¿Cómo hacer helado de yogurt cremoso? El helado siempre es una buena opción para degustar en las tardes donde hace mucho calor, y a los niños es una merienda que les fascina. Comprar helado resulta tan sencillo como ir a un supermercado y comprar uno en sus diferentes presentaciones, o en un parque, donde hay heladeros ofreciendo sus productos en un carro.

Pero qué pasa cuando no podemos salir de casa por diferentes razones, muchas personas piensan que el helado requiere de un tratamiento netamente empresarial, con maquinaria especializada, y lo cierto es que cualquier persona puede hacer su propio helado casero.

¿Es posible hacer helado de yogurt casero?

Sí es posible hacer un helado en el hogar, obviamente no tendrá un resultado igual al que vemos en los productos que compramos en tiendas, pero su sabor y gusto será similar y se puede disfrutar en familia o de manera individual.

Tampoco es necesario tener muchas máquinas de repostería, si los tenemos nos ayudan a alivianar un poco el proceso y simplificarlo, si no contamos con ninguno, esto no será un problema, ya que existen alternativas para solventar esta situación.

¿Qué ingredientes necesitamos para el helado de yogurt cremoso?

Para hacer el helado de yogurt cremoso, debemos contar con los siguientes ingredientes: 500 g de yogurt natural tipo griego, debe ser tradicional, sin azúcar, podemos usar unos 300 g de azúcar refinada, o también usar 300 g de leche condensada. Si tomamos la primera opción, el helado no tendrá una textura tan cremosa.

Si elegimos la leche condensada, el helado tendrá otra capa de sabor, será más disfrutable y añade un sabor que complementa con el resto de los ingredientes. Por último añadimos el complemento, pueden ser frutas rojas, chocolate, uso de galletas, entre otros.

¿Cómo empezamos con la preparación del helado de yogurt?

En un bowl o taza, vertemos el yogurt junto con el azúcar o la leche condensada, y batimos hasta que los dos se cundan en una sola mezcla, y los movemos a una taza de plástico o molde metálico, y dejamos congelar al menos unas 6 horas.

Pasado el tiempo requerido, retiramos la taza del congelador  y tendrá una textura semidura, con la suficiente elasticidad para poder manipularlo a gusto, lo que resta es servirlo y degustarlo.

¿Cómo preparamos el complemento al helado?

Si queremos que el helado tenga un sabor extra, podemos preparar un complemento, si es fruta, lo mejor es picarla en pedazos pequeños y congelar unas 2 horas, luego lo retiramos y añadimos un poco de yogurt griego sin azúcar y leche condensada, y lo batimos bien para obtener una salsa, se recomienda el uso de la batidora, si no contamos con una, mezclamos manualmente pero tiene que ser por al menos unos 30 minutos.

Si no es fresa sino chocolate o trozos de galleta, trituramos hasta que quede polvo, y de la misma manera añadimos yogurt griego y leche condensada, mezclamos y servimos encima del helado.