poco de agua, debe ser muy limitado, y lo que resta es tener un lápiz y cuaderno para anotar los cambios diarios.

Primeros pasos para el germinador

Comenzamos agarrando el frasco e insertando el algodón sobre él, la idea es que todo el interior del frasco lo ocupe el algodón, el siguiente paso es agarrar el frijol e insertarlo por un costado, preferiblemente, que el algodón lo rodee por completo. Añadimos un poco de agua, que quede suficientemente húmedo pero no con exceso de ella, ya que no crecerá rápidamente.

Se pueden agregar hasta 2 frijoles por frasco, pero es más recomendable usar uno solo por cada frasco, así tienen más espacio para ellas y se pueden desarrollar sin problemas. El frasco debe estar en una zona fresca, que no sea muy fría o mucho calor, las ventanas de las cocinas son ideales.

Anotar todo el proceso del germinador

Cuando ya todos los componentes estén junto con el frijol, debemos anotar la fecha de cada día y observar cuáles son los cambios que van presentando, desde las primeras raíces hasta poder ver la planta.

El frasco es la mejor opción para realizar el germinador con los niños, pero en macetas pequeñas también se pueden hacer, lo único es agregar el  frijol en la zona donde va a crecer y listo. Además, de esta manera es más fácil retirarlo.