Aprende a lo largo de este artículo cómo hacer mejillones al vapor, una receta que te encantará y que si sigues los pasos adecuadamente, te quedarán como hechos por un profesional, así que, no dudes en hacer este delicioso alimento y ponte ¡manos a la obra!

cómo hacer mejillones al vapor

¿Cómo preparar mejillones al vapor?

La comida de mar es extremadamente deliciosa, pero no solo eso también es muy saludable, se habla de que muchos especialistas en el mundo recomiendan el consumo constante de la carne de pescado y otros mariscos, por su gran aporte nutritivo y por ser bajos en calorías.

Existe gran variedad de mariscos y cada uno de ellos tiene distintas formas de prepararse, además, puede combinarse con gran cantidad de comida según lo hayas preparado, por ejemplo, con un delicioso Arroz al vapor o unas berenjenas rebozadas.

La receta que verás en lo sucesivo es muy fácil de elaborar y no te llevará mucho tiempo, así que si deseas sorprender a tus seres más preciados no dudes en preparar estos ricos mejillones al vapor. Seguro te estarás preguntando por los ingredientes necesarios para llevar a cabo la elaboración y la verdad es que no son muchos y son muy fáciles de conseguir, estos son los siguientes:

  • Un vaso de agua
  • Tres hojas de laurel
  • Sal al gusto
  • Cinco dientes de ajo
  • Medio limón
  • Cincuenta mililitros de aceite de oliva
  • kilo y medio de mejillones
  • Diez gramos de pimienta en grano
  • Un vaso de vino blanco

Para una elaboración perfecta solo debe seguir los siguientes pasos:

Lo primero que debes hacer es limpiar tus mejillones muy bien, lo cual podrás hacer con algún implemento de la cocina con un cuchillo con el cual tendrás que eliminar todas esas adherencias que no resultan agradables o sabrosas al paladar, también puedes sumergirlos en agua y con tus manos ir retirando toda la tierra o arena que pueden tener.

Como segundo paso está escoger una olla un poco honda, en la cual tendrás que introducir el kilo de mejillones ya limpios, luego colca el medio vaso de agua, así como la sal, la pimienta, el limón, los ajos previamente triturados o picados en pequeños trozos, el aceite de oliva y las hojas de laurel, este también es el momento de agregar el vino blanco, pero solo si lo deseas, si quieres darle un gusto extra, pero también puedes prescindir de este ingrediente.

Luego enciende la cocina a fuego medio con la olla tapada, espera a que hiervan y deja que sigan cocinándose por un poco más de ocho minutos, ya que esto evitará que queden crudos y además que se abran.

Cuando ya este tiempo haya pasado, apaga el fuego y verifica el contenido de la olla, si observas que algún mejillón no se ha abierto deberás botarlo, pero ¿por qué? Esto se debe a que si no se abre puede ser símbolo de que está malo, por lo que no es recomendable consumirlo.

cómo hacer mejillones al vapor preparación

Cuando ya hayas verificado todo esto es momento de que a aquellos que hayan quedado abiertos les quites la concha y los coloques para emplatarlos y eso es todo ya tienes tus mejillones al vapor.

Recuerda que para esta elaboración, así como para cualquier otra, lo mejor es que adquieras comida de calidad, entre más frescos y en condiciones estén mejor estará tu plato final. Sirve y degusta

Un plato puede quedar muy bueno, pero siempre toma gran importancia el emplatado y la presencia de tu plato, así que enfócate en presentarlo de la mejor manera a los comensales.

Un buen emplatado no siempre resulta sencillo, pero seguro que tienes mucha creatividad para servir estos mejillones, hay ciertos elementos con los que te puedes ayudar para conseguir un plato muy llamativo, quizás unas hojas de cebollín o de menta que estén en muy buen estado, que aunque no se vayan a consumir seguro que le dan un aspecto muy profesional.

También podría servirte servir el arroz con ayuda de un envase con el cual le darás la forma u otro elemento que creas que se verá muy bien solo tienes que ponerte manos a la obra y finalmente degustar tu plato.

Receta de mejillones cocidos en su jugo con vino blanco

Quizás con la receta anterior has quedado encantado y quieres preparar otras utilizando mejillones, por eso no dudes en preparar estos ricos mejillones usando su propio jugo, pero sumándole otro sabor que le dará un toque mágico como lo es del vino blanco.

¿Qué necesitas para prepararlos?, son pocos ingredientes y mayormente muy fáciles de conseguir, estos son:

  • Sal al gusto
  • Un limón
  • La cuarta parte de una cebolla
  • Un kilo de mejillones
  • Medio vaso de vino blanco, con el cual también puedes preparar una rica Salsa de vino blanco para acompañar tus mejillones.

El procedimiento en esta preparación ocurre de la misma forma que la explicada en el segmento precedente, no olvides limpiar muy bien tus mejillones para evitar cualquier agente tóxico, colócalos a hervir con los ingredientes mencionados, debes picar muy bien la cebolla y remover para que quede todo bien integrado, en este caso también deberás eliminar los que no se hayan abierto y retirar la concha de aquellos que estén en buen estado.

Por último, si lo deseas, en cada plato coloca una rodaja o un trozo de limón, para que aquellas personas que lo deseen lo expriman en sus mejillones y le den n gusto extra que seguro encantará a todos los comensales.

