¿Cómo recuperar un celular mojado? El celular se ha convertido en el artefacto tecnológico indispensable en el día a día de las personas, está presente en todo lo que hacemos, en el trabajo, en la escuela, en tiempos libres, para algunas personas es su medio de trabajo, junto con internet y las redes sociales. A pesar de que están diseñados para estar en cualquier lugar, siguen siendo vulnerables a cierto tipo de elementos.

Llevarlos a todos los lugares es casi una necesidad, pero también se convierte en una mala decisión cuando son expuestos a materiales que los puede dañar, recordemos que es un dispositivo que adentro del mismo trabajan una serie de componentes, que si se daña uno, el resto queda en desuso.

El agua como material nocivo para cualquier celular

El vital líquido está presente en el hogar, en la cocina, o cuando vamos a la playa y la piscina. A veces el desespero de tener una buena foto, lleva a las personas a estar demasiado cerca del agua con el teléfono en la mano, y resbalan, se caen o terminan por hacer un mal movimiento, y el celular es expuesto a una cantidad de líquido que no está capacitado a resistir.

Es uno de los daños más comunes que encontramos en celulares de cualquier persona, pero este problema tiene varias soluciones antes de llevarlo a un profesional, pero todo depende de la cantidad de agua que tenga, si es poca se puede arreglar rápidamente, si es mucho es probable que sea imposible recuperarlo.

Ni la garantía nos puede ayudar

Entre todos los posibles daños que pueda sufrir el celular, el agua es el único que no podemos reparar por garantía, ya que para los fabricantes en muchos casos requiere de cambiar componentes que vienen ensamblados, por lo que no podemos tener ayuda por este medio.

Tampoco pienses que puedes engañar a las empresas llevando el teléfono por un daño de agua y diciendo que es otra cosa, porque los celulares tienen una etiqueta que al entrar en contacto con el agua, cambia de color, así que acepta tu destino y busca soluciones sin recurrir a la trampa.

Arroz como material elemental

De seguro habrás escuchado que para recuperar un celular mojado hay que introducirlo en una taza llena de arroz, y lo cierto es que sí funciona, pero con varias observaciones. La primera es que debe usarse cuando no fue mucha la cantidad de agua, y lo segundo es hacerlo lo más pronto posible.

El agua comienza a hacer cortocircuitos dentro del móvil, por lo que mantener encendido el teléfono y no reaccionar a tiempo, nos lleva a un problema mayor; lo que hacemos es apagar el celular o retirar la pila de una vez, en una taza llena de arroz ingresamos el celular y lo dejamos por lo menos unos tres días.

Pasado ese tiempo, retiramos el celular, conectamos la pila y lo encendemos, asegurando que funciona de manera correcta.

Alcohol isopropílico

Este alcohol se evapora de manera natural al entrar en contacto con el aire, y con él se lleva también todo rastro de agua presente. Lo que hacemos es sumergir en una pequeña cantidad del alcohol isopropílico el teléfono, haciendo énfasis en la zona donde hay más presencia de agua, dejamos por un par de minutos y lo retiramos.

El celular debe estar apagado y la pila retirada, y sabremos que está seco porque no se siente el olor a alcohol.