¿Cómo hacer pollo en barbacoa casero? Los alimentos provenientes de la naturaleza y del reino animal, cuentan con unos nutrientes y sabores que dan placer al paladar de una persona. La carne de algunos animales es ideal para cocinar en cualquier momento, ya sea para una comida diaria o para un evento especial. Entre los animales que tradicionalmente se consumen hace tiempo y que está presente en la cocina mundial, se encuentra el pollo.

El pollo tiene una cantidad de cortes y todo el cuerpo es comestible, lo que convierte sus pedazos en productos deseados, porque con ellos tenemos variedad de opciones para cocinar. Desde pollo frito, guisado, como relleno en otras preparaciones, incluso para hacer sopas.

Entre las opciones diferentes que tenemos para cocinar el pollo se encuentra el ‘pollo a la barbacoa’ un plato rico para comer y que vemos en restaurantes, pero también puede hacerse desde el hogar.

¿Cuál es el pollo a la barbacoa?

El pollo a la barbacoa, como bien lo indica su nombre, toma recortes o partes diferentes del animal, lo condimentan al gusto de la persona y se complementa con una salsa barbacoa que se cocina a la plancha o ahumándolos.

Lo que hace atractivo este platillo, es el sabor de los condimentos sobre la capa de piel del pollo, y la salsa barbacoa para un extra en el paladar de la persona. Su preparación es relativamente sencilla, pero requiere de cierto tiempo y de un buen uso de la salsa y los condimentos en sí.

Ingredientes para cocinar un pollo a la barbacoa casero

Como ingrediente principal se encuentra el pollo, preferiblemente entero, o se puede usar una parte del mismo, como un kilo de alas, muslo o la pechuga. Si compramos el pollo entero, podemos hacer fácilmente piezas para 3 personas, en caso de comprar el kilo de una sola parte, alcanza para 1 o 2 personas, dependiendo de las porciones a servir.

El resto de los ingredientes son: 2 chiles, media cucharada de pimienta, 3 clavos de olor, media cucharada de orégano, media cucharada de comino, una taza pequeña de aceite, 5 dientes de ajo, una cucharada de sal, y como opcional tenemos un vaso de jugo de naranja.

Los ingredientes mencionados anteriormente pueden variar, ya sea quitando uno y añadiendo, o bajar las cantidades. Si tenemos otro condimento que le dé sabor al pollo no dudemos en usarlo, pero si vez necesario puedes suprimir alguna de estas opciones.

Condimentamos el pollo

Para comenzar, tenemos en un plato todas las piezas del pollo, y las vamos cubriendo con todos los condimentos y las especias, de modo que se crea una capa. Podemos juntar todos los ingredientes en una taza y añadir posteriormente el pollo.

Los chiles son los únicos que se trabajan por separado, ya que necesitan estar en agua caliente un tiempo, para luego ser machacados o molidos, de modo que se pueda adherir con el resto de los ingredientes y formar la capa de la barbacoa.

Llevamos el pollo al horno

En un molde refractario, untamos el fondo de aceite, y vamos agregando el pollo sobre el mismo hasta que estén todas las piezas. Ahora encendemos el horno a unos 160 grados, y dejamos cocinar por una hora, retiramos y se sirve junto con un complemento del almuerzo.