¿Cómo maquillarse paso a paso? El maquillaje ha venido adquiriendo gran protagonismo en este siglo, ya que se suele jugar con los colores y la aplicación de ciertas sombras y brillos que dan un toque muy jovial y refrescante. Además, veremos que en la web hay una gran variedad de videos tutoriales que muestran cómo maquillarse.

Ahora bien, en lo que respecta al maquillaje para principiantes, podemos determinar que no es muy complicado, además, el maquillaje tiene cierta estructura de aplicación desde la que podemos partir para realizar el procedimiento y añadir el color que queremos. Dependerá de cómo queremos lucir y nuestro estilo.

En este artículo, estudiaremos la estructura de la aplicación del maquillaje, de manera que podamos darle partida a nuestra creatividad en cuanto a la aplicación de los colores que queremos mostrar con el maquillaje.

Elementos de maquillaje que usaremos

Para aplicar el maquillaje y una base de partida, debemos contar con una serie de elementos, como pueden ser los siguientes:

  • Base del tono de tu piel, preferiblemente que no sea una base grasa.
  • Polvo compacto, siguiendo con el tono.
  • Rímel.
  • Delineador de ojos.
  • Sombras, pueden ser del color que prefiramos.

En caso que queramos maquillar las cejas también, es muy importante contar con las brochas adecuadas. Consulta con un estilista sobre cómo usar las brochas y la pintura de las pestañas.

Aplica la capa de la base

Para comenzar, debemos hacerlo con la base del maquillaje. Ve aplicando varias gotas de base en la frente, en los pómulos, en la parte de las ojeras de los ojos, en el mentón, en la nariz y en la parte superior de los labios.

Ve frotando y expandiendo la base del maquillaje con la ayuda de tus dedos, hazlo suavemente hasta ver que la base se ha extendido en todo el rostro. Si es necesario, agrega más. También puedes aplicar la base en el cuello para nivelar el color.

Aplica el polvo compacto

Una vez que hayas finalizado con la aplicación de la base, es momento de añadir el polvo. Para ello, ve aplicando el polvo compacto con leves golpecitos en la piel del rostro, de esta manera, el maquillaje se mantendrá por más tiempo y se quedará en su lugar.

Lo que haremos a continuación es ver si es necesario una segunda capa o reforzar algunas zonas que pueden llegar a ser más oscuras que otras. Si es así, aplica nuevamente el polvo.

Contornea los ojos y pinta los labios

Con el delineador, haremos una línea en el párpado superior, hazla del grosor y el largo que desea, en caso que quieras profundizar la mirada, simplemente aplica sombra. Después, puedes usar el rímel, de manera que se vean más afianzadas las pestañas y no se pierdan de vista.

Para finalizar, aplica el labial de tu preferencia. Si tienes un creyón de labios con un tono similar al labial, úsalo para hacer un contorno en los labios y de esta forma, se verá más voluminoso y definido.

Si lo deseas, puedes buscar referencias de maquillajes y seguir con la estructura del mismo, partiendo con lo que hemos expuesto en este artículo.