¿Cómo quitar el estampado de una camiseta de algodón? Los estampados como sabemos son dibujos que se pueden plasmar en camisetas, comúnmente de algodón. Sin embargo tal vez ya nos hayamos cansado de utilizar la misma por un tiempo y queramos quitar el mismo. Pues te diremos en este artículo el procedimiento para realizarlo de manera exitosa y sin que la camiseta se deteriore o dañe.

¿Por qué debo quitar el estampado de mi camiseta?

Existen diversas razones por las cuales pudiéramos requerir quitar los diseños que se encuentran impresos en una determinada prenda o ropa. Pudiendo ser una imagen o letras o números en la pieza. Asimismo puede darse el caso que nos agrade la ropa más ya no la impresión que lleva la misma. Otra causal es que la impresión se encuentre deteriorada por el tiempo o uso de la misma.

Sea cual sea la razón, podemos quitarla con la ayuda de la plancha o disolvente, por medio de esta metodología lograremos eliminar las impresiones de el vinilo o caucho.

¿Qué procedimiento seguir para quitar el estampado de camiseta de algodón?

En cuanto a este punto es necesario determinar que los pasos para realizarlo deben de ser aplicados con toda precisión y cuidado, a objeto de no deteriorar la tela de la camiseta en ningún momento. A tales efectos mostraremos los pasos para realizar dicho procedimiento sin inconvenientes.

Eliminación de impresión por medio de plancha

  • Lo primero que debemos de tomar en cuenta es la colocación de la pieza sobre una mesa o superficie plana, esto para proceder de manera adecuada al planchado. En caso de no tener mesa de planchado u otra superficie disponible, podemos hacerlo en el propio piso, lo único es tener precaución en el proceso de planchado caliente cercano a las alfombras.
  • Con esta modalidad lograremos eliminar las impresiones de material de vinilo o caucho, tal como ya mencionamos en párrafos que anteceden, por ello es beneficioso el uso de calor en este tipo de materiales.

Colocación de toalla seca en zona interna de la ropa, debajo de la impresión

En este caso procedemos a doblar la toalla con sentido hacia la zona superior, con la intención que se ajuste a la parte interna de la prenda y por la parte baja de la impresión que quitaremos. De esta forma la prenda quedará bajo protección en relación con el calor que aplicaremos con la plancha.

En caso de no contar con ninguna toalla libre o desocupada, se puede ingresar otra camisa que no se utilice o en su defecto que sea suave y no se afecte por exceso de calor.

Colocaremos un paño mojado encima de la impresión

A continuación procedemos al remojo de una toalla o paño que esté limpio dentro de agua fría. Procedemos a exprimir y eliminar el exceso de agua, colocamos encima de la impresión a eliminar. Por medio de esta metodología lograremos que la toalla húmeda cree una capa de protección entre la pieza y la plancha.