¿Cómo hacer un títere? Cualquiera que recuerde su niñez tendrá siempre en su mente la figura más divertida y hasta muchas veces tierna que puede existir, nos referimos a los títeres. Estos simpáticos personajes son hechos de diferentes materiales y pueden ser elaborados con un poco de imaginación y algo de experiencia. Sin embargo, si no tienes idea de cómo se crean, en este artículo te diremos todo de ello, así que continúa leyendo y aprende más sobre el tema.

¿Qué materiales puedo utilizar para elaborar un títere?

En cuanto a este tema los materiales pueden ser muchos, entre los que más se destacan están telas, fieltro, goma espuma, aunque si contamos con los elaborados de forma más sofisticada, podrían hacerse uso de madera, pintura, entre muchos más.

¿Cuál es la diferencia entre un títere y una marioneta?

Pues bien, sobre este punto es importante determinar algunas diferencias que los limitan. Una de ellas está en que el títere generalmente es manejado por la propia mano de su dueño o la persona que en el momento lo esté trabajando, en el caso de la marioneta suele ser diferente, dado que los materiales pueden ser de mayor resistencia e incluso están maniobrados por medio de hilos que se conectan en puntos como brazos, pies, manos de la misma.

Lo que destaca en la marioneta es el logro del movimiento por medio del hilo, lo cual permite un mejor desenvolvimiento de la figura. Esta técnica normalmente se aprende con el tiempo. Es de hacer notar que puede ser sujeta con pequeños trozos de madera o plástico en forma de cruz, que salen directamente hacia la conexión con las partes de la figura.

¿Cómo podemos elaborar un títere?

Ya hemos establecido algunas diferencias entre las marionetas y los títeres, ahora es momento de aprender más sobre cómo realizar un títere y disfrutar de estos simpáticos personajes. Los materiales pueden ser escogidos por la propia persona que los creará, pudiendo sugerir sin embargo algunos como fieltro, telas o sábanas que no se utilicen, estambre, pabilo, goma blanca o silicona, entre muchos otros.

Elaboración de un títere

Cómo ya mencionamos los materiales los escogeremos nosotros mismos, en este caso utilizaremos los siguientes:

  • Un calcetín, el mismo puede ser de cualquier color, ello si la intención es crear un animal o personaje específico.
  • Hilo y aguja.
  • 2 botones.
  • Restos de lana.
  • Fieltro de colores, escogeremos el que más nos guste.
  • Pegamento para tela.

Procedimiento para crear nuestro títere

  • Primeramente escogeremos un calcetín que no esté en uso, puede que esté deteriorado o muy viejo, sin embargo en este caso tomará de nuevo un uso adecuado y divertido. Los títeres elaborados con este material tendrán un ancho considerable, ello con la intención de poder ingresar la mano dentro y manipularlo más fácil.
  • Seguido cortaremos el fieltro para realizar la boca, sugerimos el tono rojo con la intención de que la boca de nuestro personaje sea lo más real posible, en el mismo momento que este articulando palabras, lo cual lo hará más interesante.
  • El corte del fieltro para la boca será de forma rectangular y redondeado en las puntas, para unirlo utilizaremos pegamento para tela, podemos hacer uso de silicona caliente, es importante destacar que la boca estará posicionada en el área posterior de la media, es decir entre el área del pie y talón.
  • Seguidamente nos corresponde crear el pelo de nuestro personaje, para ello tomaremos el material de lana de preferencia. Debemos tratar de personalizarlo lo más posible. Para la creación del pelo hemos de enrollar el material entre los dedos por varias veces, tratando de esta forma de que el cabello sea voluminoso. Una vez terminado el proceso ataremos un nudo y cortamos el exceso.
  • Posteriormente es necesario que coloquemos el pelo de nuestro títere, para ello cosemos el mismo desde el frente y en el área superior de la media.
  • Sólo nos queda tomar dos botones de preferencia para la similitud de los ojos de nuestro personaje, el tamaño y color será acorde con la figura y de gusto propio. Procedemos a pegarlos en el punto bajo donde se ubica el cabello de lana.
  • Una vez culminados todos los pasos anteriores, ¡Listo! Ya tendremos terminado nuestro títere. Ahora sólo queda darle uso a través de la narración de historias o por medio de pequeñas funciones de teatro casero.