¿Cómo estar feliz? La felicidad no es algo que se pueda lograr de manera plena y completa para siempre, ya que hablamos de un estado de ánimo del cuerpo que cambia con las situaciones que acontecen en la vida.

En este sentido, lo que podemos hacer para estar felices, es crear un estilo de vida que nos permita vivir en optimismo y conformidad con lo que somos y con lo que logramos, sintiendo paz y tranquilidad con ello, logrando un estado de comodidad para con nosotros mismos.

¿Cómo se logra esto? Para alcanzar la “felicidad” debemos enfocarnos en un par de cosas de las que hablaremos a continuación.

Aceptar las cosas con optimismo

La vida por sí sola, se encarga de darnos momentos buenos y malos, la clave de encontrar la felicidad es disfrutar los buenos momentos al máximo y sacar provecho de los malos, es decir, ante las dificultades, lo mejor es buscar distintas opciones que permitan mejorar la situación y siempre mirar hacia adelante con la frente en alto, enfocándose en el aprendizaje que esto dejará.

Ser agradecido

Ser feliz implica cuidar de nosotros mismos, por lo que, la gratitud es una de las maneras de hacerlo. Agradecer de forma diaria lo que se tiene y lo que se ha logrado, es la clave para aceptarnos como somos y para aprender a amarnos, siendo felices con ello y disfrutando de lo que tenemos, sea mucho o poco.

Trabajar y otorgar el perdón

El rencor enferma el alma y la envenena. Las personas que viven en rencor no pueden ser felices, ya que llevan una carga muy pesada sobre sus hombros, lo que reflejan con malos tratos, mal humor y todo lo negativo que se pueda imaginar.

Trabajar y otorgar el perdón es la manera indicada para dejar ir lo que nos hace daño y con ello, comenzar a sentirnos bien con nosotros mismos, encontrando energías positivas que de inmediato nos ayuden a sentirnos felices con lo que somos y con lo que hacemos.

Amistades

Aunque sean pocos amigos, pero los que tengas deben ser de calidad. Amigos con los cuales compartir risas y tristezas, momentos de felicidad y de lamento, pero amigos que sepas que estarán ahí para cuando los necesites, estos son los amigos que se convertirán en motivo de felicidad para tu vida.

Cuidar de ti mismo como cuidas de los demás

Solemos apegarnos a la idea de que pensar en nosotros antes que en alguien más es algo malo, egoísta, pero no es así.

Cuidar de nosotros mismos permite que demos a nuestro cuerpo y a nuestro espíritu lo que necesita para sentirse feliz, enfocándose tanto en el interior como en el exterior.

Nos referimos a hacer ejercicio para que el cuerpo se sienta bien por como se ve y como se desarrolla, así como también, descansar, leer, dormir, comerse algo rico, darse gusticos de vez en cuando.

Todo esto es consentir nuestro cuerpo, cuidar de nosotros, resultando ser más que necesario para encontrar la felicidad.