¿Cómo hacer kéfir de agua? El kéfir de agua se conoce por ser una bebida probiótica que es preparada a base de la fermentación de los nódulos kéfir de agua que se le conoce mejor como tibicos, esto se realiza en agua azucarada y lo mejor de todo o lo más relevante de ello es que contiene grandes beneficios para la salud de esas personas que lo consume.

Esta bebida se reconoce porque se forma a base de las colonias de microorganismos con aspecto similar que son más pequeños que un cubo de hielo y que al consumir  azúcar se suelen reproducir y de esta manera trasmiten todas sus propiedades al agua y es la que se toma, conozcamos como se puede preparar el agua de kéfir.

Lo primero que se debe tomar en cuenta

Antes de comenzar a indicar como se puede preparar el  kéfir de agua, es importante que se indique que existen distintas maneras de como se puede hacer, pero en este caso la bebida que se obtiene suele ser realmente insípida, es decir sin gusto alguno si se compara con los de leche, por tal razón muchas personas  optan por darle sabor con otro ingrediente.

Si te da un poco de duda consumir esta bebida es recomendable que lo hagas y esto se debe a que el Kéfir se compone de muchos ingredientes que realmente suelen ser de gran beneficio para nuestra salud y al comenzar con su consumo se podrá notar el efecto que suele  tener en nuestro organismo. 

¿Qué ingredientes se necesitan?

Ahora si llegó el momento de conocer cada uno de los materiales que se deben emplear para poder preparar un Kéfir de agua y estos son los que se van a estar indicando a continuación vamos a prestar mucha atención:

  • Lo primero que se necesita es un recipiente o jarra con un litro de agua respectivamente
  • 150 gramos de nódulos de kéfir
  • 30 gramos de azúcar morena o blanca para endulzar el agua
  • 20 gramos de

El procedimiento

Tal y como ya se había indicado, la preparación del agua de kéfir es muy sencillo, pero para que se pueda entender mejor como hacer vamos a explicarlo a continuación:

  • Lo primero que se debe hacer es colocarle a litro de agua el azúcar y proceder a mezclarla muy bien y de esta manera hasta notar que se diluyo por completo
  • Luego es necesario que se agreguen los nódulos del kéfir y las pasas en el agua su el del gusto se pueden agregar otra fruta si en sustitución de la pasa como lo puede ser limón, fresas o naranja
  • Se debe cerrar de manera hermética la jarra o el recipiente hasta dejarlo reposar por al menos unas 24 horas a temperatura ambiente, es necesario que el recipiente se abra cada cierto tiempo para moverlo y así evitar que se vuelva demasiado ácido.

¿Qué más hacer?

Al pasar el tiempo correspondiente se debe proceder a colar el regir para quitar los gránulos y así solo tener el agua  y si se requiere un poco más de azúcar se puede agregar sin problema.