¿Cómo parar el vómito por consumo de alcohol? Las bebidas alcohólicas forman parte de la cultura de muchos países, es tradicional salir con amigos y tomarse unas cervezas o unos tragos de licor antes de regresar a la casa. Su presencia en la sociedad está dividida por un grupo que la considera nociva debido a los efectos que produce, y en el otro bando están las personas que defienden que tomar con regulación no es ningún problema.

Sea cual sea nuestra posición con ella, lo cierto es que está ahí, y todos en algún momento hemos bebido licor, en mayor o menor medida pero lo hemos probado.

¿Qué efectos produce el alcohol?

El alcohol se divide en dos fases, la primera se desarrolla en el momento que se ingiere la bebida, y la segunda es después de haber tomado, que si fueron ciertas cantidades elevadas, podríamos hablar de resaca.

La primera fase tiene varios componentes que la hacen atractivo, el primero es la medida social, ya que tomar alcohol en reuniones es sinónimo de una fiesta o de una ambiente movido, por lo que la persona se ve motivada a bailar, moverse, charlar y hacer una cantidad de cosas dentro de su círculo. También genera una sensación de satisfacción que hace que las personas quieran estar en ese punto la próxima vez que van a tomar.

La segunda fase, conocida como resaca no es tan agradable como la primera, al contrario, genera ciertas reacciones en el cuerpo que no son fáciles de llevar.

¿Qué efectos produce la resaca?

Si hemos salido de fiesta y tomado una cantidad considerable de licor, al día siguiente veremos todo lo que el alcohol hace sobre el cuerpo, incluso algunas personas que no controlan la bebida, caen en la misma noche.

Estas bebidas deshidratan el cuerpo, afectan ciertas zonas en el estómago, provocando ácidos estomacales, por lo que la persona presenta dolores de cabeza, mucha sed y vómito. Para el dolor de cabeza lo mejor es dejar que pase por sí solo, tomar mucha agua para recuperar líquido en el cuerpo, y el punto más complicado es el vómito.

¿Cómo controlar el vómito?

El vómito es una de las peores sensaciones que puede tener una persona, expulsar la comida o todo lo que hemos ingerido de esta manera debilita mucho el cuerpo, y la boca y el cuerpo quedan débiles.

Debido a la deshidratación y el exceso de alcohol en el cuerpo, el vómito es la forma que encuentra para expulsar las toxinas, pero se puede controlar para retrasarlo o evitar en su totalidad.

Beber mucha agua

Al tomar agua el cuerpo comienza a recuperar su energía, por lo que debemos beber al menos un litro cuando despertamos, de esta manera no tendremos la sensación de vómito y este no se produce.

Tomar un antiácido

Los antiácidos ayudan a regular los malestares estomacales producidos por el alcohol, de modo que si tomamos uno en la mañana, acompañado del litro de agua, puede que tengamos la sensación, pero no llegamos a vomitar, por lo que la trancamos y podemos seguir adelante.

Las reacciones al alcohol cambian según cada organismo, por lo que algunas personas podrán evitar ciertas situaciones, y otras sucumben antes de tiempo. Si vemos que los problemas se mantienen incluso pasado unas horas, lo mejor es consultar con un médico.