¿Cómo hacer un caldo de pescado sencillo? Bien sea por temas de salud, o porque ese día quieres solamente consumir algo que sea bastante ligero el caldo de pescado puede ser una alternativa rápida y muy agradable. La idea es que puedas prepararlo de forma sencilla para que esté listo rápidamente y así puedas alimentarte en cuestión de minutos.

Si no tienes idea de como hacerlo, te enseñaremos en este artículo el proceso a seguir para que lo hagas y de esta forma podrás contar con un caldo sencillo, pero con un buen sabor en tan solo cuestión de unos minutos, ya verás que es sencillo.

La preparación del caldo de pescado sencillo

Ten en cuenta que, si se trata de un caldo de pescado sencillo, no debes esmerarte tanto ya que la idea es contar con un caldo que sepa bien en un lapso de tiempo que sea bastante corto. No necesitas de tantos ingredientes para esto y verás que siguiendo una sencilla guía podrás lograr lo que deseas en tu cocina, el proceso es el siguiente:

Ingredientes a utilizar

  • 1 kilo de cabezas de pescado, estas deben estar solas y asegúrate que las mismas estén en buenas condiciones para evitar algún tipo de intoxicación.
  • 1 cebolla, preferiblemente una grande para que puedas darle buen sabor.
  • 2 zanahorias, en este caso no será necesario contar con zanahorias grandes, con que sean livianas será más que suficiente.
  • 1 tallo de ajoporro (puerro).
  • 1 tallo de apio.

Después que tengas todos estos ingredientes, entonces viene la elaboración de este caldo la cual te explicaremos paso por paso para una mayor facilidad. Debes realizar el proceso que te mostraremos en el siguiente punto.

Paso a paso para preparar este caldo de pescado

A continuación, te mostraremos como hacer este caldo paso a paso y es muy importante que sepas que con la cantidad de ingredientes que te pedimos en el punto anterior, se hacen de 2 a 3 litros de caldo de pescado:

  1. Utiliza una olla grande que tenga mas o menos la capacidad para la que rinden estos ingredientes.
  2. Lava todas las partes del pescado que vayas a usar, quita las escamas y la sangre que puedan tener.
  3. Procura que todas las verduras sean cortadas en trozos pequeños.
  4. Coloca todo en la olla grande y añade unos 4 litros de agua fría.
  5. Enciende la cocina y espera que todo comience a hervir.
  6. Van a salir algunas impurezas a flote cuando estés cocinando, elimina estas con cuidado.
  7. Cuando hayan pasado unos 30 minutos puedes retirar esta olla del fuego y deberás colar el caldo. Si lo deseas puedes hervir durante unos 10 minutos adicionales para que el líquido quede más concentrado.
  8. Procede a colar muy bien el caldo, usa el colador mas fino que tengas y si es un tamiz de hacer café mucho mejor, así quedará lo mas puro que se pueda.
  9. Ya está listo el caldo, ¡a comer!