Seguro te estarás preguntando por el caldo, cuando los hierves verás que al final queda un caldo, el cual tiene el gusto de todos los ingredientes que has colocado, por lo cual es un sabor espléndido, este podrás colocárselo a los mejillones como una salsa cuando sirvas, pero también puedes colocarlo en un envase aparte para que quienes lo deseen lo acompañen a su gusto, incluso si colocas una rodaja de pan podrán mojarlo y degustarlo.

Trucos para cocer los mejillones al vapor

Como todo en la vida la cocina también tiene ciertos trucos que si se desempeñan correctamente harán de la cocina particular todo un arte y quienes tengan la oportunidad de degustar los platos quedarán asombrados, en el caso de la preparación de los mejillones al vapor también hay algunos trucos que se pueden llevar a cabo para prepararlos lo mejor posible, estos son los siguientes:

Cuando vayas al supermercado a comprar tus ingredientes y principalmente los mejillones, verifica que estos estén en buen estado, por ejemplo, entre más grandes estén mejor, pero no solo eso, también debes verificar que por dentro no tengan agua, esto podrás saberlo removiéndolos un poco cerca de tu oído y verificar si contienen o no líquido.

Para saber si tus mejillones están frescos lo mejor es preguntárselo a quienes te tiendan, pero igualmente lo más aconsejable es que los adquieras en la época más indicada donde estos son los predominantes en el mar, suele ser en verano.

Como ya se ha mencionado, lo más importante es que tengan una buena limpieza y para ello utiliza un estropajo y estando los mejillones bajo el agua frótalos con el estropajo sin mucho esfuerzo. No debes olvidarte de quitar las barbas ya que esto les daría una mala presencia a los mejillones y a muchos no les provocaría comérselos.

Otro truco o consejo, es algo a lo que ya se hizo mención, siendo el hecho de los mejillones que no están en buen estado, que serán aquellos que después de hervir no se han abierto, estos por nada del mundo pueden ser consumidos, puesto que pueden generar afecciones y daños en el organismo como la gastroenteritis.

Siguiendo todos estos trucos y consejos seguro que obtienes los mejores mejillones al vapor que hayas cocinado en toda tu vida, así que ¡manos a la obra!

Motivos por los cuales debes comer mejillones al vapor

Hay muchos motivos por los cuales es bueno consumir estos mejillones al vapor hechos en casa, entre los que se pueden mencionar los siguientes:

Lo mejor de todo es que los puedes almacenar para consumirlos en otra ocasión o guardarlos para preparar la comida de llevar al trabajo durante la semana, por lo que es muy útil esta opción, sobre todo si careces de mucho tiempo para cocinar.

Pero ese no es el único motivo, no se puede dejar de mencionar el hecho de que posee una gran propiedad, que es muy beneficiosa para el organismo, como lo es el omega 3, si consumes unos cien gramos de este alimento estarás adquiriendo un poco más de 700 miligramos de esta propiedad que te beneficiará en cuanto a la protección de tu órgano cardíaco, así como nivelar los niveles malos de triglicéridos.

cómo hacer mejillones motivos

¡Son muy fáciles de preparar! Si eres una persona muy ocupada que carece de tiempo para realizar recetas súper elaboradas entonces no busques más esta es la comida ideal para ti, puesto que no te llevará más de media hora prepararlos y su versatilidad también será tu aliada, ya que podrás combinarlos con muchas cosas y así no te aburrirás jamás.

Otra de las propiedades que contiene y que con su consumo podrás adquirirlas es la vitamina, pero también contienen minerales, lo cual es primordial para tener un organismo funcionando de forma óptima, sobre todo cuando se está en periodo de desarrollo y crecimiento, pero también cuando está en embarazo o lactando.

¿Cómo saber si los mejillones están frescos?

Esta es una de las dudas más frecuentes y es que no son fáciles de distinguir a simple vista, pero hay algunos trucos:

  • Agárralos y si están abiertos dales un toque con la mano si en automático se cierran entonces están vivos y por lo tanto frescos, mientras que si están abiertos y no se cierran con el golpe entonces mejor no los compres.
  • También puedes olerlos y si aún mantienen el olor característico al mar, a la playa, entonces estarán frescos.
  • La concha debe estar brillante.

Recetas con mejillones

A continuación se detallan algunas recetas que combinan a la perfección con los mejillones.

Ceviche de mejillones

Para esta fantástica receta necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Sal
  • Jengibre
  • Cilantro
  • Un cuarto de kilo de mejillones
  • Cebolla
  • Zumo de limón

Para su preparación lo único que tendrás que hacer es colocar en un recipiente la sal, el jengibre y la cebolla previamente picada, luego colocarás los mejillones, luego el cilantro y por último el jugo del limón, luego lleva esto a la nevera y procede a dejarlo allí por al menos una hora, finalizado ese tiempo solo sirve bien frío.

Pate de mejillones y atún

Para ello solo necesitarás cuatro ingredientes:

  • Mejillones y atún (ambos en la misma cantidad)
  • Pimienta molida
  • Queso crema

Lo primero es desmenuzar el atún, luego agrégale el queso crema, luego coloca el jugo que traen los mejillones, la pimienta y remueve muy bien, por último agrega los mejillones y vuelve a remover y tritura con ayuda de una licuadora o batidora y listo a servir.

Otras recetas pueden ser:

  • Salpicón de mariscos
  • Mejillones tigre
  • Mejillones en salsa de tomate picante
  • Empanadas de mejillones en escabeche