¿Cómo hacer un abanico de cartulina? Los abanicos de cartulina son una buena forma de crear un origami útil, que puede acompañarnos en los días más calurosos. Son simples de hacer y podemos usar el tipo de cartulina que deseemos, incluso, se pueden fabricar con papel.

Si te decides por un tipo de cartulina, entonces puedes usar los colores que más te gusten, incluso, hay cartulinas que tienen decoraciones en relieve y que lucen realmente elegantes y bonitos. Pero la utilidad de estos abanicos también puede ser de carácter decorativo, porque podemos pegarlos en un lugar especial para este tipo de decoraciones.

¿Qué materiales se necesitan para hacer un abanico de cartulina?

Es posible que no se requiera de una gran cantidad de materiales, sin embargo, dependerá de los elementos decorativos que quieres añadir a este origami. Los materiales que usaremos son:

  • Cartulinas, dependiendo de la cantidad de abanicos que quieras hacer, será la cantidad de papel de cartulina. Es importante que sea tamaño carta o tamaño oficio. En caso que tengas una cartulina de pliegue, usa tijeras para recortarla y obtener el tamaño que desees en el abanico.
  • Brillantina o elementos decorativos. Dependiendo del uso que le quieras dar al abanico, puedes añadirle elementos de decoración. La brillantina puede ser una buena idea, incluso, puedes usar pequeñas plumas artificiales para colocar en la parte superior del abanico.
  • Pegamento en barra o silicón al frío.

Dobleces

Los dobleces son los pliegues que le darán forma al abanico. Se trata pues, de poder disponer la cartulina en una superficie plana, desde donde podemos apoyarnos para comenzar a realizar los dobleces. Se trata de medir unos 2 centímetros aproximadamente, pero puedes darle el grosor que desees.

El primer doblez, hazlo hacia adelante. Quedará como una especie de pestaña. Después de eso, dobla la siguiente pestaña, debajo del primer doblez. Hazlo siguiendo el mismo grosor que el anterior.

Repite este mismo proceso hasta que termines de doblar toda la cartulina. En caso que sea necesario, puedes ayudarte con una regla de medición, para que puedas doblar más fácilmente, la cartulina.

Retoques

Ahora bien, si has terminado de doblar toda la cartulina, pero notas que hay una pestaña de menor tamaño, entonces recorta este excedente. La idea es que cada uno de los pliegues del abanico, sean iguales. Esto le dará una apariencia más cuidada y limpia, además de hacer que funcione mejor.

Para finalizar, en la parte inferior del abanico, es decir, en la parte que servirá como mango, ve pegando con el pegamento en barra, cada uno de los pliegues. De manera que quede bien sujetado.

Decoración

Si te has decido por usar un tipo de decoración, o aún no has pensado en este aspecto, veamos algunas sugerencias:

  • Esparce la brillantina por la línea superior del abanico. Usa el pegamento en barra.
  • Si lo deseas, puedes añadir elementos naturales, como flores u hojas. Dependerá del aspecto que quieres darle a tu abanico.
  • Puedes usar pintura para darle un toque más artístico al abanico, haciendo que sea aún más personalizado.

De esta manera, podemos hacer un abanico con cartulina fácilmente.