¿Cómo sacar agua del oído interno? Uno de los problemas de salud más frecuentes es el agua en los oídos, ya que siempre estamos expuestos a que se introduzcan líquidos cuando tomamos un baño, vamos a la piscina, llueve y nos mojamos… en fin, hablamos de un problema bastante molesto y por esto, aprenderemos a solucionarlo de diferentes maneras.

Lo recomendable en primer lugar sería que un médico se encargue de sacar el agua del oído interno, pero antes de acudir a la cita médica, existen varias técnicas que podemos ejecutar, que han sido exitosas para sacar agua de los oídos. 

Técnicas a ejecutar para sacar agua del oído interno

Sacudir el lóbulo

Es importante inclinar la cabeza hacia el lado del oído que está tapado por el agua, y de forma suave sacudir el lóbulo para que el agua vaya saliendo.

Acostarse con la cabeza de lado

Otra técnica es acostarse del lado del oído que tiene agua y colocar una toalla debajo para que logre ir absorbiendo el agua que va bajando por la posición de la cabeza.

Esto puede tomar bastante tiempo, es decir, una hora o más de una hora, ya que el agua va bajando poco a poco hasta que sale por completo.

Secadora de cabello

Esta es una técnica que debe hacerse con cuidado. Consiste en secar el oído con calor para que el agua se vaya evaporando, pero se debe tener cuidado de no quemarse, el secador debe sujetarse con distancia del oído a manera de recibir el aire pero sin molestias sobre la piel.

Gotas de alcohol y vinagre

Esta es una mezcla que sirve para limpiar el oído de forma exitosa, ya que el alcohol elimina bacterias y el vinagre ayuda a eliminar la cera que mantiene el agua atrapada dentro del oído.

Para preparar ésta mezcla lo que se debe hacer es ligar en partes iguales alcohol y vinagre para agregar a un gotero, lista la preparación, se deben agregar 3 gotas al oído afectado y esperar por unos 30 segundos con la cabeza inclinada y haciendo masajes desde el exterior a la zona.

Finalmente, lo que se debe hacer es inclinar la cabeza hacia el otro lado y listo, esperamos que el agua salga del oído para limpiarla, quedando completamente destapado, libre de humedad.

Utilizar gotas óticas de peróxido de oxigeno

El mismo procedimiento que el anterior, agregar pocas gotas al oído para limpiarlo. Es importante no utilizar este método si se padece de infección en el oído, perforación en el tímpano y conductos de timpanostomía.

Bostezar o masticar

Esta es otra técnica infalible, y consiste en masticar o bostezar para abrir el oído y que vaya expulsando el líquido que tiene dentro.

Al hacer esto se recomienda tener la cabeza de lado para que el agua corra por si sola mientras se va haciendo el movimiento con la boca.

Acudir al medico

Finalmente, si ninguna técnica funciona, acudir al médico es lo mejor para evitar infecciones y problemas mayores en el oído.