El juego de la seducción femenina es un tema bastante curioso que llama mucho la atención, ya que cada mujer desea saber cómo prender a un hombre en la cama, a tal punto de que ese hombre no pueda olvidarla nunca más con otra mujer o en otra cama.

Existen muchas técnicas exitosas para lograr la excitación de un hombre, siendo técnicas sencillas ya que en realidad, el hombre es un ser humano que se debilita ante la presencia de un cuerpo de mujer que está dispuesto a darle momentos de placer inolvidables.

Sin embargo, resulta importante que la dama aprenda a comportarse en ese momento en donde busca que su hombre le demuestre cuánto la desea, por lo que, hablaremos de algunas técnicas a emplear para descubrir el secreto de cómo prender a un hombre en la cama.

Seguridad en la mujer

La seguridad en una mujer es sumamente atractiva, hace que un hombre se vuelva loco de interés por querer conocer más de esa mujer que se ama a sí misma y que se gusta a sí misma.

Piensa que si no te gustas a ti misma, eso alguien más lo notará y por tanto, percibirá que tal vez no tengas mucho que ofrecer, así que lo primero es que cada mujer se acepte como es, amando todo de sí misma para lograr una actitud deseable, fogosa y llena de mucha energía sexual.

Sedúcelo con un beso

O con varios, puedes comenzar con un sutil beso que sea lento y que vaya creciendo a medida que el deseo se va sintiendo.

Como dicen por ahí, los mejores besos son los que mojan, y no hablamos precisamente de la boca.

Caricias inesperadas

El juego de las manos también representa una clave importante para prender a un hombre en la cama, tócalo sin que se lo espere, sin previo aviso, desliza tus dedos por su pecho, sus brazos, toca su rostro y no te cohíbas de ir mas allá de los limites legalmente establecidos, ese hombre lo que desea en ese momento es que violes la ley y te atrevas a todo aquello de lo que no se puede hablar en público.

Demuéstrale que sientes deseo por él

A los hombres les encanta ver una mujer excitada, deseosa de querer que ese hombre la haga suya, por lo que, demostrar la pasión y el deseo que se siente en el momento, es un anzuelo perfecto para generar en el hombre deseo también.

No cohibirse de nada

En el sexo sin asco, como dicen por ahí, la mujer más deseable es aquella que es una dama en la calle pero una bestia en la cama. Así que el pudor durante el sexo hay que dejarlo de lado, ser una mujer atrevida y dispuesta a experimentar es la manera perfecta de volver loco de placer a un hombre.

  • Prender a un hombre en la cama resulta ser un juego interesante de seducción femenina.