¿Cómo quitar manchas de los sillones? Los sillones de tela pueden ensuciarse con mayor facilidad, sin embargo; esto significa que es más difícil quitar las manchas, pero esto no quiere decir que sea imposible, antes bien, requiere de un poco de dedicación y ciertos elementos de limpieza.

Si se trata de manchas muy difíciles, veremos el paso a paso del método de limpieza más eficiente para cada uno de los tipos de manchas que pueden estar en el sillón y que -posiblemente- hayan aparecido por accidente. Así que, ¿qué materiales necesitamos para limpiar y quitar las manchas en nuestros sillones?

Materiales de limpieza

Aunque podemos optar por cubrir con forros para sillones, porque esto facilita el tener que lavarlos, ya que simplemente quitamos los cobertores y los llevamos a la lavadora, veremos que si dejamos la tela original de los sillones, y estos se han manchado, debemos tener a la mano los siguientes materiales de limpieza:

  • Una esponja firme.
  • Jabón anti manchas.
  • Un chorro de vinagre.
  • Una cubeta con agua limpia
  • Una cubeta con agua de jabón. Es recomendable usar jabón líquido.
  • Un paño seco o papel absorbente. La cantidad necesaria para secar el sillón.
  • Un secador de cabello, en caso que sea necesario secar más profundamente.

Aplica el jabón

Con la esponja, aplica el jabón líquido o el jabón anti manchas. Comienza a frotar en la zona donde se encuentra la mancha hasta que comience a aparecer la espuma. Agrega un poco de agua con jabón para que se pueda eliminar la mancha más profunda.

Repite el procedimiento de agua y jabón, evitando empapar demasiado el sillón. Observa si se ha ido quitando la mancha del sillón para que puedas comenzar a retirar el jabón. Es recomendable que el jabón no se quede mucho tiempo en la superficie de la tela del sillón.

Lava con agua limpia

Ahora bien, con el paño, ve mojándolo en la cubeta de agua limpia. Luego, presiona en el sillón en la parte donde tenga jabón. Es importante que el paño no se encuentre muy empapado de agua. Lo ideal es que se retire el jabón excedente. De esta manera, podemos evitar una mancha por decoloración, lo que puede representar un problema mayor.

Seca con papel absorbente

Una vez que has limpiado correctamente la superficie del sillón, podrás comenzar a presionar con el papel absorbente para retirar el excedente de agua. Repite el procedimiento las veces que sean necesarias. Después de eso, haz lo siguiente:

  • Enciende el secador de cabello en mediana potencia.
  • Dirige el calor en la zona que se encuentra mojada en el sillón.
  • Mueve de forma recurrente para secar de manera uniforme el sillón.
  • Espera a que se haya secado correctamente.

Dependiendo del tipo de mancha, puedes comenzar a usar un producto de limpieza determinado, sin embargo, a menos que el sillón sea blanco, hay que evitar usar cloro o blanqueadores.

Las manchas se habrán desaparecido, de esta manera, cada vez que veas una mancha, no dejes que se quede por mucho tiempo en la superficie del sillón, porque puede ser más difícil de extraer.