¿Cómo quitarle lo ácido a la comida? Tal vez en algún momento nos hemos conseguido con una comida realmente excesiva de ácido, lo cual nos desagradará en gran manera. Sin embargo si esto te ha ocurrido no es cuestión de angustiarte, aquí te mostraremos cómo dar solución a este pequeño inconveniente y poder consumir tus alimentos sin ningún tipo de rechazo.

¿Qué debo hacer para eliminar lo ácido de los alimentos?

A la gran mayoría de nosotros nos habrá sucedido que al preparar los alimentos nos conseguimos que la misma tenga exceso ácido en el contenido. En este sentido se pueden aplicar pasos realmente rápidos los cuales nos darán una solución inmediata y que a continuación te vamos a mostrar.

Agregar o esparcir azúcar a la comida que esté ácida

Uno de los trucos o medidas que podemos aplicar y que es el secreto de grandes amantes de la cocina, esta precisamente en que agreguemos una cantidad moderada de azúcar al plato que estemos preparando. La misma será colocada en forma de lluvia o como si estuviéramos agregando sal a una determinada comida, es aconsejable que el azúcar a utilizar sea del tipo morena, procedemos a cocinar con todo el preparado.

Lo importante es que el azúcar se cocine con toda la preparación que tengamos en la estufa, agregamos salsas, condimentos y tratamos que el azúcar no se queme.

Otros pasos alternativos para reducir lo ácido en las comidas

Aunque vimos que uno de los más importantes es el añadido del azúcar, vamos a determinar algunas otras opciones para lograr este objetivo.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato en todo momento ha sido un gran acompañante en la cocina y en otras áreas de la casa, en este sentido su función en la cocina es en cuanto a la eliminación de ácido en las comidas, para ello debemos agregarlo en pequeñas cantidades tipo lluvia durante el proceso de cocción. Es importante que probemos la comida para lograr un punto justo en cuanto al ácido de la preparación.

Es importante destacar que el bicarbonato como sabemos, está contenido de sodio en polvo, motivo por el cual pasa a ser una forma de sal, todo lo cual resulta positivo para el control del ácido en la comida.

Evitar la cocción excesiva

Es importante que la cocción de los platillos sea el menor tiempo con el objetivo de que evitemos la reducción del agua y el ácido no se concentre de forma excesiva. En cuanto a esto las sopas, salsas y cazuelas serán cocinadas a fuego medio para que reduzcan un poco el agua.

Preparación por separado

Debemos de cuidar la preparación de los alimentos como pescado, carnes o aves blancas y que los mismos sean de manera aparte a las salsas, evitando así que los mismos puedan absorber la cantidad excesiva de ácidos de las mismas. Cuando preparamos pasta con albóndigas, debemos de realizar la cocción de albóndigas de forma separada, posteriormente las colocamos juntas, ello momentos antes de servir el plato.