¿Cómo hacer una gamarra? Esta es una de las mejores alternativas en el momento de asegurar el ganado de tipo bovino, ovino, caprino, entre otros tipos de ganado, para hacerlo no se requiere una gran experiencia, aunque si una cierta destreza en el manejo de las cuerdas.

Es importante recordar que la gamarra o cabestro como también se le conoce es una de los amarres básicos para el mejor manejo de los animales de este tipo y que para hacerlo se requiere una cuerda fuerte para resistir la fuerza del animal y por supuesto se deberá adaptar al tipo de ganado que se desea manejar con estas.

Las mejores opciones de las cuerdas

Como ya se indico es necesario que la cuerda sea la adecuada para el tipo de animal y el tamaño del mismo, en cualquier caso, lo recomendable es tener una cuerda de tres hebras, el grueso de estas dependerá del animal en cuestión, preferiblemente de unos 1.2 centímetros, estas son las necesarias para hacer una gamarra.

En lo que se refiere al largo de la cuerda esta deberá estar entre los 3.5 a 4.5 metros de larga. Los materiales mas aptos para las gamarras son las cuerdas de nylon o de algodón, preferiblemente las primeras.

La manera de hacerla

Los pasos a seguir para la gamarra son los siguientes:

  • Lo primero es hacer un refuerzo en uno de los extremos de la cuerda con una abrazadera de metal, posteriormente se deberá quemar la punta de la cuerda.
  • El otro extremo se debe rematar con hilo o cinta adhesiva, usa un nudo de corona cuando la gamarra esté lista.
  • Se debe marcar un punto a unos 30 centímetros de la punta de la cuerda. Este será el extremo corto.

Colocación de los extremos

  • En el extremo mas corto debes medir unos 15 centímetros, posteriormente a esta marca, mide con las manos y separarlas, unos 5 cm.
  • Rota el extremo de la cuerda de la mano derecha hacia el sentido de las gujas del reloj, el otro extremo hacia el lado contrario.
  •  Una vez que se abran las hebras separa una de estas con tus dedos e introduce el extremo más corto por esta hebra.
  • El orificio del lazo debe tener el doble del diámetro de la cuerda. Con tu mano izquierda toma la cuerda el extremo corto debe apuntar a las 3 y el otro a las 6.
  • Por el ojal cruza la cuerda que queda por el extremo corto, sujetalo cerca de este. Tuerce el ojal y separa dos hebras.

Entre las hebras

  • Entre las hebras que acabas de separar vas a cruzar la cuerda más larga, por debajo de estas y luego por entre estas.
  • Jala la cuerda hasta que se sienta firme.
  • Tuerce la cuerda de manera que las tres hebras del lado corto queden separadas y posteriormente empujalas.
  • Con esta acción harás que las hebras separadas se frunzan y se tuerzan de forma separada. Lo que te dará como resultado tres lazos.
  •  Deberás alinear los lazos de forma consecutiva y pasalos por un palo que tenga el mismo diámetro de estas, pasa el extremo más largo de la cuerda por los lazos.
  • Inicia por el ojal mas próximo al lazo, retira el palo, y continua con los demás lazos.
  • Debes pasar la cuerda mas larga por el ojal, remata el extremo de la cuerda preferiblemente con calor para evitar que se deshilache.