¿Cómo es el diagrama de flujo? Un diagrama de flujo es una forma ideal de representar gráficamente un proceso complejo. Existen más de 30 símbolos normalizados que pueden utilizarse para crear un diagrama de flujo. Estos símbolos pueden representar cualquier cosa, desde un proceso hasta un documento, pasando por las decisiones esperadas. En este artículo aprenderá qué significan las diferentes formas, cuándo puede ser útil un organigrama y qué tipos de organigrama pueden utilizarse en el lugar de trabajo.

 

Un diagrama de flujo es un diagrama que representa gráficamente los pasos, la secuencia y las decisiones de un proceso o flujo de trabajo. Aunque estos diagramas existen en muchas variedades, un diagrama de flujo general es la forma más sencilla de modelo de proceso. Es una herramienta útil que puede utilizarse en muchos ámbitos para planificar, visualizar, documentar y mejorar los procesos.

 

Si quiere saber más sobre los diferentes tipos de diagramas de flujo y sus símbolos, ha llegado al lugar adecuado. También le explicaremos cómo se crean los organigramas y le mostraremos algunos ejemplos para que se inspire.

 

La historia del organigrama

 

El principio del diagrama de flujo existe desde hace años. La representación gráfica de procesos y proyectos tiene su origen en el siglo XX, concretamente en 1921. En aquel momento, dos ingenieros industriales, Frank y Lillian Gilbreth, de la Sociedad Americana de Ingenieros Mecánicos (ASME), trabajaban en un proyecto que representaron a base de gráficos y símbolos.

 

En su momento, este nuevo tipo de representación fue muy bien aceptado, lo que llevó a su uso más amplio. A lo largo de los años, el principio del diagrama de flujo se ha perfeccionado y normalizado. Así, también se desarrolló un significado estandarizado de los símbolos, que se ha mantenido hasta hoy.

 

Campos de aplicación de los organigramas/diagramas de flujo

 

El uso de diagramas de flujo es adecuado para una variedad de escenarios, por ejemplo:

 

1. documentar los procesos

 

Un diagrama de flujo es una excelente manera de mostrar y documentar un proyecto o proceso empresarial.

 

2. simplificar y visualizar ideas y procesos complejos.

 

Es probable que no todos los miembros de su equipo tengan el tiempo (o los recursos) para leer documentos de procesos complejos y detallados. La creación de un diagrama de flujo ofrece a todo el mundo una forma fácil de hacer un seguimiento de los flujos de trabajo y las tareas y obtener una visión general de cada paso lo más rápidamente posible.

 

3. coordinación del equipo y asignación eficiente de tareas

 

Una representación visual del proceso puede facilitarle la asignación de tareas y la organización del trabajo de su equipo para que todo vaya bien.

 

4. tomar y justificar decisiones

 

Las decisiones suelen parecer mucho menos intimidantes y complejas cuando se presentan en un diagrama de flujo. Un diagrama de flujo también le ayudará a comprender las consecuencias de sus decisiones, facilitando la previsión y justificación de los siguientes pasos.

 

5. Prevención e identificación de cuellos de botella y problemas

 

Los organigramas ayudan a identificar los cuellos de botella o los problemas antes de que se produzcan. La guía visual le permite supervisar cada paso del proceso, garantizando que se asignen el tiempo y los recursos suficientes a cada paso.

Vale la pena leer: ¿Quiere alcanzar el máximo potencial de su equipo? Entonces no puedes prescindir de la asignación de recursos.

 

6. estandarizar los procesos

 

Cuando su diagrama de flujo esté listo, podrá reutilizarlo para proyectos y procesos similares. Esto le ahorrará a usted y a su equipo mucho tiempo y estrés a largo plazo.

 

7. seguimiento del progreso del proyecto

 

Como los pasos del diagrama de flujo son tan fáciles de seguir, siempre podrá ver exactamente en qué punto de un proyecto o proceso se encuentra su equipo. De este modo, podrá ver rápidamente los progresos realizados y hacerse una idea de las tareas que quedan por hacer.