¿Cómo hacer un caleidoscopio para niños? Los caleidoscopios son realmente divertidos y pueden llegar a fabricarse forma muy creativa, de manera que, podemos hacer un caleidoscopio ideado para los niños, o mejor de todo, es que se trata de un proyecto que podemos realizar usando materiales de reciclaje, de esta manera, le enseñamos a los niños a que es posible reusar ciertos elementos y crear algo sumamente diferente.

Cuando se trata de un caleidoscopio para niños, veremos que hay muchas opciones con las que podemos decorarlo, ya que se puede crear los diseños que queramos, y usar los colores que más nos gusten. Ahora bien, continuemos con los materiales que usaremos a continuación:

¿Qué materiales necesitamos para hacer un caleidoscopio?

Como mencionamos anteriormente, ocuparemos ciertos materiales que podemos reciclar. Los demás materiales podemos encontrarlos fácilmente:

  • Un tubo de cartón, generalmente son los que tienen los rollos de papel film o los que papel de cocina.
  • Papel de aluminio, es importante que lo peguemos en un cartón o cartulina para que quede bien extendido.
  • Papel de colores transparente, como los que traen algunos caramelos. U objetos muy pequeños de colores como lentejuelas.
  • Dos círculos a modo de discos, uno que sea transparente y otro con efecto de color mate. Las tapas de frascos funcionan muy bien.
  • Un círculo de cartón
  • Pegamento de cola
  • Tijeras
  • Papel y pintura para decorar

Cuando hayas encontrado todos los elementos, será momento de comenzar a armar cada una de las piezas que conformarán el caleidoscopio, en esta oportunidad lo haremos para los niños.

Primer paso: uniendo las piezas

Para comenzar, lo que haremos es ir midiendo cada uno de los materiales. En lo que respecta al papel espejo, lo cortaremos con un aproximado de 4,3 cm y 21 cm de alto. Con ayuda de la cinta adhesiva, uniremos cada uno de los lados que conforman el triángulo que hemos hecho con el papel espejo.

El triángulo debe ir en el interior del tubo de cartón que hemos seleccionado, debe quedar uno de los extremos del mismo, de manera que lo podamos visualizar.

Segundo paso

Ahora bien, debemos cortar dos discos de plástico. Estos discos deben tener el mismo diámetro que el tubo. El disco que es transparente debe ir en el extremo del tubo donde está el triángulo. Fija los discos con el celo.

En el extremo donde se encuentra el disco transparente, ve agregando los elementos de colores. Pero no lo llenes demasiado. Coloca el otro círculo transparente mate encima para cellar y fija a modo de tapa.

Termina el caleidoscopio para niños

Para terminar, en el otro extremo del caleidoscopio, procederemos a colocar los otros discos que servirán como mirilla del caleidoscopio. Para finalizar, puedes decorar a tu gusto:

  • Pinta con colores brillantes el tubo. Puedes agregar pegantinas.
  • Si lo deseas, usa papeles de colores para cada extremo.
  • Añade un tema de dibujos al caleidoscopio.

De esta manera, hemos terminado con la fabricación de un caleidoscopio casero, hecho para los más pequeños de la casa.