¿Cómo hacer un velo de monja? Las características de ciertas ropas, trajes y vestidos marcan la diferencia a la hora de hacer un disfraz o vestir para un momento especial como un evento o una representación. El uso de los colores y el tipo de tela, todo influye a la hora de hacer nuestras propias creaciones. Si es ropa casual es más sencillo de trabajar, pero al ser cosas específicas, se siguen unas reglas claras y establecidas.

En el caso de la vestimenta que usan las monjas, replicar el traje que llevan puesto encima, debe complementarse con un velo, para poder tener la mejor representación.

¿Qué es un velo?

Un velo es una prenda que se usa en la cabeza y parte de la cara, sus modelos cambian según para la ocasión que se van a usar. Por ejemplo, el velo de una novia, que se usa en el matrimonio, va de la cabeza hacia adelante, tapando la cara con una tela blanca muy sutil, de modo que refleje un rostro lo más puro posible, y que el novio levanta una vez los dos se encuentran para recibir la bendición del padre.

¿Cómo se usa el velo de monja?

A diferencia del velo de novia, el de monja no va hacia adelante, sino que se tira hacia atrás, y es de color negro, aunque en algunas zonas se usa de blanco. Hay varias maneras de hacerlo, por máquina o usando un par de trapos, dependiendo de la situación a la que se va a asistir.

¿Cómo hacer un velo de monja con trapos?

Es el más fácil de realizar, no se necesita trabajar ni coser en algún momento, lo que hacemos es agarrar una camisa blanca pequeña, y un pedazo de tela que tenga el tamaño de la cabeza. Nos ponemos la camisa hasta el cuello, luego la llevamos hacia atrás como si fuéramos a quitarla, pero quedará el cuello en el cabello, dejamos de modo que el resto de la camisa vaya en dirección a los hombros.

Ahora agarramos el pedazo de tela negro y lo colocamos sobre la camisa blanca, de modo que no pase la tela de la frente, y para ajustarlo usamos alfileres que atraviesen la camisa y la tela.

¿En qué eventos puedo usar este velo de monja?

Como es fácil de hacer y no requiere de grandes materiales, lo podemos usar en fiestas de disfraces, que al terminar podemos botar y no invertir una suma de dinero si el evento no lo requiere.

¿Cómo hacer un velo de monja cosido?

Si es para una monja o de encargo de trabajo, agarramos un pedazo de tela y una cinta métrica, medimos 60 centímetros a lo largo y a lo ancho, recortamos para obtener el pedazo. Con alfileres unimos la zona inferior y la zona superior de la tela, de modo que en el centro se haga una circunferencia que cubra la cabeza de la persona.

Marcamos el sitio donde unimos los alfileres, y con aguja o con máquina de coser trabajamos para unirlos, hasta que la circunferencia se mantenga por sí sola, solo resta acomodar los detalles y probarlo, estará listo para su uso.