¿Cómo hacer una alberca fácil? Si deseas tener tu propia alberca y no estar yendo a lugares públicos donde hay estas, puedes optar por hacer una en tu hogar, aunque suena complicado podemos asegurarte que no se trata de nada que te cueste mucho, solo debes organizarte y elegir un espacio para que puedas construir la misma sin molestar el paso de las personas.

En este artículo vamos a enseñarte como hacer fácilmente tu propia alberca, a través de los siguientes pasos podrás hacer la tuya y verás que en cuestión de poco tiempo podrás disfrutar de una alberca bien construida junto a tus familiares y allegados.

Pasos para hacer una alberca fácilmente

  1. Ubica un buen terreno y empieza a excavar

Lo primero que debes hacer es ubicar un buen lugar para construir la alberca. Recomendamos un terreno plano que no esté en áreas donde haya tuberías o estructuras, ahora debes empezar a excavar de acuerdo a la profundidad buscada, ten en cuenta que el fondo de la misma lleva unos 20 cm de altura, cuando hayas excavado aplana el fondo.

  1. Prepara todo para colocar el concreto

Cuando todo esté listo, debes vaciar la grava y después de ella colocar el concreto, este va a quedar en su lugar debido a que armaste una estructura con acero que se levanta antes de vaciar. El fondo y los laterales de esta piscina deben tener algunas cabillas para que el concreto se adhiera con facilidad, así harás buenos muros.

  1. Diseña bien las tuberías, luego levanta las paredes

Cuando hayas realizado este vaciado será el momento de colocar las paredes y las tuberías de tu alberca. Sería bueno que te ayude un plomero para que te de la asesoría al colocar las tuberías que van a darle agua a esta alberca.

Estas van entre las paredes de tus muros, cuando tengas el sistema diseñado e instalado tienes que levantar todo el encofrado.

  1. Has el vaciado de las paredes y toda el área perimetral

Cuando esté listo el encofrado de las paredes, tienes que vaciar concreto en todo el interior, asegúrate que este quede totalmente parejo y colócalo lentamente para que no se acumule aire en el creando fisuras mas adelante. El encofrado luego se remueve y se debe rellenar el terreno para que la tierra se nivele.

  1. Realizar la impermeabilización

Cuando el concreto esté seco y totalmente duro, tendrás un buen lienzo para que el aislante de la piscina se coloque correctamente. Esta capa será capaz de asegurarte que no haya ninguna filtración de agua, así tendrás una alberca mucho más duradera. Si no tienes tanto espacio procede a hacer una buena estructura dándole reborde a esta alberca.

  1. Aplica el revestimiento

Cuando esté lista toda la obra gris, debes revestir todas las áreas de la alberca, lo recomendable es usar mosaicos de resina ya que son bastante duraderos, para el piso perimetral puedes usar cemento cepillado, cantos de madera o coralina ya que el sol no lo calienta.