Si aún no has tenido que ser sometido a una intervención quirúrgica te recomendamos que te quedes con nosotros y aprendas en este artículo cómo funciona la anestesia, para cuando la tengas que necesitar, sepas a qué atenerte y no vallas a ciegas a un proceso que te puede costar la vida.

como-funciona-la-anestesia-2

Son muchas las personas que se toman a la ligera las intervenciones quirúrgicas, sin siquiera sospechar que las cosas se pueden complicar gravemente si no saben cómo funciona la anestesia en sus cuerpos, y la reacción que pueden presentar a causa de ello.

¿Cómo funciona la anestesia para aliviarnos el dolor?

No fue hasta el año 1814 cuando se comenzó a utilizar la anestesia en las intervenciones quirúrgicas, y hasta entonces el índice de mortalidad era extremadamente elevado, debido a que no se podía practicar casi ninguna operación.

En la actualidad, y gracias a Dios, ya es un hecho, y además se ha perfeccionado; y es que hoy en día no se podría una gran parte de las cirugías si no contáramos con la anestesia.

Pero si tú eres de los que se preguntan cómo funciona la anestesia para aliviarnos el dolor, la respuesta está en los especialistas en esta materia que sostienen que estos fármacos actúan directamente sobre las vías o canales que envían estímulos al cerebro.

Este es un medicamento que se emplea para evitar el dolor en el momento de una operación o de cualquier procedimiento médico, y esta funciona cuando hace el bloqueo de las señales que envía el sistema nervioso, este se encuentra conformado por el cerebro, la médula espinal y los nervios.

El cuerpo envía los mensajes de lo que le sucede a través de los nervios y de la médula espinal, hasta que estos llegan al cerebro, por eso la anestesia debe actuar sobre estos primeros para evitar que lleguen estas señales  a su destino.

Diferentes anestesias

En la actualidad existen tres tipos de anestesia, en donde cada una de ellas está diseñada ara actuar de manera diferente en el organismo. En ocasiones un paciente debe recibir una combinación de varias anestesias, pero esto dependerá del tipo de operación a la que se someta el paciente o del procedimiento médico que se vaya a ejecutar en un quirófano, también se toman en cuenta la edad de la persona, su estado de salud y su peso.

Estos son los diferentes tipos de anestesia que te mencionamos a continuación

General

Una manera sencilla de explicarte como funciona la anestesia general, es que ella coloca al paciente en un estado completo de inconsciencia, es decir que queda completamente dormido. En este caso el paciente no debe sentir ningún tipo de dolor, al estar completamente dormido no sentirá ni recordará nada de lo sucedido.

Esta anestesia se puede recibir a través de vía intravenosa (dentro de la vena) o que se inhale a través de una mascarilla por la nariz y la boca. Esta anestesia requiere de la colocación de un tubo en la garganta que ayuda a respirar hasta que termine todo el proceso quirúrgico.

La anestesia general puede tener cuatro componentes. Cada uno de ellos tiene una función específica, uno es para ocasionar una leve amnesia, otro es hipnótico para entrar en sueño profundo, el tercero en un analgésico para evitar el dolor y el último es un relajante muscular, para que los músculos no se contraigan.

como-funciona-la-anestesia-1

Regional

Este tipo de anestesia regional se inyecta directamente a un conjunto de nervios que se encuentran en la columna vertebral, el paciente sentirá que pierde sensibilidad en una parte de su cuerpo y no va percibir ningún tipo de dolor en la misma. Las más frecuentes de este tipo son la anestesia epidural que es muy usada en los partos y los bloqueos de la médula espinal.

 Local

Tal y como su nombre lo indica, este tipo solo duerme una sector muy pequeño del cuerpo, como una mano o un pie, y así es como funciona la anestesia local. Se administra por medio de una inyección, en spray o pomadas, se usa mucho en los procedimientos dentales, cuando se deben colocar puntos de sutura por cortadas y para reducir el dolor por los pinchazos de las agujas.

Desventajas de la anestesia

Ya hemos visto cómo funciona la anestesia, y lo útil que resulta para evitar que sintamos dolor ante una situación dada; no obstante, no  podemos dejar de mencionar los efectos adversos que puede producir en algunos pacientes que la reciben.

Cuando se usa anestesia local o regional lo único que puede sentir el paciente es una leve molestia por la introducción de la aguja. En tanto que en la anestesia general luego que el paciente despierta, puede sentir desorientación, aturdimiento y confusión. Puede llegar a tener efectos secundarios como náuseas, vómitos, sensación de frío, temblor y dolor de garganta en caso de haber sido entubado. Estos efectos no suelen ser de peligro y van desapareciendo poco a poco.

La anestesia en pocos casos puede generar complicaciones. Estas pueden ser una aceleración del ritmo cardíaco, problemas para respirar, reacción alérgica al medicamento y en pocos casos, la muerte. Esto va depender directamente de cual haya sido el procedimiento medico realizado, el estado previo del paciente y el tipo de anestesia usada.

¿Cómo evitar lo efectos adversos?

Tanto el médico como el anestesiólogo debe hacerle una serie de preguntas para saber qué tipo de anestesia necesita y conocer sus condiciones medicas antes de un procedimiento quirúrgico. Estas preguntas deben ser las siguientes:

  • Estado de salud pasada y en la actualidad en donde se informe de enfermedades previas o afecciones que estén relacionadas con el sistema respiratorio, asma o ronquidos.
  • Medicamentos que este consumiendo, bien sea bajo receta médica o de venta libre, cualquier suplemento dietético o remedio que sea elaborado por medio de plantas medicinales.

Esta evaluación es muy importante, con ella se determinará como funciona su corazón, sus pulmones y se hará la planificación del tipo de anestesia a usar para evitar cualquier tipo de complicación al colocarla en el paciente.