¿Cómo hacer una partición de disco duro en Windows 8? Lo primero que debemos conocer es que una partición en este caso significa dividir el disco duro en varias partes, para de esta forma utilizar dichas partes a beneficio del usuario y de la manera en que este desea organizar su sistema operativo.

Así que sin perder el tiempo, vamos a conocer la manera de cómo hacer una partición de disco duro en Windows 8, tomando en cuenta que para ello, trabajaremos en base al Asistente de Administración de Discos.

Partición de disco duro de Windows 8 por medio del Asistente de Administración de Discos

El Asistente de Administración de Discos permite de forma exitosa crear en cualquier sistema operativo las particiones que se deseen, y para comenzar a ejecutar el programa, lo que se debe hacer es como primera opción, pulsar en el teclado la combinación “tecla Windows + Q” dirigiéndonos de inmediato a la sección de “aplicaciones”.

Una vez en ésta sección, lo siguiente es dirigirnos al botón que indica “ejecutar” para hacer clic abriendo de inmediato una nueva ventana en donde se deberá escribir “diskmgmt.msc” y presionar la tecla de “enter”.

Como segunda opción para comenzar a utilizar este asistente, se presiona en el teclado la combinación “tecla Windows + W” y una vez abierta la ventana de “búsqueda de opciones de configuración” nos dirigimos al botón que indica “particiones” y justo allí presionamos “enter” en la opción que indica “crear y formatear particiones del disco duro”.

De las dos formas logramos abrir exitosamente el Asistente de Administración de Discos, el cual nos mostrará de forma automática en pantalla la lista de las particiones con las que cuenta el disco duro.

Algunas de estas particiones las hace el equipo de forma automática

Y las administra el equipo de forma automática, por lo que, no pueden ser modificadas, mientras que otras, son las que el usuario puede modificar y de donde puede sacar más particiones.

Hagamos nuestra primera partición de disco duro

Luego de tener la lista de particiones, lo que se debe hacer es pararse con el ratón sobre el disco en el que se desea hacer la división y dar clic derecho para conseguir la opción que indica “reducir volumen”.

En esta sección lograremos ver el espacio del disco duro y deberemos establecer en números la cantidad que queremos partir del mismo, la cual se colocará en el cuadro que lleva por nombre “tamaño del espacio que se desea reducir en MB”.

Se debe tomar en cuenta que la cantidad que asignaremos a este cuadro debe ser menor a la cantidad que aparece en el cuadro superior que indica “espacio disponible para la reducción en MB”.

Al asignar la cantidad del tamaño de espacio que se desea reducir, automáticamente el sistema detectará la imposición del usuario y reflejará en pantalla su selección aunque sin ser activada todavía.

Nuevo volumen

Continuamos con el procedimiento y lo próximo a realizar, es dar clic derecho sobre el cuadro que ha aparecido en pantalla con el valor de partición establecido, seleccionando de inmediato la opción de “nuevo volumen simple”.

De inmediato se abrirá un asistente que pedirá al usuario información en la cual deberá colocar el tamaño del volumen que se desea crear, así como la letra de unidad que se desea para la nueva partición, o en términos más coloquiales, el nombre que se desea para ésta nueva división.

Y por último, lo que se hace es dar formato a la partición, guardar los cambios y listo.