¿Cómo remover el óxido de los radiadores? Los radiadores sin una gran necesidad en los países en los que el invierno es mucho mas intenso o frio que en los otros, y es que cuando las temperaturas llegan a bajar a menos de los 10 grados es importante contar con un buen sistema de calefacción y que por supuesto este en óptimas condiciones.

Siempre es importante tener presente que en los meses de inviernos nuestros hogares suelen estar menos ventilados de lo habitual y, por lo tanto, la acumulación de gases nocivos es importante mantenerla en lo mas mínimo, por lo que le manteniendo de los radiadores es vital, para evitar cualquier accidente.

La limpieza

Como se indico en el partido anterior la limpieza de los radiadores es muy importante, ya que estos son los responsables de mantener nuestros hogares con una temperatura adecuada en los meses de invierno, motivo por el cual es necesario limpiarlos no solo por fuera para que se vena bien, también es necesario que estén limpios por dentro, para evitar la emisión de gases nocivos para nuestra salud.

La limpieza interna

Empezaremos explicando cómo mantener los radiadores limpios y libres de oxido en la parte interna de los mismos, para esto es necesario que se:

  • Lo primero será ubicar un cepillo especial para radiadores, en la actualidad existen varios modelos disponibles que se van a ajustar a nuestro modelo de radiador.
  • Antes de iniciar la limpieza interna o externa es recomendable que se cubra el piso con trapos húmedos en los que re recolectaran los residuos.
  • Posteriormente, introducir el cepillo en cada uno de los orificios del radiador, es importante girarlo para llegar a las zonas más escondidas del mismo.
  • Esta acción hará que el polvo y el oxido caigan al piso, es importante ver que no quede oxido en ninguno de los orificios.
  • Limpia los residuos del piso. Preferiblemente con un aspirador.

La limpieza externa

Para la limpieza externa del radiador se deberá hacer lo siguiente:

  • Es recomendable que esta limpieza se haga un par de semanas antes de ser usados, los radiadores deberán estar apagados y desenchufados.
  • Acá aplica la misma recomendación de los trapos para la recolección de residuos.
  • Usa un cepillo de metal para retirar el polvo y óxido de todas las rendijas del radiador. Recuerda que los hay especiales para esta labor.
  • No debes olvidar las rendijas más cercanas a la pared.
  • Usa un trapo húmedo para limpiar de mejor manera las rendijas externas.
  • Una vez termines de limpiar con el trapo, es recomendable que se use un transformador de oxido, dale un par de manos y espera a que seque de manera adecuada.
  • Posteriormente limpia alcohol desnaturalizado.
  • Colocale una capa protectora al radiador, preferiblemente de productos naturales como la cera de abejas. Disuélvela en baño de María antes de aplicarla con un cepillo.
  • Ahora si podrás pintar tu calentador.

Un par de datos extra

  • Una vez que limpies el radiador cambia los trapos del suelo y la pared, para evitar que los restos de oxido se levantes del suelo y no permitan realizar el proceso de manera adecuada.
  • En el caso de que las manchas estén muy pegadas se podrá recurrir a un desengrasante y agua para su eliminación.