¿Cómo patinar en 4 ruedas? Aprender a patinar para muchos suele ser una tarea bastante difícil, para otros no tanto, la cuestión es que entre más veces se intente más rápido se logrará.

En este artículo hablaremos sobre algunos trucos que podemos colocar en práctica para aprender el procedimiento sobre cómo patinar en 4 ruedas.  

Utilizar el equipo indicado de patinaje

Lo primero a tomar en cuenta es que resulta sumamente importante proteger el cuerpo ante caídas, que por supuesto, son muchas las que se presentarán al comenzar a patinar.

Para ello, existe un equipo adecuado de patinaje que se basa en:

  • Rodilleras: Para proteger las rodillas por supuesto, es fundamental que esto forme parte de la práctica de patinaje, ya que así protegeremos ésta parte importante del cuerpo.
  • Muñequeras y coderas: Al caer, lo primero que recibe el impacto son los codos y las muñecas, por lo que, su protección es fundamental.
  • Casco: En cualquier deporte es importante proteger la cabeza, y más cuando hablamos de montarnos en 4 ruedas sin control, e incluso sin algo seguro para frenar.

Adoptar la posición correcta

Una vez listos con nuestro equipo de protección, es momento de montarnos en los patines y probar suerte, para ello, se recomienda adoptar la posición correcta que permitirá el primer impulso y todos los demás que están por venir.

¿Cuál es la posición indicada? Colocarse de cuclillas con los pies en dirección de los hombros, doblando las rodillas a manera de poder encontrar un equilibrio perfecto en el cuerpo.

Caminar como un pato

Ahora bien, ya que hemos adoptado la posición correcta es momento de comenzar a andar, y esto se logra caminando como un pato, es decir, colocando los talones juntos y la punta de los pies hacia afuera, dando así los primeros pasos hacia adelante.

Por ahora solo caminaremos hasta poder encontrar la confianza que se requiere para andar en 4 ruedas, a medida que vamos mejorando entonces es momento de ir incorporando mayor rapidez a los pasos.

Aprender a deslizarse

A medida que la caminata del pato se va haciendo mucho más rápida, comienza a existir la confianza para deslizarse, tomando en cuenta que ha llegado el momento de soltarse y de atreverse sobre las 4 ruedas.

Aprender a detenerse

Esto es primordial para tener seguridad sobre los patines, es importante aprender a frenar para que no existan accidentes graves.

Una manera fácil de aprender a frenar en con las manos sobre las rodillas, ejerciendo fuerza al punto de ir parando poco a poco. Esto debe hacerse con confianza y precaución, ya que de lo contrario, el suelo será tu aliado en todo momento, cuando caigas en sus brazos.

La práctica hace al maestro

Ahora que ya sabes cómo patinar en 4 ruedas, es momento de procurar aprender bien para volverte un experto, por lo que, practicar todos los días es la clave del éxito.

Patinar en 4 ruedas no es tarea imposible, una vez agarres práctica todo será muy fácil.