La dirección IP es aquella que representa la identidad de la persona en todos sus espacios en línea, es decir, que representa la identidad de la persona en los espacios de la red en general en los cuales ha creado una suscripción.

Nos referimos a una serie de comandos numéricos que identifican de forma particular al dispositivo o red que se utiliza para la conexión al navegador.

Por este motivo, es importante tomar en cuenta la privacidad o la seguridad sobre el ip de cada usuario de la web, para evitar falsificaciones de identidad, hurtos de contraseñas e incluso, estafas o extorsión por parte de quienes se dedican a seguir de cerca las direcciones ip para adueñarse de la privacidad de las demás personas.

¿Por qué es necesario proteger mi ip?

La dirección ip maneja datos específicos y particulares de cada persona que navega en la red, por lo que, es una manera rápida y precisa de conseguir toda la información necesaria sobre dicha persona y utilizarla a conveniencia.

Razón por la cual, el tema de la protección sobre esto, se basa en resguardar la identidad de cada persona en la red, evitando así los hurtos de identidad e incluso, acciones como secuestros o robos de dinero de forma digital.

Tres aplicaciones recomendadas para proteger la ip

Existen tres aplicaciones que permiten ocultar la dirección ip de forma eficiente, logrando de este modo la protección de los datos de identificación de las personas registradas en la red. Estas aplicaciones son:

Servidor VPN

Este servidor funciona cifrando la información del ip que navega por la red, logrando el objetivo de resguardar los datos y con ello, proporcionar la privacidad necesaria para que dichos datos no delaten la identidad del usuario de internet.

Para utilizar este método de protección, lo que se debe hacer es descargar en el computador una VPN, siendo la más conocida “Avast”, y una vez instalada, configurarla para que proteja tanto la dirección ip como la circulación de información a través de la red.

Tor

Esta es otra opción bastante segura, nos referimos a utilizar el navegador Tor para investigar en la red, puesto que este tipo de navegador suele ocultar todo el cifrado, protegiendo así la dirección ip de cualquier usuario.

Servidor Proxy

En este caso hablamos de un servidor que se recomienda para una solución rápida y eficiente de protección ante algún tipo de atentado contra la dirección ip, pero no resulta ser seguro para lograr la privacidad del usuario de internet de forma estable y duradera.

La utilización de un proxy genera un tráfico de información en la red seguro, hasta donde es posible, ya que lo que hace en algunos casos es ocultar la dirección ip en la red, pero no logra evitar que durante el tiempo de navegación los datos numéricos sean completamente resguardados.

Estas son tres formas eficientes de proteger la ip al momento de la navegación por internet, logrando el resguardo de datos personales que no deben ser conocidos por cualquier persona.