¿Cómo regatear el precio de un producto? En diferentes situaciones de la vida nos podemos encontrar con que necesitamos regatear el precio cuando vamos a comprar algo, esto es una cosa que se ha vuelto muy normal en estos tiempos y para ello hay que saber cómo hacerlo, de lo contrario obtendremos resultados que no nos favorecen, por ejemplo, no lograr bajar el precio.

En el artículo que se inicia a continuación, te vamos a explicar como regatear el precio sin ser visto como una persona grosera o maleducada. Todo es cuestión de saber hacer las cosas para obtener el resultado que se está esperando.

Lo que debes hacer para regatear el precio de un producto

Si deseas regatear el precio a fines de ahorrarte un dinerito, lo que debes hacer es tomar en cuenta los siguientes consejos:

  • Primero que nada, debes plantearte un monto máximo que es el que estás dispuesto a pagar bien sea por el producto o servicio que deseas pagar.
  • No debes caer en nervios ni tampoco enfadarse. Debes ser en todo momento una persona amistosa y con un razonamiento bastante amplio.
  • Jamás debes regatear hacia abajo, cuando decides dar un monto máximo de lo que deseas pagar por un producto o servicio, debe mantenerse ese precio mínimo en todo momento.
  • Si llegas a concretar el negocio y llegas a un acuerdo, no debes romper el mismo. Cuando das palabra al momento de concretar este tipo de negocios debes mantenerla en todo momento.

Estas normas no son oficiales, pero cuando vas a hacer regateo debes cumplir estas 4 normas para que la transacción se lleve a cabo de la mejor manera posible. Te garantizamos que si rompes con alguna de estas el regateo va a transformarse en una mala experiencia lo cual no es la idea.

También debes tener en cuenta que, cuando vas a regatear el precio de un producto o servicio estás disminuyendo el valor de algo que otra persona ya estableció un precio. Esto puede ocasionar molestias así que debes tener mucho tacto para que la persona no se sienta ofendida, por eso es indispensable mantener una actitud amistosa en todo momento.

¿En qué situaciones no se debe regatear?

También existen algunas situaciones en la vida en las que no debes regatear el precio, recuerda que no todo el tiempo las cosas serán beneficiosas al 100% para nosotros y debemos tener cierta empatía, estas situaciones serían las siguientes:

  • Cuando veas que se trata de un vendedor muy necesitado, puedes ayudarle y para ello lo que debes hacer es comprarle algo sin tener que aprovecharte.
  • Si te encuentras con un vendedor que no sea muy agradable desde el principio, o estás observando que te falta al respeto. También debes saber cuando está fingiendo molestia ya que esto puede ser parte del juego y se beneficiará de esto luego.
  • Si deseas regatear por alguna cosa que las personas no lo hacen o existe algún precio fijo anunciado ya, no debes caer en el juego de regatear ciertos precios.