¿Cómo pintar una moto? Es posible que estés aburrido del color de tu moto, o que esta se encuentre descolorida, y quieras cambiar su imagen y personalizarla a tu manera, así darle un mejor aspecto inigualable.

Si quieres hacerlo tú mismo y así reducir gastos en mano de obra, y de esta manera estar atento con cada detalle que le agregues a tu moto, aparte si eres amante de las motocicletas, vas a disfrutar el proceso de pintarla. En este artículo te indicaremos los pasos que debes seguir para darle una nueva imagen a tu moto, y personalizarla a tu manera.

Pasos para pintar una moto

Primeramente, debemos desmontar todas las piezas de la moto que vayamos a pintar, el tanque, guardabarros, tapas, etc. Una vez que hayamos desmontado todas las piezas, procederemos a dar inicio a preparar el espacio perfectamente, retiraremos la pintura con una lija. Lo recomendable es usar lijas de grano 150 a 400, esto lo podemos hacer a mano o podemos usar una máquina.

Debemos ser detallistas, sin dejar espacios de pintura ni suciedad.

Al momento de haber terminado de lijar y limpiado todas las piezas, hay que asegurarse que en la superficie este totalmente libre de resto de materiales o suciedad que pueda entorpecer el acabado de la pintura.

Es recomendable utilizar desengrasante, esto para quitar las grasas y aceites. Esto en caso de ensuciar las superficies, puede que afecte el acabado de la pintura.

 

¿Qué más hacer?

En caso de que las piezas tengas algún daño, se necesita aplicarle masilla y una vez que está seca, nuevamente volver a lijar y limpiar hasta que la superficie esté perfecta, esto lo debemos hacer varias veces en caso de ser necesario.

Una vez que esté listo todo este proceso de limpieza de superficie, es momento de adherir la pintura en la superficie, y asegurarnos bien que cubra toda la superficie y verificar que el acabado sea el que realmente queremos, todas las capas deben ser con delicadeza.

Respetando el tiempo que seque cada capa, con dos o tres será suficiente. Luego volvemos nuevamente a usar la lija, pero esta vez más fina, esta será de grano de 600, nos dará una superficie más lisa.

¿Qué debemos tener en cuenta?

Una vez que hayamos revisado toda la superficie, debemos asegurarnos que esté totalmente lisa y sin desperfectos, si encontramos algún detalle que nos puede afectar con la pintura de la moto, aún podemos usar masilla, de igual forma debemos lijar y limpiar cuidadosamente.

Si este proceso lo realizamos como debe ser, el acabado será perfecto para aplicar la pintura. Luego de verificar que el trabajo esté bien, es momento de preparar la pintura.

¿Cómo aplicar la pintura?

En este punto podemos seleccionar entre pintar con bicapa o monocapa, cabe destacar que la pintura monocapa no es necesaria de un lacado final, de igual manera el acabado suele ser mejor si lo aplicamos.

Si ya tienes las piezas en perfectas condiciones, y ya tienes una idea del diseño que deseas aplicar, es momento de aplicar la pintura, cabe resaltar que las manos de pintura tienen que ser cuidadosas y ligeras, en la primera capa no se cubrirá toda la superficie, hay que ser pacientes y nuevamente aplicar la otras capas hasta lograr obtener el acabado perfecto y uniforme, importante tener la rapidez y la distancia al momento de aplicar la pintura.

Una vez completados todo este proceso, ver que la pintura esté totalmente seca y con un acabado perfecto, estará listo nuestro trabajo, y nuestra moto con nueva imagen al gusto personal.