¿Cómo hacer un chaleco con una chalina? La chalina es una pieza de ropa bastante elegante que nos permite agregar un toque adicional a nuestro look, siendo llamativa a la vista.

Es una pieza de ropa que se ha creado como una bufanda, pero mucho más grande en patrones, es decir, mucho más ancha, y con un alcance sobre el cuerpo que permite incluso, la creación de diversas técnicas para hacer con la misma “chalecos” que se vean atractivos.

Así que comencemos.

Elegir la chalina que más nos guste

Para nuestro experimento elegiremos la chalina que más nos guste, con el color ideal para formar una buena combinación en nuestro outfit.

Una vez se tenga la chalina a la mano, es momento de llevar a cabo ciertas técnicas de amarre que permiten crear distintos tipos de chaleco.

Dejar caer sobre el cuello

Esta es la primera opción, y hablamos de abrir por completo la chalina y colocarla sobre el cuello para que caída de forma natural. Luego de esto, se agrega un cinturón a la cintura que logre amarrar la chalina al pecho, abriendo por completo la misma y listo, tendremos un chaleco con una forma diferente.

Cubrir por completo la espalda

Otra técnica exitosa para hacer un chaleco con una chalina es abrirla por completo y colocarla sobre la espalda, que cubra espalda y brazos, agregar un pequeño sujetador que permita abrochar la chalina al pecho y listo.

Chalina entrelazada

Esta técnica de amarre permite crear un diseño único con la chalina, que incluso quedará como si fuera una blusa.

Nos referimos a cruzar los extremos de la chalina al lado contrario, para de esta forma lograr un diseño en forma de X que permita resguardar el pecho, sujetando las puntas en la espalada con un broche para asegurar.

Ahora bien, si lo que se desea es transformar la chalina por completo en un chaleco, es hora de hablar de técnicas de corte y costura.

Transformación de chalina a chaleco

Para descifrar la manera de cómo hacer un chaleco con una chalina, lo mejor es investigar bien sobre las técnicas de corte y costura primero, para no dañar la chalina con un mal corte.

En este segmento, expondremos de forma resumida los pasos para convertir la chalina en chaleco:

  • Elegiremos una chalina de 90cm de ancho y 15cm de largo y la colocaremos sobre una mesa.
  • Comenzaremos a ajustar medidas para hacer el agujero por donde pasarán los brazos. Es recomendable que se tomen muy bien las medidas a la persona y se establezcan de forma clara sobre la chalina para no cometer errores.
  • Como acto siguiente, lo que se debe hacer es cortar justo por las marcas que se han establecido sobre la chalina.
  • Y finalmente, comenzar a coser para lograr orillos con acabado perfecto, quedando así dos agujeros por donde pasaran los brazos, convirtiendo la chalina en chaleco.
  • Si se desea se le pueden agregar botones a un lado de la chalina para ajustar el nuevo chaleco sobre el pecho.